El vínculo de los «bolichicos» venezolanos Alejandro Betancourt y Francisco Convit que puso en alerta a las autoridades suizas

En la imagen, Alejandro Betancourt y Francisco Convit

Dos venezolanos vinculados al plan de corrupción de PDVSA, Alejandro Betancourt y Francisco Convit, y una tercera persona anónima fueron investigados por fiscales suizos a mediados de 2012. El trío era sospechoso de lavado de dinero y soborno, según el fiscal suizo.

Según finews.com, la investigación se inició un año antes de que el dúo «bolichico» Betancourt y Convit tomaran participaciones de menos del cinco por ciento en Banca Credinvest. El regulador suizo sancionó al banco privado con sede en Lugano  por sus tratos con PDVSA , luego de una investigación de dos años.

En junio de 2012, los fiscales suizos congelaron un total de 46,2 millones de francos suizos (50,4 millones de dólares) en fondos en poder de Betancourt y Convit, que son primos, y la tercera persona, en varios bancos suizos, según un documento de la oficina del fiscal general al que tuvo acceso finews.com .

La investigación fue impulsada por bancos suizos, incluida la subsidiaria de Deutsche, así como Sal. Oppenheim en Suiza, quien notificó a los funcionarios que sospechaban que el dinero era ilícito y se había utilizado para pagar sobornos.

Diez meses después, en abril de 2013, los fiscales suizos retiraron la investigación sobre Betancourt, Convit y la tercera persona, según el documento. La fiscal federal del caso, Claire Daams , escribió que Suiza suspendería la investigación porque no podía establecer una causa probable.

Específicamente, citó una decisión judicial que determinó que los fondos en poder de Betancourt y Convit no eran criminales y que se habían comportado adecuadamente en relación con los contratos gubernamentales. El hecho de que, probablemente en Venezuela, no reconociera que se había cometido un crimen, a su vez estrelló el caso de Suiza contra el dúo.

La fiscalía suiza tachó los nombres y varias otras características de identificación, como qué país extranjero en el documento . El fiscal puso el documento a disposición de finews.com en respuesta a solicitudes de información sobre por qué la investigación de 2013 sobre Betancourt y Convit no resultó en cargos criminales.

Hasta 1,5 billones de dólares desaparecieron de las arcas de PDVSA entre 2002 y 2014, según « infodio », un sitio web dedicado a hacer una crónica del soborno en la empresa estatal de petróleo y gas de Venezuela. Cientos de millones en el épico esquema de corrupción han aterrizado en cuentas en el extranjero en Suiza, como escribió finews.com el mes pasado.

Según los informes, Betancourt es un conspirador venezolano anónimo que figura en una denuncia penal estadounidense que detalla un supuesto plan de soborno de 1.200 millones de dólares en PDVSA, y Convit fue acusado de lavado de dinero por fiscales estadounidenses en Miami hace dos años.

Los dos pertenecen a un grupo de jóvenes empresarios bien conectados que se enriquecieron bajo el régimen de Hugo Chávez , a menudo llamados bolichicos. Según los informes, los primos eran clientes de Matthias Krull , un exbanquero privado de Julius Baer que fue condenado a diez años de prisión en 2018 (se espera que se convierta en testigo del estado).

El abogado de defensa criminal de Betancourt y Convit en la investigación de 2013 no respondió a una solicitud de comentarios; dos abogados suizos que recientemente representaron a Betancourt en una reciente oferta legal fallida, que lo destacó como accionista de Credinvest , tampoco respondieron.

La falta de voluntad de Venezuela para perseguir un supuesto soborno en PDVSA obstaculizó los esfuerzos de Suiza a principios de este año para presentar cargos de corrupción, como informó finews.com en septiembre . Esto representa un patrón común en las investigaciones de corrupción, que dependen en gran medida de la asistencia legal extranjera para llevar a los lavadores de dinero a la cuenta.

Venezuela, donde el presidente Nicolás Maduro se aferra al poder, tiene poco interés en reconocer el soborno de PDVSA o ayudar a los fiscales extranjeros que buscan hacerlo. A pesar de la constante escalada de sanciones de Estados Unidos contra Venezuela, los esfuerzos para instalar al líder de la oposición Juan Guaidó se han derrumbado, como, al parecer, lo ha hecho una investigación criminal dirigida por Estados Unidos sobre PDVSA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *