Empresario Moris Beracha niega acusaciones y asegura ser objeto de “declaraciones deliberadamente falsas y engañosas”

El empresario venezolano Moris Beracha ha reaccionado a un reporte de expresa.ME que lleva por título «Moris Beracha, figura clave en la gestación de fraudes financieros con fondos del Estado venezolano«.

En un mensaje el empresario ha dicho ser objeto de “declaraciones deliberadamente falsas y engañosas”, cuestionando el trabajo periodístico, que se fundamenta en reportes de distintos medios en línea.

Beracha ha amenazado con entablar una demanda por publicar, según opina, «declaraciones falsas y difamatorias» contra su persona. Asimismo ha expresado

He sido empresario durante muchos años y poseo una seria una sólida reputación. Sus acusaciones injustificadas y sin fundamento han dañado mi reputación y afectado negativamente mi negocio. Personalmente, ha realizado declaraciones deliberadamente falsas y engañosas sobre mí de la siguiente manera:
“Moris Beracha, figura clave en la gestación de fraudes financieros con fondos del Estado venezolano”
El título de su información me acusa de haber cometido el delito de fraude, lo que significa que su publicación está incurriendo en el delito de difamación.
“El empresario judío-venezolano, con nacionalidad estadounidense, Moris Beracha, había sido detenido en Miami por el FBI”.
Esta frase es una incitación al odio que utiliza la cultura, procedencia o credo del afectado, delito tipificado en la legislación estadounidense.
Señala además que Beracha fue detenido; tal información es falsa y fácilmente constatable. Esta afirmación es considerada difamación e injuria, pues afecta directamente el honor de la persona, delitos tipificados en la legislación.
“Tras lo ocurrido, el empresario de origen judio de 51 años”,
Por segunda vez en el mismo texto se hace alusión al origen racial y cultural de Moris Beracha, lo que representa una incitación al odio dentro del contexto en que está utilizado en el texto.
“En noviembre de 2009, en plena minicrisis bancaria, el diputado venezolano Ismael García, lo acusó por su participación junto al exministro de Finanzas y exgobernador en Venezuela de la provincia de Aragua, Rafael Isea, en la colocación a dedo de notas estructuradas”.
Esta información suministrada en el texto es absolutamente falsa. Pero además está sujeta a una grave acusación al describir que “colocaba a dedo”, dando a entender que se incurrió en un delito. Su texto incurre en la falta grave y tipificada en la ley de difamación, al imputarse un hecho concreto que no sucedió
“Asimismo, en una demanda legal en su contra, se señala que podía producir con relativa facilidad avances multimillonarios en efectivo en moneda estadounidense, por el precio debido”.
Este texto no sólo incurre en una injuria, sino que además se procede a proporcionar un dato falsos con la única intención de dañar el honor de la persona.
“En un par de demandas interpuestas ante cortes estadounidenses, se señala que tanto Moris Beracha y Francisco Illaramendi estuvieron en el centro de un esquema Ponzi de aproximadamente medio billón de dólares”.
Esta afirmación es una calumnia. Moris Beracha jamás participó de un esquema Ponzi y así lo determinó la justicia estadounidense en su debido momento; tal y como se desprende de las investigaciones llevadas a cabo por receiver investigador John J. Carney, en los Estados Unidos. El 27 de agosto de 2014, el Tribunal de Distrito de Connecticut, Estados Unidos, a través del interventor designado John J. Carney; desestimó el caso No. 12-CV-00180-SRU Carney vs. Beracha.
“John J. Carney, un oficial designado por un juez norteamericano para limpiar el desastre ocurrido tras el esquema Ponzi, asegura que Beracha, a través de sus contactos entre los ricos y poderosos de Venezuela, ayudó a Illaramendi a mantener su fraude a flote. Alega en su demanda que Beracha inyectó dinero nuevo dentro del esquema, a cambio de “tarifas exorbitantes y sobornos”. Carney afirmó que Illaramendi y Beracha hicieron más de $170 millones en transferencias fraudulentas a través de la web o de compañías offshore. La demanda además indicó que Beracha controlaba cuatro de las compañías utilizadas en el esquema ubicadas en las Islas Vírgenes Británicas: Bradleyville Ltd, Northwestern International Ltd, Brave Spirit Ltd y Rowberrow Trading Corp. Todas fueron incorporadas al Commonwealth Trust Limited (CTL), una firma de servicios que fue sancionada por reguladores de las islas por violar las reglas en contra del lavado de dinero.”
Lo relatado en este párrafo no es solo difamatorio, sino que ha sido manipulado y sacado de contexto; tal y como lo demuestran los documentos oficiales que son de acceso público. La publicación de esta información empaquetada de esta manera comprende un hecho punible y penable. Por lo tanto, es motivo de demanda.
“Por esto demandó al conocido comisionista venezolano Moris Beracha, al Fractal Fund y otras empresas de Beracha por US$ 171 millones. Carney acusó a Beracha y sus empresas de haber recibido pagos y comisiones de los fondos de Illaramendi que no tenían una contraprestación legal y razonable que justifique los exorbitantes pagos. Relaciones Venezolanas”.
Este párrafo contiene información falsa. Moris Beracha jamás fue objeto de demanda en este caso. Es impreciso y utilizado con el único fin de afectar su honor y reputación.
“Moris Beracha, representa a banqueros allegados a figuras del chavismo, que se enriquecieron con la emisión de bonos del estado venezolano, cuyos pagos dejó de hacer la administración de Nicolás Maduro, tras declararse en “default”.”
Esta afirmación que se hace en su publicación es absolutamente falsa, sin pruebas y basada en una especulación. Beracha no es representante de ningún banquero. Su persona tampoco tiene relación alguna con el chavismo; por lo tanto, se considera que la siguiente publicación representa un delito de difamación e injuria o tipificado en la ley.
Nuevamente se ratifica que el señor Moris Beracha nunca ha sido acusado de ningún crimen, no ha sido juzgado en ningún país y tampoco posee un récord criminal
Los señalamientos mencionados anteriormente son difamatorios porque se le acusa de haber participado en actividades ilícitas. Dichas declaraciones difamatorias han causado un daño grave e irreparable a mi reputación y negocio.

Moris Beracha, figura clave en la gestación de fraudes financieros con fondos del Estado venezolano



expresa.ME
respeta la libertad de credo y no tolera la incitación contra personas por su religión, origen o raza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *