Ángel Monagas: “Jugando a la víctima”, estrategia del chavismo | Venezuela

Ángel Monagas
@angelmonagas

Una característica fundamental de los totalitarismos comunistas, es el ocultamiento de la verdad y mucho peor, el crear de manera artificial, una propia, adaptada a sus carencias y necesidades.

Las dictaduras socialistas tipo Castrismo cubano, o la recordada Unión Soviética y ahora edulcorada con la imagen de una Rusia absolutamente controlada y subordinada a los caprichos de Putín, sin obviar China, Corea del Norte, Nicaragua, etcétera construyen su propia historia. Sus valores deben ser obedecidos, acatados y comunicados por todos.

Su gran trabajo es “lavarte el cerebro” comunicacionalmente. Sus críticos, son considerados enemigos. Así los tratan.

Las nuevas dictaduras como las nuestras, disfrazadas por haber usado el proceso electoral como “democráticas”, actúan sin ningún escrúpulo. Como buena “mafia” precisan no dejar vivo a ningún “niño varón”, pues este podría “cobrar venganza”. La muerte que usan es la cultural.

Gracias a Dios, el mayor obstáculo lo han tenido con las redes. Reconociendo sus grandes fallas, ellas enfrentan día a día, hora tras hora, minuto a minuto, en batalla, el ejército cubano de las comunicaciones.

En política, comunicar un mensaje de la manera más directa posible es una habilidad distinguida. Sin embargo, es igual de importante saber cuándo hacer que el mensaje sea lo más vago posible, dejando que el público “termine la oración” por uno. No informan completo y la gente construye sus propias historias, desconociendo la manipulación.

En ella caen todos, hasta periodistas. Algunos con conocimiento y otros deseosos de ganar impresiones en sus redes.

Vale mencionar a Donald Trump como el mejor en el uso de la técnica en cuestión.

“Jugar a la víctima”

En Venezuela el coronavirus es un vehículo a toda velocidad sin chofer.

La situación es mucho más grave que la anunciada.

Los chavistas y enchufaos la viven y la enfrentan en el entendido que cualquiera la puede sufrir pero no como ellos, “que la confrontan”. “Arriesgan su propia vida”. Ese es el mensaje que rueda.

Como lo señalamos hace meses por esta columna ¿Será que ellos son inmunes y no se enferman?

Ahora entiendo todo.

De la noche a la mañana corre en las redes el padecimiento de varias de sus más connotadas figuras: Maduro, Cilia, Diosdado, Padrino, varios Gobernadores, Alcaldes, dirigentes varios del PSUV.

“Jugar a la víctima” en términos políticos, comporta enmarcar una posición o grupo social al que se está vinculado como la víctima de ataques desmedidos o críticas injustas, independiente de la realidad del hecho. Sin embargo, según su análisis, ahora son estas organizaciones y partido. Usan esta táctica de manera desmedida, en parte, para obtener tratamiento especial. “Las víctimas, no sólo se exculpan de sus acciones, sino que pueden proyectar esta culpa hacia otras personas”, afirma el escritor Charlie Sykes.

Ésta es la razón por la cual ésta táctica es repudiada, pero también es el por qué es tan efectiva.

Seguramente varios de ellos tienen covid-19 y eso ¿Qué novedad en términos absolutos aporta? Ellos no son extraterrestres ni de acero. Extraño seria lo contrario.

El colmo es que algunas salas situacionales de estos personajes, han hecho correr la información como rumor, usando la palabra CONFIRMADO para darle más certeza, notas de voz vía whatsaap como suele hacerlo el G2 Cubano, utilizando a algunos “tontos útiles” periodistas identificados con la oposición, bajo el artificio conceptual de que eso es dañino a su imagen de “superpoder”. Dios, ¿De dónde han sacado semejante aseveración?

Los tipos juegan a ser “seres humanos comunes” que como otros se contagiaron. El sentimiento inmediato del venezolano común, no el resentido, lleno de odio (algunos con razón), es decir: “POBRECITO equis, o fulano o mengano”.

De allí a exonerarlos de mala gestión, de sus errores, hay un solo paso. Mucho más cuando algunos vienen siendo regañados por el propio Maduro y de manera pública.

Lo cumbre es que muchos de esos “periodistas”, tiempo atrás, defendían a otros líderes de acusaciones sobre financiamiento “ilícito” y decían “Si no se presentan pruebas es BROLLO”. ¿Y esto qué es?

Hasta la fecha de hacer esta columna ningún galeno, informe médico, rueda de prensa se ha dado.

Aún si eso ocurriera ¿Cuál es el problema?

Pues mis amigos prepárense para que los señalados de “contagio” ataquen su propia acusación señalando el riesgo que asumieron al combatir el “virus”, mientras que nadie de la oposición ha aparecido. Yo mismo doy fe que el G4 no ha entregado ni un “tapabocas” y el bono del personal de salud aún lo esperan.

Mañana dirán, por cierto al mejor estilo de su archienemigo Trump: Contrajimos el virus luchando por el pueblo, asumiendo la injusticia del “bloqueo” y las eternas “manchetas” comunistas de estos falsos revolucionarios.

Incluso pudieran acusar a los medios opositores de hacer un show de una tragedia. El pueblo venezolano no es un pueblo lleno de odio y también por lógica se hará solidario con el señalado.

Tener coronavirus no te debilita, todo lo contrario. Inmediatamente el cerebro humano “reseteará” la mala gestión, las inefables acciones.

Cuidado que por las características de la pandemia y los llamados “asintomáticos”, los periodistas y medios opositores pueden ser catalogados como promotores de “fake news”.

Con toda lógica, siendo Maduro, Padrino u otro señalará que “nunca ha habido un tiempo en la historia de nuestro país en el que alguien haya sido tan maltratado como yo”, al recibir una hipotética pregunta sobre las críticas dirigidas a él por ocultar su padecimiento. Ésta es una táctica que se ha vuelto tan importante para chavismo como para sus seguidores, haciendo referencia al pánico que pretenden sembrar.

¿Por qué vale la pena entender esta táctica y prestarle atención? Simple, lamentablemente, a pesar de que es fácil de identificar, también es muy efectiva, aun cuando es abusada.

La única posibilidad de atacar a mi juicio, es pedirle a los contagiadas figuras chavistas, que hagan gala de sus principios de igualdad y de solidaridad y se recluyan en un “Hospital Centinela” o un CDI y que los atienda un médico cubano.

POSDATA: Preparemos para escuchar sobre más figuras chavistas contagiadas e incluso con noticias sobre su muerte, lo cual reforzará la utilidad de esta técnica.

Mientras sigamos esperando que la electricidad llegue, tener agua para bañarnos, que la cola de la gasolina sea rápida y poder tener como conseguir “dólares” para comprar alimentos…

Inmersos en la caótica gestión de dos presidente, uno que no es y ejerce, otro que no ejerce y es, aunque para muchos se está transformando en un “Campeón Sin Corona…”…Los más viejitos recordaran esa novela de RCTV

Sígueme en twitter @AngelMonagas. Rumbera Network de lunes a viernes de 6 a 8 am en Maracaibo. Escúchanos vía web desde cualquier lugar del planeta a través de esta aplicación https://rumberanetworkmcbo.radio12345.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *