Controversia en las redes por el divorcio del cantante venezolano Nacho, su relación con un ministro chavista y el restaurante de su manager en Miami

En la imagen Nacho con la modelo Eli Tulián

El cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza, más conocido como Nacho, confirmó en octubre pasado que se estaba separando de su esposa Inger Devera, tras 5 años de matrimonio. Y aunque no anunció las razones de su separación, han surgido rumores acerca de la infidelidad del artista y del embarazo de otra mujer con la que éste había comenzado una relación.

Pero los rumores de crisis habían surgido después de que el cantante compartiese algunas fotos en Instagram con la protagonista de sus últimos videoclips, Eli Tulián, en actitud cariñosa.

Aunque se trataba de una estrategia promocional para crear más expectativas por su nuevo álbum, cuando la ruptura se produjo las redes señalaron a la modelo española como la causa de la misma.

El cantante también ha recibido críticas en las redes por haber supuestamente obtenido permisos para sus conciertos en Venezuela gracias al ministro chavista Tareck El Aissami, a quien en julio pasado el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) incluyó en una lista de los fugitivos más buscados, bajo cargos de narcotráfico y vínculos con organizaciones extremistas islámicas.

Otro de los señalados en las redes ha sido el empresario Aldo Sapienza, quien fungiría como socio y manager de Nacho, a quien han acusado de haberse ido de la ciudad estadounidense de Miami, dejando una deuda impaga con empleados del restaurante Jaque Mate, donde Sapienza y otro empresario, Jeremías Martorell, eran propietarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *