Opiniones se dividen en Panamá sobre acusaciones de soborno contra hijos del expresidente Ricardo Martinelli, mientras algunos suponen complicidad familiar

Las acusaciones por el caso Odebrecht contra los hermanos Ricardo y Luis Martinelli Linares, hijos del expresidente Ricardo Martinelli Berrocal (2009-2014), son coincidentes entre la de justicia de Panamá y los Estados Unidos

Washington solicitó a Guatemala la extradición de los Martinelli Linares, actualmente detenidos en una cárcel de esa nación centroamericana y pendientes a la decisión de sus tribunales.

La acusación actual contra Martinelli (padre) firmada por la fiscal panameña Tania Sterling el pasado 30 de junio, cita declaraciones de André Rabello, representante de la brasilera Odebrecht, quien afirmó que los hijos del exmandatario eran los intermediarios para los sobornos, según un reporte del canal panameño TVN.

Una acusación con fecha del 27 de junio pasado, en el Distrito Este de Nueva York, Estados Unidos, afirmó que los detenidos fueron intermediarios de 28 millones de dólares que, como soborno, la constructora brasileña Odebrecht hizo llegar a través de ellos a un alto funcionario del gobierno de Panamá, según el escrito, “del cual son familia”.

De acuerdo con el documento de la Fiscalía panameña, Rabello detalló que con los Martinelli Linares acordaron, entre otros, el pago de seis millones de dólares para cubrir deudas de la campaña del partido de Ricardo Martinelli, Cambio Democrático, y como soborno para la aceleración de pagos retrasados a la transnacional por la construcción de la autopista Panamá-Colón.

La orden de indagatoria al exgobernante refirió cuentas vinculadas al clan familiar en Suiza que supuestamente se emplearon para esconder la trama de corrupción, algunas de estas a nombre de los hijos del expresidente.

La demanda estadounidense firmada por el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su siglas en inglés) Michael Lewandowski y el juez del Distrito neoyorquino, Robert Levy, también detalló el esquema de lavado de activos de los Martinelli entre ocho sociedades anónimas, cinco bancos suizos y tres de Nueva York.

Según versiones periodísticas, los Martinelli Linares presentaron a las autoridades guatemaltecas documentos diplomáticos que los acreditan como diputados suplentes del Parlamento Centroamericano, pero el área competente de la Cancillería de Panamá negó la emisión de tales pasaportes.

También se especula sobre la autorización de un vuelo humanitario privado que abordarían los reos en el aeropuerto de Guatemala con destino a Panamá, pues el Ministerio Público aseguró que no es “entidad competente que autorice o apruebe permisos de ingresos humanitarios al país en atención a la pandemia producida por el Covid-19”.

TVN afirmó que las resoluciones temporales durante la emergencia sanitaria asignaron esas funciones al Ministerio de Salud, pero la entidad o la Presidencia no hicieron hasta el momento ningún pronunciamiento público sobre la repatriación de los hijos del expresidente, reclamados por la justicia panameña.

Unos a favor y otros en contra

En las redes se han producido manifestaciones tanto a favor como en contra de la acusación en Panamá y en los Estados Unidos contra los hermanos Martinelli Linares. Una de las más notorias ha sido la de una mujer no identificada, quien en una grabación de voz, sugiere que los hermanos contaban con la mayoría de edad cuando se suscitaron los hechos de corrupción por los que son acusados. Allí mismo la mujer y se supone que tanto el expresidente Martinelli, como su esposa Marta Linares de Martinelli, actuaron de manera cómplice en la aceptación de los sobornos, de la constructora brasileña Odebrecht.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *