¿Luisa Ortega Díaz recibió sobornos de empresarios que investigó cuando fue Fiscal General de Venezuela?

La ex-fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, rechazó categóricamente las acusaciones de que aceptó sobornos como aparece en una investigación por corrupción adelantada en Miami, señalando que el Gobierno de Nicolás Maduro está manipulando a la justicia estadounidense y que el testimonio en su contra fue extraído bajo amenaza de tortura y muerte.

Según un reporte del diario estadounidense El Nuevo Herald, Ortega, reconocida como Fiscal General legítima por el líder opositor Juan Guaidó, dijo en una entrevista que ella nunca tuvo relación con el contratista de PDVSA que según las investigaciones estadounidenses habría pagado el elevado soborno para que ella desestimara las investigaciones por corrupción en Venezuela.

Agregó que esa presunta investigación nunca fue llevada por su oficina y reveló que el empresario, Carlos Enrique Urbano Fermín, tiene un hermano preso por el Gobierno chavista.

Según Ortega, la presunta operación de descrédito en su contra estaría siendo encabezada por el fiscal general de Maduro, Tarek William Saab, quien aseguró estaría obligando a Urbano Fermín para que testifique en contra de Ortega bajo amenaza de hacerle daño a su hermano, advirtió.

“La información que yo tengo es que Saab mandó a Carlos Enrique Urbano a Estados Unidos a levantar un cuento contra mí, presionando porque tienen al hermano preso, porque lo pueden matar y lo pueden torturar”, dijo Ortega en una entrevista telefónica desde Colombia.

“Yo estoy segura que a cualquier ciudadano le dicen, mira te voy a matar a tu hermano si tu no vas a declarar esto, que cualquier ciudadano lo hace”, agregó.

Según una acusación presentada por la Fiscalía Federal de Miami, Ortega presuntamente recibió un soborno de gran tamaño por parte de Urbano Fermín, un contratista de PDVSA, para desestimar el caso contra sus empresas.

Ortega, quien se encuentra actualmente en Colombia, se desempeñó como Fiscal General bajo los períodos presidenciales del fallecido Hugo Chávez y posteriormente de Nicolás Maduro, pero terminó distanciándose del chavismo en agosto del 2017.

Fuentes con conocimiento del caso confirmaron a el Miami Herald y el Nuevo Herald que Ortega es la persona identificada como “Funcionario Venezolano Número 1” en el juicio llevado en Miami contra Urbano Fermín, quien es acusado principalmente de lavado de dinero y de usar el sistema financiero de Estados Unidos para pagar el soborno.

La acusación, presentada el 20 de marzo en la Corte Federal del Sur de Florida, alega que el empresario conspiró con otros, incluyendo con un intermediario, para pagar el soborno y esconder la naturaleza de los pagos que fueron realizados a través de cuentas bancarias en el Sur de la Florida.

“En o a inicios del 2017, ‘Intermediario 1’ le informó a Carlos Enrique Urbano Fermín que podía prevenir que los cargos criminales fuesen presentados contra sus empresas debido a su estrecha relación con Funcionario 1”, señala el documento presentado en la corte.

“En o alrededor del 3 de abril, Carlos Enrique Urbano Fermín realizó una transferencia de aproximadamente $100,000 desde una cuenta de Urbano Fermín en Estados Unidos a una cuenta para beneficio de Intermediario 1 en un banco de Coral Gables, Florida”, agrega el documento.

Ortega, sin embargo, niega rotundamente esas aseveraciones. “Yo no tengo intermediarios, yo no he cobrado nada”, enfatizó.

Saab es quien realmente opera una red de extorsión y quien conjuntamente con su “grupo de delincuentes” usurpan las funciones del Ministerio Público, afirmó.

Ortega alega que Saab tiene control de los sistemas internos de la fiscalía y puede con toda facilidad cambiar las fechas y los contenidos de las investigaciones para que, al menos en este caso, hacer creer al mundo que ella tenía a Urbano Fermín bajo investigación.

La funcionaria negó haber tenido trato alguno con el empresario venezolano, señalando que es Saab quien tenía una estrecha relación con él.

“Ellos eran socios, cuando Saab era gobernador en el estado Anzoátegui. Entonces seguramente debe haber una pelea entre ellos, los socios, por dinero, o quién sabe por qué”, dijo la funcionaria. “Al testigo, la justicia de Estados Unidos debería preguntarle si es cierto que él fue socio de Saab, y si es cierto que tiene un hermano preso en Venezuela”.

Presuntos sobornos de Alex Saab y Álvaro Pulido

Pero no es la primera vez que Ortega es señalada de haber recibido supuestamente sobornos de empresarios, pues algunas referencias en la Internet y comentarios de internautas, han asegurado que la ex-fiscal condujo investigaciones contra los empresarios de origen colombiano Alex Saab y Álvaro Pulido, por negocios con el Estado venezolano que derivaron en casos de corrupción, siendo tentada por la chequera de Saab y Pulido, quienes supuestamente buscaban que los expedientes no se conocieran y las investigaciones fueran paralizadas por el Ministerio Público venezolano.

En las redes internautas se manifestaron con indignación asegurando que no existiría distinción entre acusados y acusadores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *