Jabra Gabriel Kurbaji, el empresario con cargo estatal en Venezuela mientras dirigía una firma en un paraíso fiscal

El empresario venezolano Jabra Gabriel Kurbaji fue uno de los que figuró en 2013 en los Offshore Leaks, por su papel como director desde 2006 en la compañía Sunnyland Investments, Ltd., registrada en Barbados, un paraíso fiscal según la Unión Europea.

Según la web Prensa América, En Sunnyland Investments, Ltd. también aparece Achkar Maria Teresa Karkour como directora y otra compañía Trident Corporate Services (B’dos) Ltd, como “secretaria”.

En el mismo año de convertirse en director de Sunnyland Investments, Ltd, 2006, Kurbaji se desempeñaba como director de Turismo de la Gobernación de Anzoátegui, como aparece en un artículo de prensa de la época que puede hallarse en aporrea.org.

Esto significa que mientras ocupaba un cargo público, ejercía también como empresario en paraísos fiscales. Cabe preguntarse si habrá sido con algún propósito de corrupción.

Offshore Leaks es el nombre de un informe que reveló los detalles de 130.000 cuentas offshore en abril de 2013. Algunos observadores lo han calificado como el mayor golpe contra el fraude fiscal internacional de todos los tiempos (hasta la fecha), aunque se ha señalado que las empresas normales pueden usar la legislación offshore para facilitar trámites en el comercio internacional.

El informe se originó en el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) (organización sin fines de lucro de periodismo de investigación con sede en Washington), que colaboró con reporteros de todo el mundo para producir la serie de informes de investigación publicados en conexión con la publicación del ICIJ The Global Muckraker.

La investigación se basa en un depósito de 2.5 millones de registros secretos sobre los activos offshore de personas de 170 países y territorios, obtenidos por el director de ICIJ, Gerard Ryle.

Jabra Gabriel Kurbaji fue propietario en Venezuela de la empresa Avior Turístico, tras asociarse con accionistas de la aerolínea Avior y romper luego relaciones con éstos.

Kurbaji, se escucha, facturaba cientos de millones para su propia empresa en pasajes aéreos, vuelos charter, aviones privados y transporte terrestre de lujo para elecciones internas del PSUV, principal partido chavista, y para un programa oficial con fines turísticos.

El empresario y su hijo, protegidos de miembros del régimen venezolano, pasean y viven libremente en Estados Unidos, sin ser todavía sometidos a las sanciones de la OFAC.

La gestión de Kurbaji como presidente del equipo de fútbol Deportivo Anzoátegui estuvo repleta de hechos irregulares y dejó una deuda enorme en ese equipo venezolano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *