Alex Saab y Álvaro Pulido vinculados con empresas mexicanas Libre Abordo y Schlager Business Group, que surten de camiones cisterna a Venezuela

La empresa mexicana Libre Abordo y su relacionada Schlager Business Group hicieron entrega de un cargamento de pipas o camiones cisterna al Gobierno de Nicolás Maduro, que serían utilizadas supuestamente para el traslado de agua potable a las comunidades más vulnerables de Venezuela.

Se trata de 20 cisternas semirremolque y 222 semitráileres, con una capacidad de 10 y 30 mil litros respectivamente, el apoyo -procedente de China- desembarcó con varias semanas de anticipación debido a la logística y operatividad de la empresa mexicana, que se anuncia como especializada en comercio exterior.

Según anuncios oficiales, la medida buscaría beneficiar a miles de familias venezolanas en medio de la pandemia mundial generada por el COVID-19.

A pesar de que Venezuela es uno de los países más ricos en agua, la gestión del recurso y de la infraestructura hídrica, no ha sido eficiente, lo que ha ocasionado que muchos hogares venezolanos carezcan de agua corriente, un recurso crucial para la higiene y la salud.

El 2 de mayo pasado venezolanos reportaron en las redes la llegada a su país de los vehículos, asegurando que eran escoltados por oficiales motorizados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la policía militarizada de Venezuela. Algunos internautas afirmaron que los camiones cisterna tenían por finalidad el transporte de hidrocarburos, en medio de la grave crisis de desabastecimiento de combustible que padece el país petrolero.

Libre Abordo y Schlager Business Group firmaron en 2019 con el Gobierno de Maduro un contrato que establece el intercambio de barriles de petróleo por camiones de agua y varias toneladas de maíz. Las compañías se mantienen bajo el escrutinio de los departamentos de Estado y del Tesoro de los Estados Unidos, ante las sanciones estadounidenses a Petróleos de Venezuela (PDVSA). Ambas firmas mexicanas son vinculadas con los empresarios de origen colombiano Alex Saab y Álvaro Pulido (antes Germán Rubio), sancionados en 2019 por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por negocios de corrupción en Venezuela, asunto por el que también tienen un caso penal pendiente en suelo estadounidense. Ambos empresarios han fungido como proveedores de alimentos para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) de Venezuela, mediante ventas de productos de baja calidad que han realizado con sobreprecio.

Alex Saab, Álvaro Pulido

Los vehículos llegaron el jueves 30 de mayo pasado al puerto venezolano De La Guaira, en el buque granelero Chipolbrok Sun, con bandera de Hong Kong. El navío había salido desde el puerto de Dongjiakou, en China, el 24 de marzo, según Refinitiv Eikon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *