Lennys Rangel y otros ex-funcionarios del consorcio petrolero venezolano Petrocedeño cooperan en casos criminales en los Estados Unidos por corrupción

Estados Unidos desveló casos criminales contra dos ex-funcionarios en el monopolio petrolero estatal de Venezuela en marzo pasado como parte de lo que los funcionarios estadounidenses dicen es una nueva ronda de cargos y sanciones contra el Gobierno de Maduro, al que acusan de corrupción sistémica, narcotráfico y robo de miles de millones de dólares en el Estado.

Los fiscales también han acusado a un empresario asociado con la subsidiaria de la compañía, Petróleos de Venezuela, SA (PDVSA), para la que trabajaban los funcionarios.

Según un reporte de The Wall Street Journal, elgunas de las acciones se han retrasado en parte por la pandemia de coronavirus. Pero altos funcionarios estadounidenses dicen que son parte de un esfuerzo de la administración Trump para duplicar su campaña de presión  contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro después de no cumplir con su objetivo principal de derrocarlo.

Los fiscales federales en Miami, Nueva York y Washington, DC, apuntan a lo que alegan es una gran corrupción en el asediado sector petrolero y los mercados de divisas, el narcotráfico asistido por el estado y el lavado de dinero a través del programa de alimentos de emergencia administrado por militares de Venezuela.

Han acusado a docenas de acusados, muchos de los cuales se han declarado culpables en los tribunales estadounidenses, y continúan investigando presuntos sobornos y lavado de dinero que involucran empresas conjuntas con PDVSA, según documentos judiciales y personas familiarizadas con el asunto.

Esas empresas involucran a algunas de las compañías de energía más grandes del mundo, incluidas Chevron Corp., la PAO de Rosneft de Rusia , los fiscales de la National Petroleum Co. de China no alegaron ningún delito de las compañías petroleras extranjeras. Las empresas petroleras extranjeras tienen participaciones minoritarias en las empresas conjuntas; algunos han dicho que no controlan cómo se gasta su dinero. Los representantes de CNPC y Rosneft no pudieron ser contactados para hacer comentarios.

«Chevron y nuestros afiliados cumplen con un código de ética empresarial en virtud del cual cumplimos con todas las leyes y regulaciones aplicables, y esperamos que nuestros socios comerciales también realicen negocios de conformidad con estos requisitos», dijo un portavoz de Chevron.

Los fiscales de Miami acusaron a Leonardo Santilli, un ciudadano venezolano que controlaba varias empresas que trabajan para las firmas conjuntas, por lavado de dinero en Miami y delitos relacionados.

Las compañías del Sr. Santilli supuestamente recibieron casi $ 150 millones de las filiales de PDVSA entre 2014-2017, según documentos judiciales. Supuestamente, más de $ 100 millones fueron transferidos a cuentas, fideicomisos y compañías fantasmas controladas por él y otras personas venezolanas, alegan los fiscales.

El Sr. Santilli supuestamente usó millones de los fondos para sobornar a altos funcionarios del ejército y el gobierno venezolano en nombre de las empresas conjuntas, según los documentos judiciales, que también alegan que los empleados de las empresas del Sr. Santilli rastrearon los pagos en una hoja de cálculo, llamando las transacciones «comisiones» o comisiones.

A principios de marzo pasado, los jueces federales en Miami también revelaron cargos contra dos ejecutivos de compañías petroleras estatales en una de las subsidiarias de las que supuestamente recibió dinero el Sr. Santilli, Lennys Rangel y Edoardo Orsoni. Ambos trabajaron en Petrocedeño, una empresa conjunta entre PDVSA y el gigante petrolero francés Total SA y la noruega Equinor AS A.

Los fiscales alegaron que la Sra. Rangel, ex-oficial de adquisiciones de la empresa, y el Sr. Orsoni, ex-asesor general de Petrocedeño y la matriz PDVSA, conspiraron para lavar millones en pagos de sobornos a través de los Estados Unidos, incluso mediante la compra de condominios en Miami. Los sobornos fueron presuntamente pagados a la Sra. Rangel, el Sr. Orsoni y otros ejecutivos de PDVSA para obtener contratos lucrativos de Petrocedeño.

Lennys Rangel

Ambos fueron acusados ​​de información criminal, un método que a menudo indica que el acusado está cooperando. La pareja se entregó voluntariamente y fueron puestos en libertad bajo fianza.

Acusación en los Estados Un… by Presents 360 on Scribd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *