El banquero venezolano Juan Carlos Escotet Busca expansión en España ensombrecido por la opaca fortuna de su socio Miguel Ángel Capriles

El banquero venezolano Juan Carlos Escotet, fundador del banco Banesco en Venezuela, sigue con sus ansias expansionistas en España, pues como lo ha dicho El Confidencial, ahora saca músculo para intentar comprar «a golpe de talonario» Liberbank o Unicaja.

Abanca, la entidad presidida en España por Juan Carlos Escotet podría comprar el 100% de Liberbank (vale 873 millones) y de Unicaja (1.306 millones), dos bancos que han tenido últimamente fuertes caídas en la bolsa española.

El banquero venezolano ya ha declarado en más de una ocasión su deseo de participar en una nueva ronda de consolidación, comprando alguno de sus rivales. Ya lo intentó en dos ocasiones con Liberbank, con una oferta por el 100% a 0,56 euros por título. Su opa fue repelida por el consejo de Liberbank, liderado por Manuel Menéndez. Por ello, Escotet señaló recientemente que descarta totalmente una operación corporativa con esta entidad.

El beneficio presentado por Abanca en los nueve primeros meses de 2019 (401,9 millones) es de momento el tercer mayor presentado por una entidad española, por detrás de los 783 millones de Sabadell y los 575 millones de Bankia. Por su parte, Unicaja obtuvo un resultado de 159 millones y Liberbank, de 96 millones.

Escotet ha tenido a su compatriota Miguel Ángel Capriles López, con quien lo uniría una fuerte amistad y relación de negocios, como consejero independiente de su antes NCG Banco, hoy Abanca.

El experto Alek Boyd, quien documenta la corrupción en Venezuela en su web infodio.com, señaló en 2014 acerca de Miguel Ángel Capriles «Michu»

Hoy en día, Michu está invirtiendo en bancos (con el ex socio del crimen Escotet en Abanca en España, el Banco Mercantil en Venezuela y los Estados Unidos y Legacy Bank también en los Estados Unidos); él continúa presidiendo Grabados Nacionales en Venezuela; su nombre aparece asociado con Siapa Rentals, Fernando VI 10, Invecap Inversiones Inmobiliarias, Oikos Cap Gestiones Inmobiliarias, Inmobiliaria El Platanal, Inmobiliaria Atabapo, Inmuebles Padamo, Ultimeña, Ventuari Rentals y MACL Castellana, todas las empresas inmobiliarias en Madrid; Leblac Enterprises en Panamá; Unidad 702 Tower Residences, Morrison Properties y Saludarte en Miami… Después de sacar lo que tal vez sea el fraude más grande hecho a una corporación privada por un individuo, en lugar de por el Estado, en la historia de Venezuela, Michu aborda sus asuntos, tanto a nivel nacional como internacional, como si fuera un empresario legítimo. Ningún periódico o sitio web venezolano se ha atrevido a imprimir la sórdida historia de intriga, colusión, corrupción, conflicto de intereses y robo directo que define la carrera de Michu, una señal, sin duda, de una prensa que nunca ha sido verdaderamente independiente. Si Rupert Murdoch y Robert Maxwell hubieran podido producir un heredero, sería Michu.

Boyd asegura que Capriles López, mediante estratagemas legales, arrebató fraudulentamente el control de la empresa Vadesa a otros de sus hermanos, los Capriles Cannizaro, hijos de su difunto padre Miguel Ángel Capriles Ayala, que les correspondía por herencia.

A Miguel Ángel Capriles López también se le cuestiona por sus negocios con el chavismo en Venezuela, a lo cual algunos señalan que ayudado por Escotet, ha invertido en España su opaca fortuna, logrando saltar débiles controles contra la legitimación de capitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *