Ignacio Salvatierra, testaferro de Paquirri y suegro de uno de los grandes financieros de la “boligarquía”

En la imagen, Ignacio Salvatierra

Cocky de la Torre

Con cuentas del torero Francisco Rivera Pérez, más conocido como Paquirri, en el Banco Unión de Venezuela, el banco de Ignacio Salvatierra y su padre Salvador Salvatierra, así como una mansión en Miami y probablemente otra parte desconocida de la herencia del matador, los Salvatierra acabarían por convertirse en albaceas y testaferros de Paquirri, encargados de cuentas y bienes que tras la muerte del torero en 1984, ya entrado 1986, reclamaría su viuda, Isabel Pantoja. Es la misma herencia que todavía sigue disputando la familia que el torero tuvo con Carmen Ordóñez, antes de su separación en 1979.

Ignacio Salvatierra es el suegro de uno de los mayores brokers financieros de figuras vinculadas al chavismo en Venezuela, algunos de ellos conocidos como «boligarcas».

La amistad de Paquirri con Salvatierra, condujo al torero a comprar una mansión en Miami, en la misma zona que el banquero y a poner las escrituras del inmueble a su nombre.

El Banco Unión, fundado por Salvador Salvatierra, ocupaba en 1996 el quinto lugar, por su nivel de captaciones, dentro de la banca en Venezuela, antes que un remolino de fusiones y absorciones llevarán a la desaparición del banco, después de ser adquirido por Banesco en el año 2000. El mismo 1996 Ignacio Salvatierra, presidente ejecutivo del Banco Unión, contemplaba la transformación de la banca venezolana, en ese entonces conformada en 60 por ciento por capital extranjero, cuando declaraba que los nichos del mercado y las áreas de negocio serían el mayor reducto de «los criollos».

Un comentario en «Ignacio Salvatierra, testaferro de Paquirri y suegro de uno de los grandes financieros de la “boligarquía”»

  • el lunes, 7 diciembre, 2020 a las 11:58 PM
    Enlace permanente

    Pobre Paquirri como le utilizaron este y su ultima mujer la pantoja

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *