César Omaña, el empresario venezolano que participó en plan para derrocar a Maduro, tendría conexión con el magnate estadounidense de la seguridad Erik Prince

En la imagen, César Omaña y Erik Prince

Erik Prince, magnate fundador de la firma de seguridad privada Blackwater y destacado defensor de Donald Trump, realizó una visita secreta a Venezuela el mes pasado y se reunió con la vicepresidenta Delcy Rodríguez, una de las aliadas más cercanas de Nicolás Maduro.

La visita, descrita por una fuente como «acercamiento» con el gobierno de Maduro, se produjo solo ocho meses después de que Prince lanzó un plan para desplegar un ejército privado para ayudar a derrocar al líder venezolano.

Cesar Omaña, el empresario de la conspiración de abril en Venezuela, ha tenido reuniones con Raúl Gorrín, uno de los más buscados por los Estados Unidos

No estaba claro lo que Prince, el hermano de la secretaria de educación de Trump, Betsy DeVos, discutió con Rodríguez. La reunión fue reportada por primera vez por Bloomberg.

Una reunión con Rodríguez, que está bajo las sanciones de los Estados Unidos, podría plantear preguntas sobre si Prince podría haber infringido la ley estadounidense, que prohíbe a los estadounidenses hacer negocios con personas sancionadas y específicamente con el gobierno venezolano.

Prince informó a un funcionario de la Casa Blanca de la reunión prevista antes de su viaje, pero no se sabía si pidió aprobación o consejo, según una de las fuentes.

La Casa Blanca se negó a comentar cuando se le preguntó si los funcionarios estadounidenses tenían noticias de la visita de Prince o si era vista como una posible línea de comunicación con el gobierno de Maduro. En enero, Washington reconoció al líder opositor Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela y comenzó a aumentar las sanciones y la presión diplomática en un esfuerzo por derrocar a Maduro.

El portavoz de Prince, Marc Cohen, declinó hacer comentarios. Rodríguez no respondió a las preguntas por mensaje de texto. Su hermano, el ministro de información, Jorge Rodríguez, tampoco respondió a una solicitud de comentarios.

Cinco fuentes dijeron a Reuters que Prince, un hombre de negocios conocido por sus opiniones derechistas, visitó Caracas alrededor del 20 o 21 de noviembre y se reunió con Rodríguez, una líder del gobernante Partido Socialista de Venezuela (PSUV), que fue nombrado vicepresidenta por Maduro el año pasado.

«Fue algo más que un viaje privado de negocios», dijo una fuente venezolana en Washington que tiene contactos tanto con la oposición como con el gobierno de Maduro.

Peter Kucik, un antiguo experto en la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), que dependen del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y se encarga de imponer sanciones, dijo que una reunión de este tipo correría el riesgo de violar las regulaciones de Estados Unidos si “fueron más allá de una conversación casual y llegaron a un acuerdo”.

“Cuanto más sustantiva la discusión, es más probable que haya un problema”, dijo Kucik.

La reunión de Prince con Rodríguez representa un giro sorprendente para un hombre de negocios con una larga experiencia en tratar de privatizar la guerra.

Leocenis García, un líder político de la oposición en Venezuela, ha comentado en Twitter que Prince es un agente de la CIA y está vinculado con César Omaña, socio del también dirigente de la oposición venezolana Leopoldo López. García también ha dicho que Prince “ha mantenido reuniones con muchos “boliburgueses para financiar un plan militar”. Los boliburgueses son empresarios y figuras que han hecho fortuna con el chavismo. César Omaña es un médico y empresario con amigos tanto en el Gobierno como en la oposición. Según García

Erick Prince, no solo es un poderoso agente de la CIA. Está vinculado a Cesar Omaña- socio de Leopoldo Lòpez-, pero además ha mantenido reuniones con muchos boliburgueses para finaciar un plan militar. Esto pica y se extiende, después de haberse reunido en Caracas con el régimen.

Esto mismo ha dicho The Washington Today (@TheWashingtonRT)

Erick Prince, un ex agente de la CIA que contrata mercenarios para derrocar regímenes totalitarios, fue vinculado al régimen de Maduro a través de César Omaña, un hombre de negocios vinculado a la oposición de Leopoldo López.

@segurosybanca ha señalado por otro lado en Twitter que Cesar Omaña ha fungido como enviado de la Casa Blanca para reunirse con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), quien es una de las figuras de mayor peso político para el chavismo.

La visita secreta a Venezuela de César Omaña, uno de los artífices de la conspiración contra Maduro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *