Gregori Méndez y Luis Patiño, los pilotos venezolanos arrestados en los Estados Unidos con un cargamento de armas que exportarían de contrabando

En la imagen, Luis Alberto Patiño Linares y Gregori Jerson Méndez Palacios

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (U.S. Customs and Border Protection, CBP), Operaciones Aéreas y Marinas (AMO), Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), la Administración Federal de Aviación (FAA) y la Oficina de Operaciones de Campo (OFO) de CBP, llevaron a cabo una investigación de salida de una aeronave sospechosa el sábado 15 de agosto en el Aeropuerto de Fort Lauderdale, localizando un arsenal de armas junto con una gran cantidad de dinero.

Los agentes de AMO de la Unidad Marina de Fort Lauderdale fueron alertados de un movimiento de aeronave relacionado con una investigación en curso el sábado 15 de agosto por la noche. Los oficiales de la OFO, HSI y la FAA de CBP respondieron para detener la aeronave que se dirigía a St. Vincent y realizaron una inspección del avión Learjet.

HSI arrestó a dos ciudadanos venezolanos. La Unidad Marina de AMO Fort Lauderdale incautó la aeronave y un vehículo. Los oficiales de la OFO incautaron 18 rifles de asalto / cerrojo con óptica, seis escopetas, 58 pistolas semiautomáticas, $ 20,312 en moneda estadounidense y $ 2,618.53 en cheques endosados.

En el operativo fueron arrestados los pilotos venezolanos Luis Alberto Patiño Linares y Gregori Jerson Méndez Palacios, exaviador de la Fuerza Aérea Venezolana, quienes tripulaban el avión ejecutivo Lear Jet de matrícula venezolana YV3441.

Según un reporte de Gerardo Reyes para Univisión, el piloto venezolano Roswell Rosales, a quienes algunos comentaristas de las redes sociales señalaron como propietario del avión, aclaró que traspasó la empresa dueña de la aeronave en octubre de 2019 a una persona en Venezuela.

Roswell Rosales

Según Rosales, la transacción incluyó el Lear Jet YV-3441. Rosales mostró documentos que reflejan la transacción.

Rosales explicó que fue jefe de pilotos de Fondo Global de Construcción de Venezuela desde 2012 a 2016 y que la empresa era entonces propiedad del colombiano Álvaro Pulido.

Pulido, junto con su socio en el Fondo de Construcción, Alex Saab, son prófugos de la justicia de los Estados Unidos por cargos de lavado de dinero producto de la corrupción en Venezuela radicados en la Corte Federal de Miami a mediados de 2020.

De acuerdo con la acusación criminal firmada por el agente especial de Seguridad Nacional, Jared Rine, los hechos ocurrieron así:

Alrededor de las 1:30 pm ET Méndez y Patiño estaban a punto de tomar la pista de despeje del aeropuerto de Fort Lauderdale cuando recibieron la orden de funcionarios de Aduanas y de Protección de Fronteras de llevar la aeronave a la zona de Aduanas. Sin embargo, los pilotos decidieron estacionar el avión en la rampa de una empresa de servicios ejecutivos.

Méndez se presentó en la zona de Aduanas y, cuando los funcionarios le preguntaron dónde estaba el avión, indicó que frente a la empresa de servicios ejecutivos Jetscape. Los agentes se dirigieron de inmediato hacia la rampa donde encontraron a Medina y a varios operarios de tierra descargando cajas del avión.

Patiño dijo que no hablaba inglés cuando fue cuestionado por los agentes. Al inspeccionar las más de cincuenta cajas que habían descargado los funcionarios descubrieron armas, municiones y equipos. Como parte del cargamento hallaron un rifle de precisión Barret calibre .50.

Entre tanto en las oficinas de Aduanas, un agente le preguntó al piloto Méndez cuánto dinero llevaba consigo. Respondió que no más de 8,000 dólares. Pero al revisar su morral hallaron 18,000 dólares y cheques endosados por dos millones 618 mil dólares.

En un punto Patiño decidió colaborar con los agentes y explicó que Méndez, en lugar de obedecer las órdenes de los agentes de llevar el avión a Aduanas, lo dirigió hacia la rampa de Jetscape y le ordenó descargarlo.

Dijo que ambos llevaban tres meses alojados en un apartamento de Coral Spring, Florida, mientras adquirían las armas, municiones, silenciadores y chalecos antibalas con dinero de Méndez. El arsenal fue cargado en el avión el viernes 15 de agosto, agregó.

Méndez, de 40 años, es un ex piloto de la Fuerza Aérea Venezolana. En su licencia de aviador expedida por Estados Unidos registró como dirección un hangar del aeropuerto de Fort Lauderdale. En octubre de 2017, incorporó en la Florida la empresa Enterprise International Inc. y Gregori Méndez Corp. En junio de 2020, creó Quantum Team Corp. y Liza Food.

Patiño fue presentado el lunes ante un juez federal del Distrito Sur de la Florida para una audiencia de notificación de cargos donde fue representado por un defensor público. Ambos pilotos están acusados de contrabando de bienes, posesión ilegal de armas y contrabando de dinero.

Carlos Paparoni, un diputado de la oposición en Venezuela, dijo que la empresa dueña del avión pertenecería a Roswell Rosales, piloto de Álvaro Pulido Vargas, socio del empresario colombiano Alex Saab.

Avión venezolano YV 3441 interceptado por autoridades de EEUU cargado con armas y $ en efectivo pertenece a una empresa de Roswell Rosales, piloto de Álvaro Pulido Vargas, socio del testaferro de Maduro, Alex Saab. El mundo se les pone pequeño, su estructura criminal está desnuda

 

No obstante, una fuente consultada aseguró que el dueño del avión era el empresario Alex Saab Moran y que éste se lo había traspasado a Gregori Jerson Méndez Palacios, alias “ChocoPapis”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *