Los fraudulentos negocios de Pedro Antar y Jorge Reyes con su Caribbean Recovery Assets y la recuperación de bienes de Venezuela en el exterior

Silvio Pedraza | Opinión

La empresa fantasma que trató de que le asignaran un contrato para la recuperación de bienes de la República de Venezuela en el exterior, está conformada por unos “empresarios» bastante particulares, Jorge Reyes, archiconocido por dedicarse a los negocios mercantiles, pero se pudiera decir especializado en litigios judiciales, por la cantidad de demandas y visitas a las cortes de justicia, en casos donde ha sido demandado por personas a las que según los demandantes, los ha estafado en muchos miles de dólares.

Al parecer, a través de sus contactos en el mundo financiero, preparó una propuesta de “recuperación de bienes» y quizás con la ayuda de algún diseñador preparó unos gráficos y números, que al qué no conoce lo impresiona por los gráficos y los puntitos de colores, pero a los técnicos especializados y realmente conocedores del tema, nada de eso les llama la atención.

Cuando los representantes del Gobierno de Juan Guaidó, le entregan a los encargados de hacer la investigación de quiénes son, de dónde vienen, trayectoria de la empresa qué representan, antecedentes, referencias bancarias, personales y comerciales, cual sería la sorpresa de encontrarse ante una empresa de «maletín», solo comparable con una copia barata de una cartera de marca falsificada. Se prenden las alarmas y empiezan a aparecer casos judiciales por doquier, uno de ellos muy particular e importante, que es una sanción de el ente encargado de fiscalizar a las empresas e individuos que se dedican a los negocios financieros, Finra.

Lógicamente solo con ese antecedente era más que suficiente para que los representantes legales de la nación venezolana, inmediatamente dieran por descartada la selección de estas personas para manejar un tema tan extremadamente dedicado como el que se planteaba.

Ahora alegan que invirtieron una cantidad muy considerable de dinero (4 ó 5 millones de dólares), como lo comentaron en una entrevista que les hicieron en Internet, según ellos para hacer las investigaciones en diferentes países, hasta ahora lo qué se conoce extraoficialmente, es que los dos socios del cuestionado consorcio van a tener que demostrar esos gastos. Se han recabado Informaciones de que no les debe haber ido muy bien en los negocios, pues fueron desalojados, por pago de renta, de una oficina en Brickell, y uno de ellos se dedica al oficio que es la salvación de muchas personas para tener una entrada de dinero extra, Uber. La historia es bastante interesante y tiene muchas sorpresas, aparecen muchos personajes involucrados y que al parecer fueron engañados en su buena fe.

Pedro Silva Conde

El otro socio, Pedro Antar, es conocido en Venezuela y tuvo la suerte de que con una empresa sin ninguna experiencia se le asignara un contrato millonario para suplir unas máquinas para manejar las apuestas en el Hipódromo La Rinconada. En USA, ha estado enredado con un socio llamado Pedro Silva Conde en algo no muy claro que las autoridades tanto de Ecuador y USA aún siguen investigando.

¿Quién es quién y qué hay detrás de la denuncia contra comisionados de Guaidó de parte de la empresa Caribbean Recovery Assets?

Para saberlo hay que conocer a los cabecillas de esta empresa y sus socios, fundadores de las denuncias en contra de Juan Guaidó y sus funcionarios.

Caribbean Recovery Assets (CRA) integrado por las empresas LockinCapital y Global Risk Management, a cargo de Jorge Reyes y Pedro Antar, captados por Juan Guaidó con el objetivo de acceder a los activos del Estado venezolano en el exterior.

Según laiguana.tv, Jorge Reyes, es un corredor financiero muy conocido por atraer a “inversionistas y proveedores” venezolanos interesados en abrir cuentas en bancos extranjeros, lejos de las sanciones norteamericanas.

Por medio de la firma Lock In Capital Limited ponía a disposición tres bancos para la apertura de cuentas: en Asia el OCBC Bank Singapore, en Europa el CIM Bank Ginebra y en el Medio Oriente el Mirabaud Dubai.

Reyes solicitaba para la firma del contrato con la empresa 25 mil dólares por adelantado y otros 25 mil al tener la aprobación. Fue demandado en Florida, y su compañía cerrada en diciembre de 2019, por conspiración para cometer fraude y apropiación indebida de dinero en julio de 2017.

Las investigaciones determinaron que estas operaciones generaron 66 millones de dólares en comisiones fraudulentas. Su modus operandi era vender sus servicios a clientes “no adecuados” y de inglés precario. Entre 2013 y 2016, 18 clientes de CP Capital perdieron todo el dinero que invirtieron en las ofertas (unos USD$ 4.2 millones).

Mientras que Pedro Antar, está vinculado a una investigación por lavado de activos tras montar exportaciones fraudulentas desde Ecuador. Lujosos apartamentos en Miami y aviones ejecutivos, que fueron comprados a través del Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre) creado en 2008 por el Comandante Hugo Chávez, para fomentar el comercio entre los países ALBA.

El entramado captaba pobladores pobres para falsificar facturas. Les tramitaban el RISE (Régimen Impositivo Simplificado Ecuatoriano), imprimían talonarios como si fueran empresas proveedoras y les pagaban un mísero “bono” de 30 dólares mensuales.

El dinero llegaba a Ecuador por supuestas exportaciones a Venezuela pero a los pocos días salía a Florida. Algunas exportaciones estaban sobrevaloradas, otras nunca se realizaron. En las operaciones que generaron USD $228 millones intervinieron 60 compañías venezolanas y 30 ecuatorianas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *