Presidente Laurentino Cortizo abre paso a propuestas de la comunidad LGBT en Panamá

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, ha tenido que ceder ante la comunidad LGBT y el lobby gay que se oponía a que sus propuestas no fueran escuchadas en los debates de diputados acerca de la reformas constitucionales impulsadas por el gobierno de Cortizo. Así el mandatario panameño deja a un lado los planteamientos de otros sectores igual de representativos, que han propuesto reconocer solo uniones en parejas heterosexuales.

La comunidad LGBT ha acudido varias veces al bufete de abogados Morgan & Morgan para que se reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo, norma que esperan sea incluida en la Constitución nacional de Panamá.

El 17 de octubre de 2016 el bufete Morgan & Morgan, presentó una advertencia de inconstitucionalidad contra el Código de Familia panameño aprobado el 17 de mayo de 1994.

Lo hacía en nombre de Enrique Raúl Jelenszky y John Winstaley, pareja homosexual, «casados» legalmente en el Reino Unido y que aspiraban a que su ‘matrimonio’ fuera convalidado en Panamá.

El presentador de televisión Franklyn Robinson fue uno de los líderes de las recientes protestas en contra de las reformas constitucionales. En representación de la comunidad LGBT, Robinson denunció ante el parlamento panameño que los LGBT estaban siendo excluidos de las reformas constitucionales al no ser tomada en cuenta su propuesta de matrimonio igualitario. Para algunos, Robinson ha surgido en el panorama como un nuevo actor político, con liderazgo suficiente para optar a la presidencia de Panamá o a algún otro importante puesto de representación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *