Martín Lustgarten, figura clave en gigantescas tramas de lavado de dinero venezolano

Hace unos años, el experto en dinero venezolano Martin Lustgarten estaba atrapado en un calabozo federal acusado de lavar millones de dólares para narcotraficantes latinoamericanos mientras enfrentaba la triste realidad de pasar el resto de su vida en prisión.

Según un reporte de Jay Weaver y Antonio María Delgado para el diario estadounidense Miami Herald, hoy, Lustgarten es un hombre libre que vive en un rascacielos de Miami de $ 1 millón con vista a la bahía de Biscayne en un edificio llamado Blue Condo; su caso penal fue desestimado porque los fiscales federales lo manejaron mal y ni siquiera pudieron llevarlo a juicio.

Lustgarten sigue contando el dinero que amasó como corredor de divisas para las élites empresariales venezolanas sospechosas de robar miles de millones y mover sus fortunas a cuentas bancarias en Suiza, Hong Kong, Panamá y Miami, según fuentes familiarizadas con su historia. Pero entre bastidores, también ha estado ayudando al gobierno federal a construir casos penales contra sus excompatriotas.

Desde que se declaró culpable de una infracción de visa menor a fines de 2015, Lustgarten ha estado ayudando a investigadores y fiscales federales en una extensa investigación de lavado de dinero en Miami dirigida a un exbanquero suizo, un puñado de empresarios venezolanos conectados y funcionarios gubernamentales de alto rango. Se sospecha que pagaron fuertes sobornos mientras se enriquecían con los regímenes del presidente Nicolás Maduro y su predecesor, Hugo Chávez, el difunto líder de la revolución socialista del país.

En su papel de colaborador, el valor de Lustgarten ha sido señalar a las autoridades estadounidenses en la dirección correcta. Les dio un disco duro de computadora que había obtenido de un exbanquero suizo, Charles De Beaumont, que se convirtió en socio comercial de Lustgarten después de que dejó su banco, Compagnie Bancaire Helvetique, a fines de 2012, varias fuentes familiarizadas con su ayuda. dijo.

El disco duro, que De Beaumont compartió con Lustgarten, detallaba los tratos del administrador de dinero y del banquero suizo con el magnate televisivo venezolano Raúl Gorrín y los hermanos venezolanos Luis e Ignacio Oberto, ambos presuntos cleptócratas cercanos a los presidentes venezolanos, dijeron esas fuentes. El cuadro de personas cercanas a Chávez y Maduro que se han enriquecido bajo sus regímenes tiene su propia etiqueta de clase: boliburgueses , una variación de la burguesía.

Según un «Informe de actividades sospechosas», o SAR, presentado por HSBC Bank USA ante el Departamento del Tesoro, las diversas empresas de Lustgarten transmitieron y recibieron al menos $ 402 millones a través de cuentas bancarias para clientes venezolanos y otras empresas de todo el mundo entre 2010 y 2016. Otro El SAR presentado por Standard Chartered Bank muestra que las empresas de Lustgarten realizaron al menos $ 346 millones en transacciones con clientes globales, incluso en Miami, entre 2007 y 2015.

Los montos, reportados por solo dos de los bancos utilizados por Lustgarten, son sorprendentes. Representan siete veces más dinero que los $ 100 millones que fue acusado de lavar a través de cuentas bancarias estadounidenses para cárteles de la droga colombianos y mexicanos en su caso penal, que originalmente fue presentado por fiscales federales en Boston, donde Lustgarten había sido informante para el Control de Drogas. Administración. Su caso finalmente fue transferido a Miami, donde tuvo lugar la mayor parte del presunto lavado, pero finalmente fue desestimado porque los fiscales de Boston no pudieron obtener pruebas del banco suizo de manera oportuna para ir a juicio.

El panorama completo de las maquinaciones de Lustgarten se destaca en una filtración masiva de documentos que consisten en SAR, documentos presentados principalmente por funcionarios de cumplimiento bancario cuando parece que las transacciones muestran un patrón de posible lavado de dinero u otra posible ilegalidad. Al ofrecer a los cárteles de la droga y los cleptócratas los medios para limpiar sus ganancias a través de empresas fantasma y bancos legítimos, los lavadores de dinero apuntalan la corrupción y facilitan el hampa criminal, dicen las autoridades estadounidenses.

En el caso de Venezuela, el lavado de dinero ha permitido a las élites drenar al país de su riqueza, convirtiéndolo en un infierno de hiperinflación, desnutrición y violencia desenfrenada a pesar de las vastas reservas de petróleo. Millones de venezolanos han huido del país a la vecina Colombia, el sur de Florida y otros lugares.

Los documentos filtrados, el equivalente financiero de los informes de inteligencia no verificados, fueron obtenidos por el sitio de noticias en línea BuzzFeed News y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. El ICIJ reunió un equipo global de organizaciones de noticias para analizar los registros, incluidos, en los Estados Unidos, el Miami Herald, el Nuevo Herald y su matriz, McClatchy. Sus historias se publican como parte de una serie llamada The FinCEN Files.

El proyecto se basa en más de 2,100 SAR únicos, que involucran transacciones marcadas que superan los $ 2 billones en total. Unos 110 medios de comunicación de 88 países estudiaron detenidamente los documentos, que incluyen informes enviados no solo por los bancos, sino también por otras compañías financieras a la unidad de inteligencia del Departamento del Tesoro y a la Financial Crime Enforcement Network, o FinCEN.

FinCEN se ha negado a comentar sobre ninguno de los detalles de los documentos filtrados. Sin embargo, ha publicado un aviso en su sitio web advirtiendo sobre cualquier otra filtración.

“La divulgación no autorizada de RAS es un delito que puede afectar la seguridad nacional de Estados Unidos, comprometer las investigaciones policiales y amenazar la seguridad de las instituciones y las personas que presentan dichos informes”, dice en parte la advertencia. «FinCEN ha remitido este asunto al Departamento de Justicia de EE. UU. Ya la Oficina del Inspector General del Departamento del Tesoro de EE. UU.»

Los SAR subrayan cómo cuatro años después de la publicación de los Papeles de Panamá, la innovadora serie periodística que expuso el alcance total de la rayuela de dinero sucio en todo el mundo a través de empresas fantasma en el extranjero, el lavado de dinero aún prospera, con Miami como un puesto de avanzada esencial.

Lustgarten, quien antes de tener una residencia en Miami había comprado un apartamento de gran altura en Aventura en 2010, es reconocido como un mago financiero tanto por sus aliados como por sus enemigos. Se hizo rico al ganar millones en comisiones como corredor en miles de transacciones financieras globales, muchas descritas como actividades sospechosas de lavado de dinero en los registros de los tribunales federales y en los informes de los bancos que manejaban sus cuentas.

Una vez que fue informante confidencial de la DEA, según muestran los registros judiciales, Lustgarten pudo ganarse el favor de los federales debido a su extraordinario conocimiento interno. Su campo de especialización consistía en recolectar dólares estadounidenses de diversas fuentes globales y transferir el dinero a través de empresas ficticias a todo tipo de clientes, incluidos empresarios venezolanos que necesitaban la valiosa moneda para operar sus empresas o capitalizar el sistema de cambio de bolívares del país . Ese sistema permite que unos pocos privilegiados cambien bolívares por dólares a una tasa muy favorable.

En sus propias palabras, Lustgarten describió su relación con clientes comerciales e investigadores federales en mensajes electrónicos que se presentaron como evidencia en su caso original de lavado de dinero.

“No [mucha] gente puede hacer lo que yo hago y cómo lo hago”, dijo Lustgarten al banquero suizo De Beaumont en una serie de chats por correo electrónico en abril de 2014, un año antes de que Lustgarten fuera arrestado por cargos de lavado de dinero vinculados a traficantes de cocaína. “Y disfruto de un nivel muy alto de protección porque ya he entregado a un par de narcotraficantes y un tipo … comerciando con Irán. Los traficantes de drogas porque no tenía otra opción, el tipo de Irán solo por diversión «.

De Beaumont tomó nota del lenguaje de «renunciar a la gente solo por diversión» y preguntó: «¿Te das cuenta de lo que escribiste por un segundo?»

Lustgarten respondió: “Les dije en febrero que me preguntaron por los Obertos y por Gorrín. Y he mantenido la boca cerrada. … Y la última vez te dije que ya no tengo ganas de proteger a los Obertos. ¿Qué tiene eso que ver contigo?

En un momento, De Beaumont instó a Lustgarten a no hablar con los investigadores federales: «Realmente creo que, como AMIGO, debes dejar de hablar con esas personas, Martin».

Lustgarten escribió que apreciaba los “consejos amistosos”, pero “a veces estás entre la espada y la pared. … Cuando entablé una relación con ellos, se habían apoderado de todo nuestro dinero y solo lo entregarían a cambio de información sobre un cliente que … estaba lavando dinero a través de nuestras cuentas. … Cada 3 meses se reúnen conmigo y me dan una lista de personas que consideran de su interés. Solo tengo que estar alerta «.

Tras su arresto en abril de 2015, Lustgarten se volvería contra De Beaumont, los hermanos Oberto y Gorrín en un esfuerzo por recuperar su libertad y los millones que los federales habían congelado en sus cuentas bancarias en Estados Unidos y Suiza, según fuentes familiarizadas con las de la corredora. asistencia a las autoridades federales.

Gorrín fue finalmente acusado en 2018 de cargos de corrupción extranjera y lavado de dinero derivados de cientos de millones de dólares que los fiscales dicen que pagó en sobornos al ex tesorero nacional venezolano Alejandro Andrade, quien se declaró culpable en el sur de Florida y está cumpliendo una sentencia de 10 años. . Las autoridades congelaron todos los activos estadounidenses de Gorrín, incluidas 24 propiedades de lujo en Miami y Nueva York. Su abogado, Howard Srebnick, no respondió a una solicitud de comentarios.

De Beaumont, que trabajó para el banco CBH en Suiza y luego como corredor financiero independiente, no ha sido acusado. Su abogado, George Yoss, tampoco respondió a una solicitud de comentarios.

Mientras vivían en sus condominios frente al mar en Miami Beach durante los últimos cuatro años, Luis e Ignacio Oberto entregaron sus pasaportes venezolanos a las autoridades estadounidenses para demostrar que no abandonarían el país durante la investigación estadounidense sobre sus asuntos comerciales, según fuentes familiarizadas con la investigación. . Su propósito era demostrar que si alguna vez eran acusados ​​de lavado de dinero en Miami, los hermanos calificarían para una fianza porque se quedaron allí durante la investigación.

Pero en julio, solicitaron y obtuvieron sus pasaportes de las autoridades estadounidenses para visitar República Dominicana y posiblemente otros países. Aún bajo investigación, no se espera que los hermanos regresen al sur de Florida, dijeron fuentes familiarizadas con los movimientos de los Obertos. Las fuentes cuestionaron por qué las autoridades federales no intentaron persuadir a los hermanos, vástagos de un destacado banquero venezolano, para que se quedaran en Estados Unidos.

Cuando se le preguntó por qué las autoridades devolvieron los pasaportes de los Oberto, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en Miami se negó a comentar. Legalmente, los fiscales no tenían una base para conservar sus pasaportes, dijeron las fuentes, a pesar de la investigación en curso.

Los abogados defensores de los Oberto, Ed Shohat y David O. Markus, emitieron un comunicado condenando al Miami Herald y al Nuevo Herald por participar en “un esfuerzo sostenido para presentarlos como personas poco éticas involucradas en actividades criminales, doblando y estirando la verdad y los hechos de una manera totalmente infundada «. Los abogados agregaron: “Los Obertos no han sido acusados ​​de nada y no están cooperando con las autoridades estadounidenses. Tus artículos solo han servido para alimentar la regla política en su contra en su país natal ”.

Según un Informe de Actividades Sospechosas presentado por HSBC Bank USA ante el Departamento del Tesoro, las empresas de Lustgarten realizaron transacciones globales por cientos de millones de dólares con clientes comerciales, incluidas varias con empresas panameñas propiedad de Gorrín y los hermanos Oberto.

Los documentos bancarios secretos a menudo trazan una línea recta entre el fracaso de las instituciones financieras para detener el flujo ilícito de dinero y la actividad delictiva a menudo no controlada a escala mundial. En el caso de Lustgarten, un puñado de bancos importantes que realizaron transacciones con sus empresas presentaron sus informes de actividades sospechosas ante la división FinCEN del Departamento del Tesoro después de que fuera acusado de cargos de lavado de dinero en 2015, según muestran registros confidenciales.

Entre los informes presentados por HSBC y otros bancos internacionales ante FinCEN:

 La empresa panameña de Gorrín, Bellsite Overseas SA, originó nueve transferencias electrónicas “sospechosas” por un total de $ 55,5 millones a la empresa de Lustgarten, ANL Services Ltd., de 2010 a 2012, según HSBC. Su informe señaló que las transferencias de Bellsite a ANL Services fueron para «financiamiento de órdenes de compra» o «reembolso de préstamos».

El informe también relata que “se descubrió que Bellsite era una entidad registrada en Mossack Fonseca / Panama Papers”, una referencia al ahora desaparecido bufete de abogados panameño que estableció compañías fantasma en el sur de Florida, Suiza y otras partes del mundo para los ricos. clientes para ocultar sus transacciones e inversiones bancarias. Mossack Fonseca se especializó en establecer sucursales para los ricos y poderosos del mundo, incluidas algunas de las empresas de Lusgarten. The Miami Herald, el Nuevo Herald, McClatchy y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, entre muchos otros, informaron sobre Mossack Fonseca en los Papeles de Panamá en abril de 2016.

 La empresa panameña de los hermanos Oberto, Violet Advisors SA, transfirió $ 6 millones en una transacción electrónica a Lustgarten’s AL Services Ltd., que tenía un nombre similar a su otro negocio ANL Services, entre 2010 y 2016. El informe de HSBC señala lo siguiente: “Una revisión de las contrapartes encontró que Violet Advisors SA está vinculada a PDVSA, una empresa petrolera venezolana de propiedad estatal, esquema para asignar dólares estadounidenses a entidades que desean deshacerse de bolívares venezolanos – Violet Advisors fue señalada como una de estas entidades”.

 Violet Advisors de Obertos transfirió $ 4 millones en una transacción electrónica a AL Services Ltd. de Lustgarten el 22 de marzo de 2012, utilizando una cuenta en la sucursal de UBS AG en Stamford, Connecticut, según un informe presentado por Standard Chartered Bank.

Los funcionarios de HSBC dijeron en un informe de 2017 presentado a FinCEN que las «transacciones sospechosas» de las empresas de Lustgarten parecían coincidir con el esquema detallado en la acusación «presentada contra él en 2015.

Lustgarten, de 55 años, quien nació en Venezuela y tiene ciudadanía en ese país y Austria, declinó ser entrevistado para esta historia. Su abogado defensor, Nathan Diamond, también se negó a comentar.

Diamond logró que el caso de lavado de dinero de su cliente fuera desestimado a fines de 2015 después de que convenció a un juez federal en Miami para que ordenara a los fiscales de Boston que fueran a juicio bajo una regla de «juicio rápido». Pero como esos fiscales no habían obtenido pruebas bancarias críticas de las autoridades suizas, no estaban preparados para presentar su caso contra Lustgarten en el juicio, por lo que se vieron obligados a retirar los cargos de lavado de dinero.

Antes de su arresto ese año, Lustgarten era conocido como un experto financiero durante la presidencia de Chávez, cuando el líder socialista implementó estrictos controles de divisas. Lustgarten asesoró a clientes comerciales en el muy lucrativo mercado de la “ permuta ”, donde los bonos denominados en dólares se compraban en bolívares y, a menudo, se vendían en el extranjero en dólares. Estos instrumentos se convirtieron en una útil fuente de divisas para las multinacionales y las grandes empresas venezolanas que tenían dificultades para cambiar sus bolívares por dólares dentro de Venezuela.

El mercado de permuta , sin embargo, también se convirtió en un instrumento ideal de lavado de dinero, según investigadores estadounidenses, permitiendo a cleptócratas y narcotraficantes limpiar sus dólares sucios vendiéndolos por bolívares en el mercado negro venezolano y luego usar esos bolívares para comprar dinero emitido por el gobierno. bonos que luego podrían canjearse en Panamá u otros países por dólares limpios.

Lustgarten se destacó en estas complejas transacciones internacionales. Pero también generó su parte de enemigos en malos tratos financieros, y se convirtió en un sospechoso de los asesinatos de dos socios comerciales en Venezuela, según informes de noticias e investigadores policiales en el país sudamericano.

Hace una década, Lustgarten expandió su empresa financiera cuando se asoció con un corredor de bolsa venezolano, Eduardo Enrique Soto Wannoni. Juntos, establecieron una red de empresas en Panamá bajo ANL Services, que manejó cientos de millones de dólares en transacciones, incluso con empresas controladas por Gorrín y los Obertos, según los informes de actividades sospechosas presentados ante FinCEN.

En una entrevista, Soto dijo que tenía una asociación al 50% con Lustgarten en ANL Services hasta principios de 2013, cuando la familia de Soto compró toda la empresa y sus afiliadas con nombres similares. Soto también es dueño de una empresa llamada Arbitrage and Lending Services Corp. en Boca Ratón, pero dijo que no tiene relación con sus otras empresas en Panamá.

Los negocios de la pareja florecieron desde 2010 hasta 2012, ya que Lustgarten, el hacedor de lluvias, desarrolló relaciones con De Beaumont, Gorrín y los hermanos Oberto de CBH, dijeron fuentes familiarizadas con la historia del corredor de dinero. El éxito de Lustgarten con Soto se basó en su acceso a dólares estadounidenses que se cambiaron por bolívares venezolanos.

Hasta el colapso de Venezuela, era un negocio lucrativo en el que los funcionarios del tesoro nacional y la compañía petrolera estatal, PDVSA, dominaban la economía. Altos funcionarios del gobierno colaboraron con un círculo de empresarios venezolanos que pagaron sobornos en esquemas que involucraban bonos, contratos, préstamos y cambios de moneda, dijeron fuentes familiarizadas con las investigaciones de lavado de dinero en Miami.

“Inicialmente comenzaron a hacer negocios con empresas legítimas”, dijo una fuente familiarizada con la historia de los socios. “Pero Lustgarten es muy ambicioso y quería más. … [Lustgarten] es un pionero en lo que luego se convirtió en el uso regular del mercado de divisas venezolano para lavar las ganancias de las drogas y la corrupción ”.

Además del holding ANL Services, Lustgarten poseía decenas de otros negocios financieros no relacionados con su asociación con Soto, según indican varios SAR presentados ante FinCEN.

Soto, propietario de una casa en Boca Ratón, dijo que no cometió ningún delito y que habló con investigadores federales en Boston en 2013 y con fiscales en Miami dos años después. Los fiscales de Miami estaban comenzando a desarrollar sus investigaciones de lavado de dinero en Venezuela en la red de clientes de Lustgarten.

“En todo momento hicimos las cosas según las reglas”, dijo Soto al Miami Herald y el Nuevo Herald, y agregó que se veía a sí mismo como un “facilitador” para ayudar a los clientes a mover dinero hacia y desde sus empresas a través de cuentas bancarias internacionales y estadounidenses. Soto dijo que nunca pagó dinero a funcionarios del gobierno venezolano ni a terceros en ninguno de sus tratos con Lustgarten, Gorrín y los hermanos Oberto.

Soto dijo que ANL Services estuvo involucrado en cientos de millones de dólares en transacciones con los hermanos Oberto y sus bancos suizos, EFG Bank AG y Compagnie Helvetique Bancaire, algunos de los cuales se citan en Informes de actividades sospechosas. Soto agregó que viajó a Ginebra en 2012 para reunirse con el banquero de CBH, De Beaumont, y que Luis Oberto hizo las presentaciones.

Un portavoz de CBH se negó a comentar si tenía una relación bancaria con Lustgarten o alguno de sus asociados, pero el banco negó haber actuado mal y dijo que ha cooperado con las autoridades suizas y estadounidenses. El portavoz también dijo que De Beaumont dejó el banco a fines de 2012.

Lo sorprendente de los SAR presentados por HSBC y otros bancos globales y revisados ​​por el Miami Herald y el Nuevo Herald es que citan varias empresas que Lusgarten poseía con Soto, pero no mencionan a Soto por su nombre.

La razón: los bancos que hicieron negocios con sus empresas antes de que Lustgarten fuera acusado en abril de 2015 se centraron en Lustgarten, no en Soto. Incluso después de que su caso de lavado de dinero fuera desestimado en diciembre, los bancos globales continuaron presentando informes de actividades sospechosas en Lustgarten, sus empresas y sus clientes.

La investigación federal en Miami ha tardado años en desarrollarse en parte porque los fiscales necesitaban obtener registros de sus homólogos suizos sobre varias cuentas de los hermanos Oberto y un puñado de otros venezolanos en EFG, CBH y otros siete bancos, según abogados del Departamento de Justicia. ‘correspondencia con las autoridades suizas.

En enero de este año, el tribunal supremo de Suiza ordenó a los bancos que entregaran las pruebas. Ahora, con la pandemia de coronavirus que detiene al gran jurado federal hasta fin de año, los fiscales deben decidir si presentar una acusación planificada desde hace mucho tiempo contra los Obertos y otros miembros de la élite empresarial joven de Venezuela y ex funcionarios de alto rango en el petróleo del gobierno. sector, junto con el exbanquero suizo en el centro del supuesto fraude de lavado de dinero de $ 4.5 mil millones, De Beaumont. De Beaumont, un ciudadano francés que se cree que vive en Portugal, también posee residencias de lujo en República Dominicana y Miami Beach.

Se sospecha que las élites empresariales venezolanas pagaron sobornos sustanciales a funcionarios del gobierno a cambio de otorgar préstamos en bolívares a PDVSA y luego recibir reembolsos en dólares, y las ganancias se lavaron a través del favorable sistema de cambio de divisas del gobierno para magnificar las ganancias. La mayoría de ese dinero contaminado fue supuestamente transferido a cuentas mantenidas en empresas fantasma por los Obertos en CBH, y el resto a sus cuentas en EFG y otras siete instituciones financieras suizas en el esquema de fraude masivo, dicen las autoridades estadounidenses en correspondencia oficial con su Suiza. contrapartes.

El caso de lavado de dinero del Departamento de Justicia es el más grande de tres investigaciones distintas con sede en Miami realizadas por Investigaciones de Seguridad Nacional contra supuestos cleptócratas venezolanos y sus asociados. Hasta ahora, más de una docena de acusados ​​han sido acusados ​​en el sur de Florida.

Los informes que los bancos presentan ante la FinCEN no se pueden utilizar como prueba ante un gran jurado federal o en un juicio; no son informes penales y no requieren causa probable. Sin embargo, pueden proporcionar datos críticos para los investigadores que se concentran en los clientes sospechosos de mover dinero de actividades ilícitas sospechosas, como corrupción o tráfico de drogas, que carecen de una explicación lógica y creíble.

“Los informes de actividades sospechosas son el punto de datos más importante en el mundo contra el lavado de dinero”, dijo John Byrne, vicepresidente de AML RightSources, una firma consultora nacional. “Está obteniendo información importante para las fuerzas del orden público lo más rápido posible, para que puedan dividir los datos y ver dónde encaja y dónde no. Mejora las investigaciones y los programas generales contra el lavado de dinero ”.

Byrne dijo que los SAR pueden desempeñar un papel importante para detener el flujo de salida de la riqueza de un país extranjero.

“El hecho de que estén quitando dinero, alimentos y recursos de la boca de los pobres es desgarrador”, dijo Byrne. “Ya sea en Venezuela o en Europa del Este, es algo que nuestra comunidad puede hacer más para detener”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *