Una cuenta del ex-presidente ecuatoriano Rafael Correa en un paraíso fiscal trae a colación los puntos en común que tendría con Alex Saab

Cocky de la Torre

La empresa Fondo Global de Construcciones S.A. (Foglocons S.A.), perteneciente a Alex Saab, fue investigada por la justicia de Ecuador por un supuesto delito de lavado de activos. Fondo Global Construcción S.A, fue investigada por posibles irregularidades en las exportaciones de materiales prefabricados de construcción, que esta empresa realizó a Venezuela, mediante el Sistema Unitario de Compensación Regional (SUCRE) en 2013. El expediente involucró en total a cinco empresas indagadas por operaciones inusuales e injustificadas. Todo esto sucedía mientras Rafael Correa era presidente de Ecuador y tanto Correa en lo político, como Saab en los negocios, mantenía una fuerte alianza con el chavismo.

Pero, ¿Habrá más cosas en común entre Correa y el narco-empresario Saab? ¿Han tenido algún tipo de trato o negocio ambos personajes? ¿Ayudó el ex presidente a Saab a ocultar decenas de millones de dólares en paraísos fiscales producto de negocios opacos? Lo cierto es que se está hablando de muchas cosas que todavía no están claras.

Correa, tiene una cuenta en un paraíso fiscal. Él mismo confirmó mediante un tuit esta afirmación del activista Fernando Balda, a quien acusó de publicar datos de su ‘cuenta bancaria personal’.

«Balda ha cometido varios delitos tales como hackeo y publicación de mi cuenta bancaria personal», dice en su cuenta de Twitter el exmandatario ecuatoriano. Balda se refiere a una supuesta cuenta de Correa en Aruba.

«ING Lion es una banca virtual que está radicada en Aruba», paraíso fiscal que Correa solía criticar, ha dicho Balda en entrevistas en varios medios ecuatorianos, al mostrar una imagen que sería la que contiene el número de cuenta de Correa en esa banca.

En un documental titulado ‘La ruta del dinero robado’, Fernando Balda junto a dos eurodiputados anunció que el expresidente tuvo que ver en un intento de fuga en España de Pablo Romero, exsecretario de Inteligencia del gobierno de Correa, quien fue extraditado desde este país y ya se encuentra en Ecuador para ser juzgado por su vinculación en el secuestro a Fernando Balda en Colombia en 2012, según El Universo de Ecuador.

Rafael Correa siempre ha negado haber conocido a Pablo Romero, pero de acuerdo a Balda y los eurodiputados españoles Víctor González y Herman Terstch, quienes estuvieron en Ecuador, no solo lo conoce sino que le pagó 5 mil euros al abogado Enrique Santiago, defensor de Romero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *