Salen a la luz controversiales correos privados de Hillary Clinton

Mientras Hillary Clinton y Donald Trump estaban en campaña por llegar a la Casa Blanca. Wikileaks filtró e-mails muy privados de Hillary y su gabinete, se habla de pizza, demonios, pasta, niños, hotdogs, queso, pañuelos y rituales. Hillary perdió la paciencia y dijo que “Julian Assange (el fundador de Wikileaks) debe responder por lo que hizo.” Fue tanto la furia por la filtración de los correos que Hillary pensó enviar un drone para asesinar a Assange por sus filtraciones:

Según un reporte de la web vida-diamante.com, sin embargo gracias a este escándalo Hillary perdió la carrera presidencial. Hoy vamos a hablar un poco del mismo para que los hispanohablantes entiendan la dimensión del asunto. Las principales filtraciones fueron de corte político, en materia internacional y dentro de su mismo partido, se le involucró en trampa contra Bernie Sanders para ganar la postulación demócrata, la venta de armas a medio oriente, la ayuda al régimen iraní y el financiamiento del grupo terrorista ISIS, sin embargo salió a relucir algo más, algo que ella jamás pensó se sabría, sus verdaderas creencias:

En este e-mail de Hillary en 2015, desde el correo del Departamento de Estado le dice a Lewis Anselem que “sacrificará una gallina a Moloch en el jardín”. Moloch es el dios del sacrificio de niños. Hay un hecho curioso, aún si se trata de un lenguaje encriptado, pues: Nunca se usaban animales con Moloch, solamente niños. Se menciona en Levítico 20:2-5, Reyes 23:10, Jeremías 32:35 por citar algunos.

Esto coincidiría con lo que lleva años denunciando el reconocido Pastor estadounidense Robert Jeffress desde su púlpito, que los demócratas adoran a Moloch. Si no sabes nada de Moloch te pongo en contexto. Una estatua de Moloch fue colocada en 2019 en la entrada del Coliseo de Roma, permitido por el Vaticano. Hay que destacar la estrella de David, el ojo de Horus y el Sol negro (culto a Saturno), símbolos de oscuridad. En el mismo sitio dónde fueron asesinados tantos, pero tantos cristianos a la orden del Cesar. Parece una broma de mal gusto.

Regresamos al escándalo de los e-mails. Turno de Jhon Podesta; fue jefe de gabinete de Bill Clinton, jefe de campaña de Hillary Clinton y consejero de Barack Obama.

Jhon Podesta recibe correo de su hermano Tony Podesta en 2014 donde menciona “amaría tener pizza por una hora”. Supongamos que quería comer pizza durante una hora; ¿Es eso algo que personas importantes de la élite mundial compartirían por e-mail?

Otra vez Tony envia e-mail a Jhon podesta y su esposa Mary con el título: la noche de ayer estuvo divertida. En el texto pregunta si les gustaría tener una cena para el día de San Valentin y menciona que sigue en la cámara de tortura. “Still in torture chamber”.

En 2014 Susan Sandler pregunta a Podesta si es de él un pañuelo para secarse el sudor (handkerchief) que parece tener “mapa” relacionado con la “pizza”. Y Podesta le dice que si, pero que no es importante.

Aquí Herbert Sandler le reclama a Podesta por cambiar estrategias sin avisar, ya que recibió un ”tentador surtido de quesos, YUMMY” en lugar de “pasta y maravillosas salsas”. Cerrando con “PD: ¿crees que me vaya mejor jugando domino con pizza que con pasta?”.

Por si fuese poco perturbador, al hacerse todo público, Hillary borró 33.000 correos de su servidor antes de que una investigación por parte del FBI terminase, sin embargo se pudo conseguir este e-mail, es uno de los más explicitos. Una invitación a Podesta y otros más, a un “rancho” donde recalcan que “calentaran la alberca y el Uber llevará a Ruby, Emerson y Maeve (11, 9 y casi 7 años) para su ENTRETENIMIENTO”. Fiestas tranquilas. Link de WikiLeaks http://archive.is/lgD3v

Esta es una conversación entre varias personas del gabinete, se titula “Pizza party for Hillary”. Lo más extraño, Podesta menciona el costo de $400 a $700 dólares precio familiar. No hablan de pizza. ¿Qué clase de pizza costaría eso? ¿De que hablan en realidad? Ver enlace

Lea el reporte completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *