Societe Generale hizo la vista gorda ante trama irregular de empresario paquistaní en Reino Unido

Durante casi veinte años, el poderoso empresario paquistaní Ghouse Akbar depositó parte de su fortuna en Gran Bretaña en nombre de su tía. Conveniente para escapar de los acreedores, y sobre todo para evitar controles relacionados con su condición de persona expuesta políticamente (PEP). Según Gotham City. el truco no molestó a la filial londinense de la empresa francesa de servicios financieros Société Générale, que le prestó millones y se hizo de la vista gorda ante sus montajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *