El controversial pasado de Humberto Calderon Berti, el ex-embajador de Juan Guaidó en Colombia

Durante la etapa política de Venezuela denominada “Cuarta República”, Humberto Calderon Berti fue uno de los cancilleres del segundo gobierno del ex–presidente Carlos Andrés Pérez, quien fue sacado de su cargo debido a escándalos de corrupción.

Luego fue ministro de Energía y Minas del ex–presidente Luis Herrera Campins entre 1979 y 1983, siendo responsable directo del llamado “viernes negro” (la primera devaluación del Bolívar, la moneda venezolana), que llevó a Venezuela a una debacle económica sin precedentes, originada en gran parte por una inmensa ola de corrupción enquistada dentro de su Administración, y hace que Hugo Chávez llegue al poder.

Calderón Berti hacía las veces de “embajador” del líder político venezolano Juan Guaidó en Colombia hasta finales de 2019.

Calderón Berti, los Estados Unidos y el lobby

Un reporte en la Internet señala: “La fachada ampliamente promovida por Calderón Berti en Colombia, quien de forma recurrente aparecía en reuniones en la embajada de Estados Unidos en Bogotá para articular “estrategias” con el Comando Sur y otros representantes del Gobierno de Donald Trump, que aunque no ha logrado el cometido de destronar al Gobierno constitucional de Venezuela, sí le ha servido para secuestrar —al menos— más de 34.000 millones de dólares en activos, bienes y recursos de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y su refinería Citgo con sede en territorio estadounidense”.

Calderón Berti es acusado del robo de millones de dólares que entidades privadas donaron a Venezuela como verdadera “ayuda humanitaria” pero que terminó en manos de personas muy cercanas a Calderón Berti.

Lujuria y excesos

Estos allegados a Calderon Berti estuvieron involucrados en compra de bienes en Colombia como apartamentos, vehículos, artículos de lujo, ropa, calzados, entre otros artículos de consumo personal, así como el pago de lujosos hoteles y despilfarro de dinero en fiestas y lujuria, señala el reporte.

Semanas después del escándalo denominado «El Cúcutazo» se conoció que Carlderon Berti había sido el encargado de coordinar “la logística” del grupo en Cúcuta – Colombia. Pero eso no fue el último escándalo del “embajador pues otro escándalo fue el robo de al menos 3 millones de dólares de los recursos recogidos en el llamado concierto “Venezuela Live Aid” realizado el 22 de febrero en Cúcuta y que se hizo para supuestamente recoger fondos para dar “ayuda humanitaria”.

Otro escándalo de Berti con respecto a su logística en Colombia, fue el error que cometieron al articular el paso ilegal de Guaidó desde Venezuela a Colombia. El calificado “experto petrolero” coordinó junto con la guardia presidencial del Gobierno de Iván Duque, que Guaidó pasara de Venezuela a Colombia a través de una trocha —camino ilegal— controlado por el grupo paramilitar «Los Rastrojos» , banda criminal dedicada a la comisión de delitos como secuestros, extorsión, sicariato, narcotráfico, violación, torturas, desapariciones forzosas, trata de blancas, entre otros delitos, haciendo quedar muy mal a Juan Guaidó, pero este logró defenderse con pruebas de esta acusación.

Guaidó prescinde de sus servicios

A pesar de todos los escándalos, Calderon Berti seguía siendo el hombre de confianza de Guaidó hasta el martes 26 de noviembre de 2019, cuando el autoproclamado “presidente encargado”, Juan Guaidó, decidió prescindir de sus servicios a través de una carta publicada en redes sociales.

La relación entre Calderón Berti y Guaidó desmejoró a raíz del escándalo del “Cucutazo”, en junio de este año, cuando se comprobó que sus allegados habían utilizado para fines personales dineros de la llamada “ayuda humanitaria”.

Berti, Pdvsa, Monómeros y sus antiguos negocios en Colombia

Los nexos de Berti con Colombia vienen desde el golpe y sabotaje petrolero ejecutado por la entonces alianza opositora “Coordinadora Democrática”, que entre 2002 y 2003 ejecutó un Golpe de Estado contra Hugo Chávez, siendo acusada también de sabotear la industria petrolera venezolana.

El sabotaje a la industria petrolera dejó al menos 40.000 millones de dólares en daños al patrimonio venezolano. Luego de ello, Berti se fugó a Colombia y en 2003 fundó junto con otros ex miembros de Pdvsa que eran parte de la “Coordinadora Democrática”, la empresa privada Vetra Energía, que con recursos venezolanos se convirtió en uno de los principales productores independientes de petróleo y gas en el país cafetalero.

Los antecedentes de Calderón en Pdvsa se remontan a 1983 cuando fue designado presidente de la empresa estatal petrolera venezolana.

Pero además, Berti coordinó la toma de Monómeros Colombo-Venezolano, una filial de la empresa Petroquímica de Venezuela (Pequiven) instalada en Colombia. Esto lo logró con la colaboración de Carmen Elisa Hernández de Castro, una persona de su confianza que terminó siendo designada por Guaidó “como presidenta de la junta directiva de Monómeros”, según algunas opiniones, “todo para controlar sus recursos tal cual como lo hace Estados Unidos con Citgo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *