Revelan alcance de nexo entre el magistrado Juan José Mendoza y el banquero Víctor Vargas en Venezuela

Jamás imaginó Juan José Mendoza Jover que llegaría a ser miembro de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela.

Según la web AlbertoNews, Mendoza, un oscuro personaje, que solo tiene en su pírrico currículo el haber sido diputado chavista con una relación partidista con Maduro y Cilia Flores, es un ejemplo de cómo el clientelismo secuestró la justicia venezolana. La web también señala

Mendoza preside hoy la Sala Constitucional, cual dueño de bodega, con tramas de corrupción a la orden del día, amparado en la inmunidad de su Magistratura, la misma que le ha servido para desbocarse en casos de corrupción con los expedientes judiciales de la Sala que preside.

El caso más emblemático fue la gestión proferida por Mendoza para proteger al banquero Víctor Vargas, cuestionado por el mal manejo de los bancos que posee y también buscado por la justicia internacional.

Mendoza, a cambio de jugosas sumas de dinero y de activos que jamás podrá demostrar su legítima procedencia, se ha convertido en el paladín defensor de Víctor Vargas dueño del BOD, del cual ni siquiera Antonio Morales supervisor de la banca chavista, ha podido frenar los tentáculos de Mendoza para proteger a Vargas.

Cómo podrá este siniestro magistrado, por ejemplo, justificar la adquisición de una lujosa mansión en el Country Club que le ha concedido su socio Víctor Vargas, sí, porque, así como lo leen, el magistrado Mendoza se llena la boca mencionando que tal ha sido su apoyo y defensa por los intereses financieros del banquero, que ahora se consideran socios.

Mendoza es dueño de camaroneras, de haciendas y fincas que lo hacen el terrateniente más grande de Los Andes, en su natal estado Trujillo, quienes ya lo conocen como un magnate, erigido en su propia mafia judicial en la que ofrece cualquier tipo de remedio jurídico, alegando que todos los casos judiciales pueden ser revisados por la Sala Constitucional.

Ni siquiera Tareck El Aissami acérrimo enemigo de Vargas, ha podido frenar las aventuras de Mendoza, quien han indicado que le queda muy poco en el Tribunal Supremo y que ha pedido que sus dos últimos años los termine al frente de la Presidencia de ese Tribunal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *