La controversia de Simple TV en Venezuela y sus propietarios

Cocky de la Torre

La operación de Simple TV en Venezuela está cargada de controversia. Algunos suponen que la empresa, que pasó a sustituir a DirecTV tras la salida de Venezuela de esta operadora de televisión satelital, no es más que una fachada controlada por altos personeros chavistas o por empresarios vinculados a éstos.

Se han mencionado varios nombres, entre ellos los del empresario Eduardo Capriles y un hijo de su pariente Armando Capriles, asociados con el chavismo en otros negocios. Ambos son parientes del líder opositor venezolano Henrique Capriles Radonski.

Eduardo Capriles, Armando Capriles

El escritor y abogado Raymond Azar ha abordado el tema de Simple TV en la web thefreedompost.net, en donde ha dicho.

Simple TV, un “simple” negocio del régimen que aplaudió la oposición

Por Raymond Azar

thefreedompost.net

Simple TV, ha sido de todo menos simple para sus usuarios. Es muy variado su proceder, pero todo es malo: comienza con las públicas y notorias dificultades que experimenta la plataforma, el cobro de equipos que ya existían previamente, las miles de quejas, y las múltiples denuncias por no subir operativamente a la parrilla, canales que ya había ofrecido esta compañía.

La “expropiación” sin remuneración de DirecTV, que se suma a la larga lista de empresas que pasaron por lo mismo, ni siquiera activan los planes mensuales que clientes pagan en su totalidad, sino que se tienen que hacer recargas por cantidad de días.

Retrocediendo el tiempo recordaremos que Simple TV sustituyó Scale Capital y esta a su vez sustituyó previamente a DirecTV Venezuela, la empresa de televisión por suscripción con más clientes en el país, hasta que en el mes de mayo de 2020 salió del país.

Scale Capital es una firma de gestión fundada en el año 2012, con sedes en Miami, Florida (Estados Unidos), Londres (Inglaterra) y Santiago de Chile (Chile). Es una firma que maneja inversiones vinculadas con las telecomunicaciones y la inteligencia artificial.

Sus dos socios directores son Jacopo Bracco, presidente de DirecTV Panamericana de 2004 a 2015, y Oliver Alexander Flögel, exdirector ejecutivo de Microsoft Chile y exdirector general de Telefónica Chile.

Fuentes cercanas a The Freedom Post aseguran que sus dueños Jacopo Bracco, y Oliver Alexander Flögel, son testaferros del régimen para evitar las temidas sanciones y poder operar con “normalidad”. El dueño real de esta fachada es un alto personero del régimen, un operador más del chavismo que se vincula económicamente entre Venezuela y la ciudad de Miami.

Sino ¿Cómo opera con tanta “normalidad”? Nadie sabe, ¿Protección al consumidor? No, no existe.

El indicador es uno solo: la conexión con la cúpula roja y con una “oposición” que pone prioridad a la transmisión de TV por cable antes que un cese de usurpación.

El antiguo DirecTV es otro guiso más.

Esta historia de corrupción está lejos de terminar. Todo indica que la cara detrás del telón estaría vinculado al desfalco y lavado de dinero con empresas de alimentos, rama que es bien conocida por los agentes del régimen.

Esta historia hace que nazcan más interrogantes: ¿Por qué DirecTV no podía cobrar 2 USD por el Servicio? Y Ahora en su lugar opera una compañía que cobra casi los 28 USD. ¿Cuál es la lógica de esto?

Lamentablemente hoy en su mayoría para que una empresa o negocio en Venezuela funcione necesita “conexiones”, pero quien está detrás de esto, es una persona pesada, porque ha sido aplaudido por ambos bandos políticos (con sus bandas) y se ha prestado para la continua distracción de la población que se ahoga en miseria, y que también se ahoga en balsas.

Simple TV, otro “logro” de dudoso fin que va de la mano tanto de rojos como de azules.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *