Las promesas que el presidente López Obrador no les cumple todavía a los mexicanos

Luego de más de un año al frente del Gobierno, los mexicanos siguen esperando que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla con sus promesas de campaña política, en las que ofreció luchar contra la corrupción y la inseguridad. No obstante, no perciben que sus políticas y su retórica esté dando buenos resultados.

Piper (@MRSPiperThread), columnista de la web CoNexiones, ha analizado la situación, cargando duramente contra la actitud del mandatario.

López abrió la boca y al mismo tiempo una puerta muy peligrosa.
La de la autojustificación.
El sigue el guión de denostar y echar culpas.
De blandir su esquelético dedo y repartir culpas como si fuera realmente honesto e intachable.

Pero su retórica abrió la puerta a las siguientes generaciones para justificar nueva incapacidad.
6 años, se van muy rápido.
Y el período que tiene dar resultados es finito.
No entiende que la vara con que mide será medido.

Es más que un escupitajo al aire y un balazo en el pie.
Esta creando una tradición y nos está llevando entre las patas.
Si no cambia su retórica creará una cultura de ataque y mediocridad que cobijará a toda la clase política posterior.
Sin importar partido o ideología.

La cárcel que pide para los corruptos del pasado puede no ser inmerecida, si se presentan pruebas.
Pero también abre la puerta para un juicio propio.
La corrupción que dice era insostenible, se ha vuelto peor.
Y la violencia que acusa haber sido iniciada está lejos de menguar

El mayor problema que vemos hoy se basa en la ineptitud, en la incapacidad que creen se resuelve pidiendo paciencia y señalando.
Falso.
No hay respuestas sencillas, pero tampoco se nota interés por buscarlas.

Como dice mi gran amigo
@jalbertolesso
:
«Los carniceros del presente son las reses del futuro».
México cada vez está menos dispuesto a solapar y esperar más.
El se vendió como cambio y se justifica diciendo que otros eran iguales.
Jamás será aceptable que sea lo que criticó.

No podemos seguir esperando, ningún Mesías vendrá a salvarnos de este Mesías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *