Mirela Mendoza, Desideria D’Caro y otras actrices venezolanas que han llevado a sus vidas el drama y la fantasía de las telenovelas

Estrella Ferretti
Estrellas y Estrellados

La boda de la actriz Mirela Mendoza con David Osío, el llamado «banquero de boligarcas», es tan solo uno más de los episodios escandalosos protagonizados por la también modelo.

Mirela Mendoza

La juntura de labios a la que fuera invitada la también actriz Desideria D’Caro, una amiga especial para Mendoza, durante la celebración de la boda de Mendoza en 2014 en una discoteca de Nueva York, es también otro de los episodios controversiales en su vida, aunque no los únicos.

Desideria D’Caro

En 2005 Mirela Mendoz allegó a Miami de la mano de la compañía de entretenimiento Venevisión International, como parte del elenco de la telenovela «Soñar no cuesta nada». En sus traslados en la ciudad y sus alrededores utilizaba un automóvil de alquiler, marca Jaguar, color verde, siéndole también arrendada una casa en Doral, como parte de su contrato.

Pronto la propiedad en Doral daría de qué hablar por el bullicio y las frecuentes visitas que recibía la actriz, quien se hacía acompañar por un grupo de jóvenes de origen venezolano. Algunos de ellos acostumbraban a visitar distintos malls de la zona, donde con astutas tretas, en las que utilizaban boletos de estacionamiento que no les pertenecían, se introducían en los parqueaderos para hurtar automóviles de alta gama, logrando así sustraer varios vehículos. Se cree que en algún momento estos amigos de la actriz pudieron haber aprovechado su amistad para cometer sus fechorías en el automóvil de la también modelo, con o sin su presencia.

Otra actriz

Y aunque anterior se ha mencionado una relación supuestamente entre la actriz venezolana Ana Karina Manco y el banquero Juan Carlos Escotet, otras versiones sugieren que la relación del financiero venezolano no fue con Manco, sino con Desideria D’Caro, pero que la negativa del hombre de negocios a divorciarse, pondría fin a la pasajera relación.

La actriz Ana Karina Manco fue pareja de Luis Fernando Quintero, fallecido en un accidente aéreo en 1995, en el que la protagonista de telenovelas sufrió graves lesiones, mientras ambos volaban en un ultraliviano que se precipitó a tierra sobre un tendido eléctrico. Tiempo después, Manco se relacionó sentimentalmente con Tulio Capriles Mendoza, quien luego se convertiría en esposo de Desideria D’Caro. Tras la ruptura con Capriles, Manco se juntaría con Vicente Pérez Recao, hermano de Isaac Pérez Recao, un multimillonario empresario vinculado en 2002 con un golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez en Venezuela, en el que Pedro Carmona, otro empresario, juraría brevemente como presidente encargado.

La relación entre Ana Karina Manco y Vicente Pérez Recao ha perdurado durante varios años y hasta la actualidad, pues ambos han formado familia juntos.

Presentadora de televisión

La presentadora de televisión venezolana Viviana Gibelli; Pina Caruso, notario pública, exesposa de Omar González Yaguán, hombre vinculado con el integrante de la Asamblea Nacional Constituyente chavista, Pedro Carreño; y María Esther García, exesposa del exgobernador del estado Carabobo, “El Pollo” Henrique Salas Feo, no disimulan su amistad. García también ha sido ligada con el banquero Juan Carlos Escotet, a quien al parecer ha visitado en algunas ocasiones en Madrid, España.

Viviana Gibelli, Pina Caruso y María Esther García

El trío de inseparables, son también grandes amigas de César Loyo, a quien algunos suponen testaferro del exgobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora. Loyo también es señalado por poseer supuestamente nexos con el tráfico de estupefacientes. Una referencia en línea que data de 2015 asegura que desde que Vielma fue director del Aeropuerto de Maiquetía en Venezuela, formó lazos con Cesar Loyo, quien se encargaría, especialmente entre los años 2001 y 2004, de dirigir el aeropuerto auxiliar de vuelos privados y la rampa presidencial de la terminal aérea. En esa misma época surgieron sospechas acerca de la salida del aeropuerto de vuelos cargados con droga. Allí mismo se conformaría una especie de organización en la que participarían además el gobernador Antonio Rodríguez San Juan, su secretario de Gobierno Benito Robles y el hermano de éste, Francisco Robles. También se habla que el padre de los Robles estuvo preso por trafico de droga en la población venezolana de Güiria. Al grupo se uniría también un empresario portuario de nombre Carlos Parmigiani. Fue así que tuvieron acceso a manejar el transporte de mercancías por aire y por mar.

César Loyo contaría con una marina y un hotel en la localidad de Tucacas, estado Falcón. Fue dueño del Teatro Escena 8 en el sector Las Mercedes del municipio Baruta en Caracas, municipio donde también construiría una clínica privada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *