Alex Saab en el Hospital Militar de Caracas, según testigos

El empresario de origen colombiano Alex Nain Saab Morán ha sufrido un par de reveses el último mes. Uno ha sido el escándalo en el que se reveló que asambleístas de la oposición al gobierno de Nicolás Maduro, le entregaron cartas de buena conducta tanto a Saab, como a Carlos Rolando Lizcano Manrique, un testaferro del barranquillero, quien aparece como propietario de la compañía Salva Foods y de las Tiendas Clap en Venezuela. Otro revés ha sido la inclusión de Alex Saab en una lista de sancionados por los miembros del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), junto a otras 28 personas allegadas al Gobierno de Nicolás Maduro. La inclusión en la lista impide a los sancionados viajar por alguno de los países miembros del TIAR o abrir cuentas bancarias en las naciones que conforman el tratado, entre las que figuran Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Bahamas y Trinidad y Tobago.

A pesar del hermetismo existente acerca del paradero del empresario y su situación actual, fuentes familiarizadas con el asunto han señalado que en días pasados fue ingresado de emergencia un hombre al Hospital Militar de Caracas, una instalación en control del Gobierno, tras llegar en una camioneta blindada y rodeado de escoltas. En el lugar algunos testigos señalaron que se trataba del empresario Alex Saab. Asimismo aseguraron que el paciente mostraba síntomas de depresión y presentaba peligro de suicidio, producto posiblemente de sus recientes reveses.

Una fuente ha dicho suponer que el barranquillero evitaría acudir a clínicas privadas para mantenerse alejado de curiosos y así no ser reconocido, como sucedió en el Hospital Militar de Caracas.

Asimismo se ha señalado que en el alto Gobierno chavista eran hasta hace poco desconocidos los tratos y financiamiento de Alex Saab a sectores de la oposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *