Alex Nain Saab Morán, el profesor y el abogado Abelardo De La Espriella

En la imagen, Álex Nain Saab Morán

El profesor

Por: Yohir Akerman
El Espectador

Dos historias publicadas por el periodista investigativo Gerardo Reyes, de la cadena de televisión estadounidense Univisión, han dejado importantes preguntas sobre la relación entre un presunto lavador y testaferro del régimen venezolano y uno de los abogados más reconocidos de la derecha política colombiana.

Vamos por partes.

El 25 de julio de 2019 la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó al ciudadano colombiano Álex Nain Saab Morán, por su presunta participación en operaciones de lavado producto de la corrupción en Venezuela. Hoy el colombiano está retenido en Cabo Verde mientras se adelanta su pedido de extradición a Estados Unidos.

Según la OFAC, Saab es un especulador que tejió una vasta red de corrupción que ha permitido a Nicolás Maduro y a su régimen obtener lucros significativos mediante importaciones de alimentos y su distribución en Venezuela.

Este personaje también se ha lucrado a través del incremento artificial del valor de contratos, importaciones ficticias a Venezuela, cobro por bienes y servicios no prestados, y sobreprecios en comida de baja calidad del programa de subsidios para alimentos denominados Comités Locales de Abastecimiento y Producción, conocidos como CLAP. (Ver anexo Sanción).

Para el gobierno de los Estados Unidos, Saab se ha hecho multimillonario volviendo pobre a Venezuela y lavando sus utilidades en la banca de varios países incluyendo la de Estados Unidos. Como es de público conocimiento, uno de sus abogados ha sido el penalista Abelardo de la Espriella.

Aquí es donde se pone interesante la historia gracias a las revelaciones del periodista Gerardo Reyes. Resulta que no hay claridad sobre cuándo fue la fecha exacta de la renuncia de De la Espriella a la representación de su cliente.

Univisión Investiga estableció que cuando Saab ya había sido sancionado por la OFAC, De la Espriella Enterprise Lawyers publicó un comunicado de prensa en defensa de su cliente, reconociendo la existencia de la sanción, pero reivindicando los derechos de Saab “a la presunción de inocencia y al debido proceso, los cuales asisten a él y a todos los seres humanos”. (Ver anexo Comunicado).

Como lo pudo determinar el periodista investigativo, de acuerdo con la ley de Estados Unidos, a esas alturas De la Espriella ya debía haber renunciado a la defensa de Saab, puesto que el penalista es un residente permanente de Estados Unidos y, por lo tanto, está obligado a obtener una licencia especial de la OFAC para que él o cualquier empresa en la que tenga intereses represente a una persona sancionada.

De la Espriella le explicó a Reyes que renunció a la defensa de Saab, pero no precisó cuándo, ni mostró prueba documental de esa renuncia. “Univisión insistió con la pregunta de la fecha exacta de su renuncia a la defensa de Saab, pero De la Espriella no respondió. ‘Deje de acosarme’, le dijo al periodista”. (Ver No tiene permiso).

La OFAC le explicó a Univisión que los abogados no residentes ni ciudadanos de Estados Unidos pueden representar a un sancionado, siempre y cuando el pago no pase por el sistema bancario de Estados Unidos y “el ciudadano o residente de Estados Unidos no esté involucrado de ninguna manera”.

Por eso vamos a la segunda revelación de Reyes.

Para entenderla hay que mencionar al profesor universitario de Miami Bruce Bagley, un especialista en prevención de lavado de dinero que, de un momento a otro, decidió saltar de la teoría a la práctica. El pasado 1° de junio se declaró culpable ante un tribunal federal de Nueva York de haber lavado dinero para Álex Saab.

El profesor confesó que blanqueó tres millones de dólares para Saab provenientes de corrupción en Venezuela y por eso se convirtió en una pieza clave dentro de la investigación.

Según los documentos judiciales, el gobierno confiscó un total de 300.000 dólares que el profesor se descontó como comisión por facilitar el lavado en Miami de múltiples transferencias. El resto, 2,7 millones de dólares, lo transfirió a un coconspirador, identificado por la acusación como “Individuo 1”.

Bagley identificó al Individuo 1 como Jorge Luis Hernández, alias Boliche, quien es un exnarcoparamilitar vallenato hoy informante de las agencias antinarcóticos estadounidenses, según fuentes de Univisión.

La acusación no explica qué sucedió con el dinero después de que el informante lo recibió. Pero lo que sí revela es que el profesor participó del entramado a sabiendas de que los fondos eran producto del “soborno y la malversación” de recursos robados al pueblo venezolano. Así también quedó confirmado por la intervención legal a las comunicaciones del académico.

Ahora bien, según el artículo de Reyes, unas fuentes le aseguran a ese medio que alias Boliche usó parte de ese dinero para pagar a abogados de Saab que le ayudarían a buscar un acercamiento con las agencias de Estados Unidos para una eventual negociación. Siempre de acuerdo con las fuentes citadas por Reyes, Saab quería que el tema se manejara con discreción para que Nicolás Maduro no se enterara.

Los abogados que ha usado Saab en Estados Unidos han negado esto. Por un lado, la criminalista María Domínguez no ha querido pronunciarse frente al tema, mientras que Abelardo de la Espriella le dijo a Reyes que no conocía detalles del caso del profesor Bagley y, si bien aceptó haber recibido honorarios de Saab y de su socio Álvaro Pulido, enfatizó que esos dineros “fueron debidamente reportados a las autoridades”. “Así es como siempre procedo […] No he cometido delitos”. (Ver Artículo).

A todas estas, hay una información que llama la atención.

Dentro de la demanda civil que el abogado De la Espriella le instauró en Estados Unidos en febrero de 2018 al periodista Daniel Coronell por una columna titulada “El avión”, uno de los dos testigos que incluyó para demostrar el supuesto daño que el artículo le hizo a su reputación fue el profesor Bruce Bagley. (Ver anexo Demanda).

@yohirakerman, [email protected]

Anexos

Sanción

Comunicado

Demanda

Lea el trabajo aquí


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *