Ángel Monagas: El extraño “triunfo” de Nicolás sobre el coronavirus | Venezuela

Ángel Monagas
@angelmonagas

Se puede dominar a todo un pueblo a través de la mentira sin mayores explicaciones, siempre y cuando no haya quien asuma defender y luchar la verdad con pruebas y argumentos. Es el caso de Venezuela.

La historia universal está llena de ejemplos. De cómo el comunismo siembra el caos, el desconcierto en la política, para mantener y ejercer el dominio.

La represión y las mentiras, son sus principales armas de control.

El comunismo soviético fue el defensor y modelo de esa tesis.

Por algo, mucho más que los nazis, bajo sus regímenes han muerto más de 100 millones de personas y lo asumen sin ningún tipo de remordimientos.

Tal como dice el Manifiesto Comunista: “…desprecian el tener que encubrir sus puntos de vista y objetivos. Ellos declaran abiertamente que su fin solo puede ser alcanzado derribando por la fuerza todas las condiciones sociales existentes”.

Lenin también escribió en El Estado y la revolución: “…la teoría de Marx y Engels sobre la inevitabilidad de la revolución violenta se refiere al estado burgués. Este último no puede ser reemplazado por el estado proletario (la dictadura del proletariado) mediante el proceso de ‘debilitamiento’, sino, como regla general, solo mediante una revolución violenta”.

Por eso no podemos imaginar un gobierno de Nicolás sin la FAES, colectivos armados y otras derivaciones, cada vez más perfeccionadas en el uso de la represión.

Podemos estudiarlo a partir del proceso de apropiarse del poder, sea durante la Comuna de París, la Revolución Rusa o el Movimiento de Trabajadores-Campesinos instigado por el PCCh (China), los partidos comunistas utilizan métodos extremadamente violentos y sangrientos.

Sin importar si sus enemigos son viejos o débiles, los agentes del comunismo han incendiado, robado y asesinado, exhibiendo una crueldad que estremece el alma. Los crímenes cometidos por los regímenes comunistas violentos son tan numerosos que es casi imposible contarlos.

El comunismo más como secta fanática, instrumentaliza la violencia y mentiras para mantener el poder. Las mentiras son aceites para la violencia y también una manera de someter al pueblo. La mentira se requiere para enfatizar la violencia, y aunque a veces se suspende la violencia, las mentiras continuas son la norma. Los partidos comunistas están dispuestos a prometer cualquier cosa, pero nunca consideran cumplir sus promesas.

A fin de satisfacer sus necesidades, cambian sus historias todo lo que quieren, sin ninguna base moral ni sentido de la vergüenza.

Una verdad puede servir a sus fines de desviación, de invento, de creación de nuevas “verdades”, absolutamente falsas.

Ejemplo, la pandemia del coronavirus

Maduro se jacta de haber sido el “primero”, y más eficiente en combatirla, en decretar la cuarentena. Él mismo destruye su mentira.

Si eso fuese cierto, ¿Por qué en Venezuela, donde supuestamente la pandemia ha sido menor, y sus estrategias han triunfado, la cuarentena o el confinamiento es cada vez más duro?

Ya empezaron a detener y a reprimir a los que encuentren en la calle sin tapabocas.

Barcos iraníes

Para el momento de publicada mi opinión, probablemente ya ingresó el primero de los cargueros.

No tengo dudas de que ingresaran, salvo que un Trump “bipolar”, sin escuela política, como todo empresario que hace política y que le fascinan los comentarios de halagos hacia su persona, prefiera arriesgar un resultado que tiene a la vuelta de la esquina, en una operación militar riesgosa.

La invencibilidad del ejército de los Estados Unidos, es más el producto del cine y de la televisión que de los resultados. Evidentemente que comparar cualquier Fuerza Armada con la nuestra es una “ridiculez”. La misma miseria de nuestro pueblo se vive en los cuarteles. Los ranchos y depósitos de alimentos militares (donde se hace la comida), son fuertemente custodiados. Llevarlos a la Justicia Militar es una temeridad. Ya en la cuarta eso hubiera sucedido.

La tragedia es mucha y vergonzosa para exhibirla en un proceso penal. Los soldados venezolanos, no comen ni siquiera mil calorías de las tres mil que necesitan para operar con normalidad. La mala alimentación es la norma. Menos proteínas, más carbohidratos.

Ciertamente el único culpable del tema del combustible es el gobierno chavista. No obstante, me parece un delito de lesa humanidad seguir castigando a un pueblo, con unas sanciones, que no hacen mella, o tardan mucho en afectar, a los auténticos responsables.

Lo aceptaría si esos líderes estuvieran dentro de Venezuela y no tuvieran dólares, como los que aquí permanecen, para adquirirla.

La conspiración de PJ

Qué diferencia hay entre un presidente impuesto por las FANB y que no lo quiere su pueblo, a otro presidente impuesto por Trump (su única justificación) y que tampoco lo quiere el pueblo. Allí están los números. Me parece acertado que PJ busque salidas a ese estilo de liderazgo. Ahora ese comportamiento de PJ ¿Tiene el respaldo de Borges, de Guanipa embajador, de la parte que está en Gobierno? ¿Quién motoriza la otra parte? ¿Capriles?

Carabobo

Lacava tiene el valor de convocar a un diálogo regional, después de haber sido el gobernante que más daño le ha hecho a la oposición venezolana. De paso, convocando a partidos, cuya concepción y acción está muy lejos de ser opositora.

Nueva Esparta

El liderazgo opositor representado por el Gobernador Alfredo Díaz, no colma las expectativas. Eso no es sorpresa.

La región está completamente destruida y tardará mucho más que lo señalado por el de la Corporación de Turismo en recuperarse.

La baja calidad de los Alcaldes, salvo el opositor de Maneiro, impide cualquier mejora.

Quizá al que observamos con alguna preocupación y capacidad de los chavistas es el de Mariño, el resto, lo que muestran encima de sus hombros, es un “rancho” de puertas abiertas y de cartón.

El protector, si no se deja consumir en otros intereses, tiene una buena oportunidad.

Lara

Los empleados de la Alcaldía del Municipio Torres (Carora), se están muriendo de hambre. No tuvieron otra opción que tomar la calle. Igual lo que se respira en sus calles, es necesidad. ¿Dónde están los dirigentes nacionales del chavismo que allí residen?

Zulia

Nos cuesta trabajo creer en el nuevo brote de coronavirus anunciado por el Gobernador Prieto. Siempre advertimos lo que pasaba en el mercado al cielo abierto Las Pulgas. Extraño que el Presidente Maduro en su mensaje diario no mencionó nada. Círculos cercanos al Gobernador, señalan que faltan las pruebas del PCR que se fueron a Caracas, entonces ¿Por qué Omar se lanza a una piscina sin agua? Debió esperar.

La desesperación en la región es total. Se incrementa el confinamiento. Se reduce nuevamente el tiempo en la calle. No se resuelve el tema eléctrico, todo lo contrario, aumentan las carencias, no hay agua, no hay gasolina, ¿Cómo quieren que el pueblo este en paz? ¿Cómo le piden tener fe en un gobierno que prácticamente nos hizo perder 60 días encerrados, para que ahora aparezca un centenar de casos?

La gente quiere respuestas.

 

Breves de los alcaldes

La mayoría no pasa el examen.

Blagdimir Labrador de Colón, es acusado por los ganaderos de “chantajista”. Gasolina a cambio de leche, de un sector más que maltratado por las políticas gubernamentales.

Luis Caldera, de Mara, se ha vuelto pura pantalla. Pura pose. No resuelve uno solo de los problemas de los marenses y lo peor es que se cree la nueva sangre azul del municipio. Heredero por obra y gracia divina. Cada vez Santa Cruz y El Moján, por mencionar dos poblaciones, están peor.

Leonidas González, de Lagunillas, existe la fábula del Rey Midas, donde todo lo tocado lo hacía oro. Leonidas es lo contrario. Ha llevado la mentira a niveles superlativos. Ni siquiera asiste al 90% de sus obras. Quiso distraer con el tema del nombre de Ciudad Ojeda.

Betty Zuleta, de Machiques, una mujer de noble corazón. Quiere pero no sabe cómo.

Dirwin Arrieta, de San Francisco. Me cuesta saber quién es el Alcalde allí. Si él o es una extensión de Omar Prieto. Si invirtiera la cuarta parte del tiempo usado en echarse “gel”, cambiarse de “guantes”, de “mascarillas”, y otros menesteres, San Francisco sería la capital del Estado. Los concejales no se conocen. Allí la electricidad solo falla a las 7 am y regresa (si es que lo hace) doce horas después. El agua se conoce en las películas y en las propagandas de VTV.

Samuel Contreras de Baralt. Un caballero. Lo he tratado poco. Observo que tiene muchas carencias presupuestarias pero lo intenta. Busca la conciliación política y social en su municipio para resolver los problemas, ampliando en la medida de lo posible los beneficios. Necesita de mucho apoyo.

Willy Casanova de Maracaibo. No parece lo que en realidad es. Detrás de esa “mascara”, observamos un hombre preocupado, que ha venido sustituyendo en lo practico su entorno. A diferencia del resto, muestra obras, hechos, realidades. Errores, muchos. Sin embargo, me sorprende con su permeabilidad a la sana crítica. Tiene a más de uno preocupado de la oposición, por haber hecho lo que nunca otros con más nombre hicieron y también a más de uno dentro del chavismo. Por ejemplo, ya cuadro en el aparato electoral para futuros destinos. Tiene opacado a otros Alcaldes, que se creían los “Irene Saez” del Zulia y exigían el derecho a ascender. La política no es como la Fuerza Armada y aquí la antigüedad no es un “grado o jerarquía”. El campo de batalla es la calle y la solución de los problemas. Le avizoro duros encontronazos.

Señor Gobernador Omar Prieto, Tiempos inciertos requieren hechos confiables. A los primeros que debe aplicarles la radicalización, del esfuerzo, del trabajo, son a sus asesores y funcionarios cercanos. Y también a sus Alcaldes pupilos. Recuerde lo que decía Bolívar “Llamarse Jefe para no serlo es el colmo de la miseria”.

Estoy en Rumbera 98.7 FM, por ahora…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *