Los negocios de un parlamentario libanés y su hijo con venezolanos implicados en escándalos de corrupción

En la imagen, Moustafa El Husseini

Días después del 17 de octubre de 2019, estalló el movimiento de protesta, el parlamentario Moustafa El Husseini  proclamó su apoyo a la transparencia y prometió levantar el secreto bancario en sus cuentas, pero omitió revelar que él y su hijo establecieron firmas con un grupo de venezolanos. implicados en el blanqueo de capitales a escala industrial, según un reporte de Albin Szakola para el medio libanés L’Orient Today.

L’Orient Today se enteró de que el parlamentario y su hijo, Firas El Husseini, son parte de una misteriosa red de empresas offshore en Beirut, cuyos copropietarios incluían al hermano de un exdirector fugitivo de la petrolera estatal venezolana y un empresario acusado en Andorra de un plan criminal multimillonario.

Firas El Husseini, un abogado que se especializa en derecho de sociedades, dijo que se desempeñó solo como abogado de los venezolanos para abrir las firmas en el Líbano, pero no tuvo nada que ver con ninguna de sus posibles actividades.

En cuanto a la participación de su padre político, el abogado le dijo a L’Orient Today que fue agregado como accionista nominal de una empresa únicamente con el propósito de cumplir con los requisitos legales libaneses para el número mínimo de propietarios de una empresa.

“Mi padre no tiene nada que ver con todo el asunto”, dijo Firas El Husseini. El MP no respondió a múltiples llamadas telefónicas.

Un rastro de documentos corporativos y legales, así como informes de los medios revisados ​​por L’Orient Today, muestran que los socios comerciales venezolanos de los Husseinis se han visto atrapados en juicios por lavado de dinero en Venezuela, Estados Unidos y Andorra. No se pudo comunicar a nadie por qué abrieron empresas offshore en el Líbano.

“Nunca estuvieron involucrados en actividades relacionadas con el Líbano”, dijo Firas El Husseini.

En septiembre de 2018, un juez del microestado ibérico de Andorra presentó cargos contra 28 personas por blanquear más de 2.000 millones de dólares a través de Banca Privada d’Andorra. Si bien la acusación permanece sellada, los nombres de los acusados ​​y los detalles del plan se han filtrado a la prensa.

Según el diario local Diari d’Andorra , la acusación formal alega que los conspiradores utilizaron su influencia durante el mandato de Rafael Darío Ramírez Carreño como presidente de Petróleos de Venezuela, SA (PDVSA) de noviembre de 2004 a septiembre de 2014 para recibir sobornos por contratos firmados por el estado. gigante petrolero de propiedad con empresas extranjeras, incluidas las de China.

Estos ingresos ilícitos fueron luego supuestamente canalizados a través de la Banca Privada d’Andorra bajo la dirección de Diego Salazar Carreño, primo del exjefe de PDVSA, en un esquema global que involucra a empresas fachada en paraísos fiscales, informó El País con sede en Madrid .

Venezuela ha emprendido acciones legales con respecto al esquema de lavado de dinero, arrestando a Diego Salazar Carreño en diciembre de 2017 y emitiendo solicitudes de extradición para sus presuntos conspiradores después de que una investigación encontró que al menos 20 personas participaron en el lavado de dinero. Caracas dice que se lavaron más de 4.200 millones de euros a Banca Privada d’Andorra a través de 40 empresas fantasma.

Entre los acusados ​​o investigados en Andorra y Venezuela, cuatro figuras venezolanas anteriormente bien conectadas abrieron o adquirieron empresas offshore en Beirut entre enero y julio de 2014, durante los últimos meses del mandato de Rafael Darío Ramírez Carreño como presidente de PDVSA.

De Caracas a Beirut

Antes de abrir empresas offshore en la capital de Líbano, Luis Mariano Rodríguez Cabello, supuestamente la mano derecha en el esfuerzo de lavado de dinero de Diego Salazar Carreño, ya había recibido millones de euros en sus cuentas en Banca Privada d’Andorra, según el poder judicial de Venezuela.

En enero de 2014, Rodríguez Cabello y Favio Vicente González Ciavaldini, ex ejecutivo de PDVSA , iniciaron el proceso para establecer firmas con su abogado, Firas El Husseini, según documentos corporativos obtenidos por L’Orient Today . Dos meses después, registraron formalmente Avonstone International Consulting SAL Offshore, Sinoven SAL Offshore, DS Investments SAL Offshore y Technoproyectos SAL Offshore.

Sinoven SAL Offshore fue una de las misteriosas empresas cofundadas a principios de 2014. Foto tomada en el Registro Comercial de Beirut.

“Actué como su abogado. No tengo ningún interés común con esta gente ”, dijo Firas El Husseini, y agregó que los venezolanos le fueron remitidos por un colega.

Si bien Rodríguez Cabello fue inicialmente nominado como director financiero de estas entidades corporativas, a mediados de 2014 sus juntas directivas le otorgaron a Firas El Husseini, un abogado en las listas del Colegio de Abogados de Beirut, el poder de administrar las finanzas de las firmas.

DS Investments SAL Offshore fue una de las empresas en las que Rodríguez Cabello fue nominado como CFO, antes de que Firas El Husseini, como abogado, asumiera los poderes de firma, como se muestra en esta imagen compuesta de documentos fotografiados en el Registro Mercantil de Beirut.

Según Firas El Husseini, este es un arreglo normal, por el cual los principales propietarios de entidades offshore que no están presentes en el país delegan autoridad en un apoderado.

Bajo la dirección legal de Firas El Husseini, a DS Investment SAL Offshore y Avonstone International Consulting SAL Offshore se les otorgaron $ 6 millones en servicios de garantía en efectivo por parte de Jammal Trust Bank, que fue liquidado en septiembre de 2019 después de ser sancionado por los EE . UU .

Como se muestra en esta imagen compuesta de documentos fotografiados en el Registro Comercial en Beirut, DS Investments SAL Offshore y Avonstone International Consulting SAL Offshore tenían instalaciones de garantía en efectivo con Jammal Trust Bank, ahora desaparecido, por valor de millones de dólares.

Firas El Husseini y Rodríguez Cabello también se unieron para adquirir una firma preexistente en Beirut, Energy Risk Indemnity SCC Off Shore SAL, en agosto de 2014. Esta misteriosa compañía comparte un nombre similar a una firma caribeña, también dirigida por Cabello, implicada en el plan de blanqueo de capitales.

El otro socio en esta empresa, Luis Enrique Tenorio Rodríguez, se desempeñó como diplomático venezolano en Beijing a principios de la década de 2010 antes de infringir la ley. La investigación de Andorra sobre el esquema de lavado de dinero encontró que Tenorio Rodríguez ayudó a ocultar las ganancias ilícitas de Diego Salazar Carreño de sobornos de empresas chinas,  informó El País .

Una empresa en Barbados con un nombre sorprendentemente similar al Energy Risk Indemnity SCC Off Shore SAL apareció en el radar de Washington por transferencias de dinero sospechosas. Desde octubre de 2014 hasta noviembre de 2015, la cuenta comercial de la SCC de Indemnización por Riesgo Energético de Barbados recibió más de $ 100 millones en transferencias bancarias sospechosas , según un informe filtrado de la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Tesoro de EE. UU.

Se creía que las transferencias a la empresa barbadense estaban vinculadas al escándalo de lavado de dinero de la Banca Privada d’Andorra y estaban relacionadas con Rodríguez Cabello, según el informe de FinCEN.

Al igual que su homónimo libanés, Rodríguez Cabello formó parte de la junta directiva de Energy Risk Indemnity SCC hasta al menos 2016, según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

La compañía de Barbados le dijo a L’Orient Today que «no tiene conocimiento de la SAL de SCC Off Shore de Indemnización por Riesgo Energético con sede en Beirut», y agregó que «no hay conexión entre esa entidad y nuestra empresa».

Todas estas empresas libanesas fueron disueltas y eliminadas del registro empresarial del país entre noviembre de 2016 y marzo de 2017, después de que los directorios tomaran la decisión de liquidar las empresas a finales de 2015.

Desde entonces, sus dueños venezolanos se han enfrentado a un peligro legal, y Caracas solicitó a España la extradición de Rodríguez Cabello . Con base en la investigación en Andorra, el poder judicial de Venezuela emitió hallazgos que vinculan a Tenorio Rodríguez y González Ciavaldini con el esquema de lavado de dinero en Banca Privada d’Andorra. Rodríguez Cabello fue imputado en Andorra en septiembre de 2018.

Otra empresa dentro de la red de entidades extraterritoriales registradas en Beirut aún no se ha cerrado formalmente. Sus dueños son los más prominentes de las figuras libanesas y venezolanas curiosamente conectadas.

Hermanos mayores

Roraima SAL Offshore fue fundada en julio de 2014 por Moustafa El Husseini, quien fue electo al Parlamento libanés cuatro años después, y Fidel Darío Ramírez Carreño, médico del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Acta de una reunión para fundar Roraima SAL Offshore, que se registró formalmente en julio de 2014. Foto tomada en el Registro Comercial de Beirut.

El hijo de un guerrillero marxista, Fidel Ramírez Carreño y su hermano Rafael, un confidente cercano y zar petrolero de Chávez, ascendió a puestos importantes en la vida venezolana. En octubre de 2011, Fidel Ramírez acudió a la televisión nacional del país para negar que Chávez tuviera un cáncer terminal, una afirmación que se demostró falsa menos de dos años después.

Meses después de formar Roraima SAL Offshore, Fidel Ramírez Carreño recibió una transferencia de dinero que llamó la atención de las autoridades estadounidenses. El 18 de diciembre de 2014, el médico recibió 300.000 dólares de dos empresarios acusados ​​por fiscales estadounidenses en el Distrito Sur de Nueva York de blanquear dinero para funcionarios del gobierno venezolano.

Los dos empresarios fueron declarados culpables en 2018, y la transferencia a la cuenta bancaria de Fidel Ramírez Carreño en Panamá sirvió como prueba, según documentos judiciales revisados ​​por L’Orient Today . La fiscalía alegó que el médico era un funcionario del gobierno en ese momento, sin dar más detalles sobre el cargo que ocupaba.

En esta imagen compuesta, una referencia cruzada de las presentaciones en un caso penal federal de los EE. UU. Muestra a Fidel Ramírez Carreño recibiendo $ 300,000 en diciembre de 2014.

El hermano de Fidel Ramírez Carreño, Rafael, se desempeñó como embajador de Venezuela ante la ONU hasta noviembre de 2017, cuando fue destituido del cargo. Rafael Ramírez Carreño se ha convertido en un duro crítico del gobierno de Nicolás Maduro, que a su vez ha emitido una orden de aprehensión contra el exjefe de PDVSA en el esquema de lavado de activos y solicitó su extradición de Italia.

Se desconoce el paradero actual de Fidel Ramírez Carreño. Él estaba vinculado por el poder judicial de Venezuela para el lavado de dinero a través de esquema de Andorra, a pesar de que no fue acusado en el pequeño principado.

Al igual que su socio comercial en Roraima SAL Offshore, la carrera de Moustafa El Husseini se ve ensombrecida por un hermano más prominente. El hermano del diputado de Jbeil, Hussein, fue elegido por primera vez para el parlamento libanés en 1972 , antes de convertirse en presidente de la legislatura en 1984. Hussein El Husseini ocupó el cargo de alto perfil durante ocho años y desempeñó un papel clave en la intermediación. los Acuerdos de Taif de 1989 que pusieron fin a la Guerra Civil Libanesa. No hay indicios de que Hussein El Husseini tenga alguna conexión con los negocios en cuestión de su hermano y sobrino.

A diferencia de Fidel Ramírez Carreño, la fortuna de Moustafa El Husseini mejoró tras el establecimiento de Roraima SAL Offshore. En mayo de 2018, obtuvo un escaño en el Parlamento de la circunscripción del Monte Líbano I de Jbeil y Kesrouan.

Elegido en la lista electoral We Decide junto con Farid Haykal Khazen, Husseini participa en el parlamento con el Movimiento Marada. Su breve mandato en el Parlamento hasta ahora se ha visto sacudido por el movimiento de protesta del 17 de octubre de 2019, que ha dejado a los parlamentarios luchando por distanciarse de la corrupción.

Al anunciar su apoyo al levantamiento del secreto bancario el 26 de octubre de 2019, Husseini invocó el tema de la recuperación de fondos robados. Las autoridades venezolanas están de acuerdo, o al menos lo están, con respecto a la riqueza que supuestamente trasladaron al extranjero los socios venezolanos de Husseini y su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *