Venezolanos piden a Juan Guaidó explicaciones acerca de supuesta corrupción en la empresa Monómeros

Juan Guaidó decretó la intervención y reestructuración inmediata de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional de Venezuela y “la suspensión de los Diputados involucrados de todas sus responsabilidades en el parlamento”, tras las revelaciones de actos de corrupción en la Asamblea Nacional, en su carácter de presidente del parlamento venezolano. La red de corrupción incluyó cartas aprobadas por la Comisión de Contraloría para liberar de culpa a algunos sancionados a nivel internacional que pertenecen a la red de corrupción de Alimentos CLAP del gobierno chavista. Las cartas nunca fueron registradas oficialmente pero fueron utilizadas por los parlamentarios acusados.

“El Chávez de Naiguatá”, como algunos denominan al líder opositor, ha manifestado un enérgico rechazo contra la corrupción interna en el legislativo que preside.

En respuesta, algunos han pedido que Guaidó asuma una igual posición contra las irregularidades en la empresa Monómeros, una compañía filial en Colombia de Pequiven, petroquímica del Estado venezolano. Algunos indignados han asegurado que los encargados de la compañía en Colombia, designados por Juan Guaidó, tras ser reconocido como presidente encargado de Venezuela por varios países, entre éstos Colombia, han estado incurriendo en situaciones de posible corrupción, poniendo en riesgo el patrimonio de la compañía. Según lo declarado en días pasados por Humberto Calderón Berti, ex-embajador de Venezuela en Colombia, designado y luego destituido por el propio Guaidó, uno de los encargados de la empresa en Colombia es el ex-candidato presidencial de la oposición venezolana Manuel Rosales, quien ha participado en las mesas de negociación con el gobierno de Nicolás Maduro, que buscan una salida a la crisis política en Venezuela.

Expertos han puesto la lupa a las cláusulas de confidencialidad en los contratos de Monómeros, como uno suscrito con las empresas Opp Graneles S.A. y Grupo Portuario S.A. Piensan que más allá de proteger los secretos comerciales de la empresa, tienden a arraigar la idea de una desenfrenada corrupción en la productora de fertilizantes, percepción muy difundida últimamente tanto entre chavistas como entre opositores que ahora disienten del proyecto político de Guaidó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *