Alemania solicitó el arresto de Jürgen Mossack y Ramón Fonseca, fundadores de la firma de abogados Mossack Fonseca, tras escándalo de los Panama Papers

Will Fitzgibbon
ICIJ | Traducción

Alemania ha emitido órdenes de arresto contra los fundadores del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca más de cuatro años después de la publicación de los Papeles de Panamá, una investigación liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Los fiscales de Colonia, en el oeste de Alemania, buscan a Jürgen Mossack, de 72 años, y a Ramón Fonseca, de 68, acusados ​​de ayudar a la evasión fiscal y formar una empresa criminal mundial, según informes de los socios de medios del ICIJ Süddeutsche Zeitung, NDR y WDR.

Un portavoz de la fiscalía de Colonia confirmó la existencia de dos órdenes de arresto internacionales, pero se negó a declarar contra quién, como es habitual.

El portavoz dijo que las órdenes de arresto estaban relacionadas con las investigaciones que comenzaron en 2014 cuando las autoridades obtuvieron un subconjunto de datos de Mossack Fonseca. Los datos proporcionaron “evidencia de delitos penales en más de 600 casos”, dijo el portavoz.

Mossack y Fonseca no respondieron a las solicitudes de comentarios del ICIJ. Ambos han negado previamente haber actuado mal.

Süddeutsche Zeitung informó que Panamá no extradita ciudadanos y no está claro cuándo o si los hombres enfrentarán un juicio en Alemania. Los investigadores esperan que Mossack, nacido en Alemania, regrese voluntariamente para recibir una sentencia más corta debido a la vejez, según el periódico.

Mossack y Fonseca, un exasesor presidencial, fundaron su bufete de abogados homónimo en 1986. Expandió sus operaciones a 40 países y territorios, desde China hasta Uruguay, antes de cerrar en 2018 como resultado de la investigación de los Papeles de Panamá.

La investigación, una colaboración de más de 400 periodistas de 80 países, reveló cómo políticos, criminales, celebridades y otros ocultaban activos y evitaban impuestos a través de compañías secretas offshore. Los periodistas exploraron más de 11,5 millones de registros internos de Mossack Fonseca proporcionados a Süddeutsche Zeitung por un denunciante anónimo, John Doe . ICIJ coordinó la colaboración global.

La investigación dio lugar a renuncias y condenas de líderes mundiales, incluido el primer ministro islandés Sigmundur Gunnlaugsson y el líder paquistaní Nawaz Sharif . Las naciones lanzaron miles de investigaciones y recuperaron más de $ 1.2 mil millones en multas, multas e impuestos.

En 2018, los fiscales estadounidenses acusaron a cuatro hombres, incluidos dos ex empleados de Mossack Fonseca, de «fraude electrónico, fraude fiscal, lavado de dinero y otros delitos en relación con sus roles en un esquema criminal de décadas». El mes pasado, un ex contribuyente estadounidense y su contador se declararon culpables de delitos fiscales y fueron condenados a prisión. Los ex empleados de Mossack Fonseca, Ramses Owens y Dirk Brauer, siguen «prófugos», según Estados Unidos.

Mossack y Fonseca aún enfrentan una investigación criminal en Panamá. Los hombres también están bajo una investigación del FBI que podría llevar a un juicio en los Estados Unidos, según documentos judiciales recientes de los abogados del dúo panameño que demandaron a Netflix en un tribunal federal por difamación derivada de la película de 2019 repleta de estrellas, The Laundromat. .

Los fiscales estadounidenses pueden actuar contra Mossack y Fonseca si los funcionarios han invertido importantes recursos en el caso y si «creen que los alemanes pueden tener dificultades para obtener la custodia», dijo a ICIJ el abogado Bruce Zagaris, con sede en Washington DC, por correo electrónico.

Los fiscales se negaron a comentar. Los abogados de Fonseca y Mossack no respondieron a las preguntas.

Fonseca respondió en Twitter a las noticias sobre la orden atacando a una «mafia internacional de izquierda».

Fonseca dijo que su firma vendió empresas a un banco alemán, que a su vez vendió empresas extraterritoriales a personas que las utilizaban con fines fiscales. Su firma no tiene nada que ver con las actividades de las compañías offshore, dijo. Alemania emitió las órdenes de aprehensión «para continuar el ataque de descrédito de la Unión Europea contra Panamá», escribió .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *