Registros suizos permitirán a fiscales de los Estados Unidos avanzar en casos contra venezolanos implicados en tramas corruptas

Durante dos años, los investigadores federales en Miami han esperado pacientemente a que se entreguen montones de registros bancarios suizos para que puedan presentar un caso monumental de lavado de dinero contra un círculo rico de empresarios venezolanos y ex funcionarios gubernamentales.

Finalmente, esos registros bancarios secretos han llegado, debido a una decisión importante de liberarlos por el tribunal más alto de Suiza.

Según un reporte de Jay Weaver y Antonio María Delgado para el Miami Herald, con esa evidencia crítica en la mano, los fiscales de los Estados Unidos ahora pueden avanzar y decidir presentar una acusación planificada durante mucho tiempo contra cuatro miembros de la joven élite empresarial de Venezuela, conocidos como «boliburgueses», y dos ex altos funcionarios del sector petrolero del gobierno, junto con un banquero suizo en el centro de la supuesta raqueta internacional de lavado de dinero.

Se sospecha que las élites empresariales pagan sobornos considerables a los funcionarios del gobierno a cambio de otorgar préstamos en bolívares a la compañía petrolera nacional, Petróleos de Venezuela, SA, y luego recibir reembolsos en dólares, con las ganancias obtenidas mediante el favorable cambio de divisas del gobierno. sistema para aumentar las ganancias. Los pagos multimillonarios fueron luego desviados a cuentas bancarias suizas secretas entre 2012 y 2014, según las autoridades estadounidenses.

«La operación, llevada a cabo gracias a actos de corrupción, habría permitido la malversación de más de $ 4.5 mil millones, lavada principalmente a través de cuentas abiertas en Suiza», escribió el Tribunal Federal Suizo en una orden de enero rechazando apelaciones que buscaban detener la liberación del registros bancarios

La mayor parte de ese dinero contaminado se transfirió a las cuentas de los banqueros venezolanos Luis e Ignacio Oberto en Compagnie Bancaire Helvetique, y el resto a sus cuentas en EFG Bank AG y otras siete instituciones financieras suizas en el extenso esquema de fraude, dicen autoridades oficiales en Estados Unidos. correspondencia con sus homólogos suizos. El Miami Herald obtuvo copias de las cartas de «asistencia legal mutua» que resumen las transacciones.

La investigación de $ 4.5 mil millones en lavado de dinero del Departamento de Justicia es la más grande de tres sondas distintas con base en Miami que apuntan a «cleptócratas» venezolanos y sus asociados, lo que resulta en el enjuiciamiento de una docena de acusados ​​en el sur de Florida hasta ahora, incluido un ex tesorero nacional, Alejandro Andrade , quien fue el primero en declararse culpable a fines de 2017. Las investigaciones, que según los fiscales forman un triángulo de corrupción que conecta a Venezuela con Suiza al sur de Florida, dramatizan el presunto robo de sumas estratosféricas de fondos gubernamentales en el país sudamericano rico en petróleo. La corrupción política de alto nivel ha estimulado el colapso económico de Venezuela y el éxodo de millones de sus ciudadanos.

La última investigación de Estados Unidos, dirigida por Investigaciones de Seguridad Nacional, se ha centrado en media docena de «objetivos» sospechosos de transferir fondos malversados ​​del gobierno venezolano a cuentas bancarias, bienes inmuebles y otros activos en Miami y Nueva York, según las autoridades estadounidenses. A la vanguardia están los hermanos Oberto, descendientes de una prominente familia bancaria que reside en el lujoso rascacielos Carillon con vista a Miami Beach. The Herald informó sobre sus papeles principales en el supuesto plan de lavado de dinero en noviembre.

Desde ese informe, el Herald ha aprendido los nombres de otros objetivos: primos venezolanos Alejandro Betancourt y Francisco Convit , que viven respectivamente en España y Venezuela. Convit fue acusado como el principal acusado en un caso separado de lavado de dinero en Venezuela en Miami en 2018, mientras que Betancourt es sospechoso de ser un conspirador en ese mismo caso. No ha sido acusado.

También fue blanco de la última investigación: Rafael Ramírez, ex presidente de la compañía petrolera estatal, PDVSA, que ahora vive en Italia, y el ex viceministro de Energía de Venezuela, Nervis Villalobos, que está bajo custodia en España en espera de extradición a los Estados Unidos. Estados acusados ​​de soborno en un caso de fraude PDVSA no relacionado.

El banquero suizo en medio del supuesto plan de lavado de dinero: Charles Henry De Beaumont, quien fue empleado de Compagnie Bancaire Helvetique hasta 2012 y luego se convirtió en un administrador de activos independiente que realizaba transacciones con su antiguo banco y otros, de acuerdo con la ley y la ley. fuentes familiarizadas con la investigación de los Estados Unidos. De Beaumont recaudó $ 22 millones en honorarios por su manejo de las transacciones presuntamente ilícitas para los Obertos, Betancourt, Convit y otros, y también usó parte de ese dinero para comprar residencias de lujo en la República Dominicana y en el condominio Continuum de gran altura en Miami Beach

En 2018, el Departamento de Justicia de los EE. UU., Junto con la Oficina del Fiscal de los EE. UU. En Miami, buscó la asistencia legal de Suiza con la investigación bajo un acuerdo de tratado, solicitando registros de cuentas en Compagnie Bancaire Helvetique y otras instituciones financieras suizas como EFG Bank, que por ley administrar el dinero de los clientes ricos en total secreto.

Lea el reporte completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *