El Ring de Prensa América @AmericaPrensa, 26 de noviembre de 2019 | Venezuela – Suiza

Danilo Diazgranados, el broker que gestionó 1.500 millones de euros de la Venezuela chavista en Suiza y Panamá

El empresario venezolano Danilo Díazgranados obtuvo la confianza del chavismo para invertir dinero público en bonos del Reino Unido a través del banco suizo CBH.

En el apartado de “actividades fuera de los registros contables oficiales” (‘off-the books activities’), un cable publicado por Wikileaks hablaba de que la República Bolivariana de Venezuela estaba invirtiendo en “fondos fiduciarios y del mercado de divisas” internacionales. Esas operaciones “comprendían grandes inversiones” que se situaban “fuera de las transacciones registradas en los balances”.

El cable había sido elaborado por la embajada de Estados Unidos en Caracas en agosto de 2006. Añadía la nota diplomática en ese mismo apartado: “Según un fuente próxima, Venezuela tiene a un facilitador principal, que es Danilo Diazgranados, quien actúa como intermediario entre la República Bolivariana de Venezuela e instituciones financieras para colocar depósitos y contratar bonos”.

Danilo Diazgranados Manglano vive desde hace nueve años en una zona residencial exclusiva de la ciudad dominicana de La Romana, hábitat de gente hacendada. Escapó del ruido provocado por las sucesivas crisis socioeconómicas y políticas que afectan a su país de origen, Venezuela, y por el riesgo de secuestro que corría allí. Según fuentes de su entorno, es un empresario que lleva décadas dedicado a los negocios en sectores muy diversos, desde los seguros a la automoción, la cerveza o la banca, en países como los Estados Unidos, Venezuela, Suiza, Bélgica o España. Cofundó el Savory Bank de Nueva York en 2007, del que aún es accionista.

Unas memorias internas de la entidad suiza de banca privada Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) datadas en 2011 y 2013 señalan que Diazgranados trabajó durante varios años en la intermediación con las autoridades venezolanas y varios bancos. Muy especialmente con “una gran institución venezolana, Fonden, con la que mantiene excelentes relaciones”, informó la nota interna del banco.

El Fonden o Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional fue creado por Hugo Chávez en 2005 con el objetivo de hacer inversiones en mejorar las infraestructuras del país e invertir los excedentes de los ingresos ingentes de la venta de crudo proporcionados por la petrolera estatal PDVSA. El Fonden, según la memoria del CBH, decidió invertir 1.300 millones de libras esterlinas en bonos estatales del Reino Unido (‘gilts’) a finales de 2011. En diciembre de ese año, esa suma equivalía a 1.530 millones de euros.

“No queriendo que se mostraran en los mercados” los montantes, el Fonden confió en la sociedad Craft Financial SA y en otro intermediario no especificado para canalizar la inversión a través de su cuenta en CBH. Craft Financial fue creada ex profeso para realizar esa operación en Panamá en agosto de 2011, cuyo último beneficiario es Danilo Diazgranados, cliente del banco ginebrino desde 1991.

Los expertos hablan

David Zollinger, experto suizo en banca privada y mercados internacionales, subraya: “Desde una perspectiva europea, no hay nada normal en ese tipo de transacciones. ¿Por qué debería un Gobierno comprar bonos de tal suma a través de una entidad ‘offshore’? La cuestión es quién era el accionista o el beneficiario último de esa sociedad de Panamá”. Respuesta: Diazgranados.

“Hablamos aquí de operaciones de especulación que permitían a Díazgranados depositar los beneficios de la compra de ‘gilts’ en su cuenta de CBH, pero no sabemos si solo sus beneficios legítimos o todos”. Quien así habla es Hervé Falciani, el afamado ingeniero de Sistemas que desveló, con ayuda de una alianza de medios, cómo miles de millonarios estaban usando la rama helvética del banco HSBC para eludir o evadir impuestos y para blanquear capitales de origen ilícito.

Los medios no pueden ofrecer una respuesta clara para las dudas que plantean Zollinger y Falciani.

Tampoco Charles-Henry de Beaumont, agente autor de la nota interna de CBH, quiso pronunciarse sobre el tema cuando se le pidió confirmación de los hallazgos. “Estoy seguro de que ustedes entenderán que no puedo ofrecer información alguna al respecto, puesto que estoy obligado a cumplir la confidencialidad y el secreto bancario regulado por ley de mi actividad profesional pasada con CBH (…) No obstante, puedo asegurarles que ninguno de mis clientes tenía casos judiciales pendientes ni estaban involucrados en hechos ilícitos”, respondió. Actualmente se asegura que el francés se convirtió en confidente de autoridades federales y del Departamento de Justicia estadounidense.

Cuando se escribió la primera comunicación del CBH, el entonces ministro de Planificación y Finanzas de Venezuela, Jorge Giordani, era el presidente del Fonden. Giordani declinó responder a los periodistas sobre la compra de ‘gilts’ de 1.300 millones de libras esterlinas hecha por el Fonden a través de la banca suiza y la sociedad panameña Craft Financial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *