El Gobierno de México otorgó contratos por valor de millones para Corporativo Kosmos pese a irregularidades de la firma

Una corporación de compañías que habían sido multadas por la mala calidad de sus productos, cuyas cuentas bancarias fueron bloqueadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por supuestas operaciones irregulares vinculadas al lavado de dinero, y acusadas de proporcionar alimentos y productos básicos al gobierno de Nicolás Maduro. , han recibido contratos por MXN 1,150 millones para distribuir alimentos en prisiones, hospitales, la Guardia Nacional y otras instituciones gubernamentales. Estas empresas han monopolizado este servicio desde la administración de Vicente Fox.

Las empresas en cuestión son Corporativo Kosmos y Abastos y Distribuciones Institucionales (Abadi), propiedad de la familia Landsmanas, de origen letón-lutuano.

Según la información obtenida a través de Compranet, en 2020, Abadi obtuvo contratos por MXN 964,694,617.51: MXN 572,410,181.84 del IMSS; MXN 313,986,410.33 de la Guardia Nacional; MXN 27,888,058.94 de las Autoridades Federales de Educación de la Ciudad de México; MXN 16,928,994.86 desde el Hospital Federico Gómez; MXN 13,280,000 del estado de Chihuahua; MXN 12,650,698.77 del DIF; MXN 3,986,510.77 del gobierno de Michoacán y MXN 3,563,762 del ISSSTE.

Mientras tanto, Café Bersa, propiedad de Corporativo Kosmos, obtuvo contratos por MXN 24,865,374.26: MXN 19,545,142.81 del Ministerio de Trabajo; MXN 3,268,103.45 de la Procuraduría Federal de Defensa de los Trabajadores, y MXN 2, 052, 128 del IMSS.

Productos Serel, también propiedad de Corporativo Kosmos, recibió contratos por MXN 160,046,401.48 en 2020: obtuvo MXN 5,945,245.37 del Hospital Regional de Oaxaca; MXN 43,486,427 del Hospital Juárez; MXN 22,362,140.99 de Aeropuertos y Servicios Auxiliares; MXN 25,452,189 de la Procuraduría General de la República; MXN 47,413,793.10 del DIF; y MXN 15,386,606 del IMSS.

Las irregularidades

Cuando Francisco Garduño Yáñez dirigió el Sistema Penitenciario Federal a principios de este año, hablé de la existencia de una empresa que tenía contratos ventajosos en las cárceles federales pero no mencionó ningún nombre.

El 20 de febrero de 2019, el presidente López Obrador fue interrogado sobre las acusaciones hechas por Garduño Yáñez. El presidente mexicano dijo que estaba revisando el caso y que proporcionaría más información sobre la adquisición de alimentos para las cárceles federales en una semana.

El 25 de febrero, VICE México, en colaboración con Quinto Elementos Lab, publicó un artículo titulado «El cartel de los alimentos». El artículo explicaba que La Cosmopolitana ha sido el principal proveedor de alimentos para las cárceles federales durante los últimos 18 años. Esta empresa es parte del Corporativo Kosmos, que según las investigaciones, obtuvo contratos por más de 29,000 millones de pesos entre 2002 y 2019.

El fundador, Ilja (Elías) Landsmanas, llegó a México en 1959 junto con sus padres Pejsach y Chaja Dymensztejn de Letonia y Lituania.

Pejsach trabajó en una carnicería propiedad del inmigrante lituano León Brener y luego fundó su carnicería, La Modelo.

Con la ayuda de Elías y Jorge, he expandido su negocio a pollo y otros productos. Compraron varios almacenes del gobierno mexicano y compraron una flota de automóviles. Crearon La Cosmopolitana, Servicios Parel, Café Bersa, que para el grupo Kosmos, ahora dirigido por Jack Landsmanas, así como Abadi. Ambas compañías compiten en licitaciones y contratos otorgados por gobiernos federales y estatales.

Sus primeros contratos con el gobierno se firmaron durante la administración de Vicente Fox. En 2002, las compañías tenían contratos por MXN 6 millones, pero estos aumentaron a MXN 343 millones en 2009, y a MXN 5,000 millones en 2018.

Según el artículo de VICE, otros proveedores que han competido en el mismo mercado, la familia Landsmanas es aficionada a la discreción y la agresión mercantil. Otros dicen que influyen en las licitaciones para que, gracias a su estructura y tamaño monopolísticos, solo las empresas propiedad del grupo Kosmos puedan cumplir con los contratos.

Entre noviembre de 2010 y noviembre de 2011, César Mora Eguiarte, jefe de adquisiciones del IMSS, filtró información a los ejecutivos de La Cosmopolitana y Productos Serel para que pudieran ganar fácilmente las licitaciones.

Alimentos de baja calidad

En su sitio web, Corporativo Kosmos explica que su servicio cuenta con el respaldo de 50 años de experiencia; Sin embargo, ninguna de las empresas está registrada en el Registro de Comercio Público.

Kosmos proporciona 700 toneladas de alimentos para más de 3 millones de presos, pacientes de hospitales, niños que viven en instalaciones de DIF y trabajadores estacionados en plataformas petroleras todos los días. También proporcionan alimentos para cafeterías en diferentes oficinas gubernamentales y escuelas.

El 7 de junio de 2012, después de varias quejas y una auditoría realizada por la Oficina de Administración Pública, las autoridades multaron al consorcio con MXN 180,469.

Sin embargo, las quejas persistieron:

En la Penitenciaría de Islas Marías, los reclusos se amotinaron el 2 de febrero de 2013. Se quejaron de la falta de agua y la calidad de los alimentos.
Más de 600 presos intoxicados en la prisión de Puente Grande en Guadalajara el 24 de mayo de 2014. Consumieron ceviche de soja contaminado con salmonela.
Un estudio realizado en 2017 por el Centro de Investigación y Estudios de Historia y Antropología y el Centro de Investigación y Enseñanza Económica en cuatro prisiones encontró que los alimentos contenían hilos, gusanos, gusanos y cucarachas.

Negocios en Venezuela

La Cosmopolitana fue una de las tres empresas mexicanas que se aprovechó del pueblo venezolano al vender comestibles de baja calidad con una prima de hasta el 120% a los Comités Locales de Suministro y Producción (CLAP).

Desde 2017, el consorcio envió hasta 1 millón de comestibles a Venezuela desde Veracruz.

Los días 3 y 5 de octubre de 2018, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) bloqueó las cuentas bancarias de las compañías involucradas, incluidas tres compañías mexicanas y los operadores de Maduro: Alex Naim Saab, Shadi Naim Saab, Álvaro Pulido Vargas, Emanuel Enrique Rubio y Andrés Eduardo León Rodríguez; Rodríguez es un representante legal de Group Grand Limited de Hong Kong.

El 18 de octubre de 2018, la PGR, la red que vendía alimentos a Venezuela después de que la UIF presentara cargos. El 7 de febrero de 2019, un juez de la Ciudad de México otorgó una medida de protección a Group Grand Limited.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *