La «ignorante» idea que propone cambiarle el nombre a la autopista Francisco Fajardo en Caracas

Las Verdades de Miguel – 734

IGNORANCIA. Es general la situación de abandono en que se encuentra el municipio Libertador del Distrito Capital; allí no hay misión Venezuela Bella que valga; no obstante raras veces se puede dar con el paradero de la alcaldesa Erika Farías (una conducta a la cual nos tiene acostumbrados desde cuando fue gobernadora de Cojedes). Ahora, como si los problemas no existieran, la hoy alcaldesa de Caracas ha solicitado cambiarle el nombre a la autopista Francisco Fajardo, exigiendo que en adelante se llame Cacique Guaicaipuro. Bastó que el Presidente mencionara el tema para que ella se adelantara a justificar su pedido acusando al margariteño Fajardo del asesinato del jefe Caribe. Pues bien, camarada Farías, resulta que Francisco Fajardo murió en Cumaná el año de 1564, donde fue ejecutado sin derecho a juicio por órdenes del mayor español Alonso Cobos y su cuerpo fue desmembrado. Ante esos acontecimientos los guaiqueríes de Margarita (leales a Fajardo) entraron a Cumaná y apresaron a Cobos, llevándolo a la isla, donde fue juzgado y sentenciado a muerte por abuso de autoridad, de acuerdo a Derecho por la Real Audiencia Real de Santo Domingo. Mientras que tiempo después, el 5 de noviembre de 1568 murió en combate el Cacique Guaicaipuro (algunas crónicas históricas señalan que se suicidó tras ser delatado por gente de su tropa). Por la disparidad de fechas, si Fajardo fue ejecutado antes, mal puede entonces la alcaldesa comprometerlo con la muerte del gran jefe originario. Sepa camarada Erika que fue Diego de Lozada quien ordenó a Francisco Infante la captura y ejecución de Guaicaipuro. En craso error incurre usted al desconocer la historia. Además ignora que la guerra librada entre los invasores españoles y los pueblos originarios fue a muerte, ambas partes no dieron ni pidieron cuartel. Si de nombre se trata no me extraña que un día usted decida cambiar el nombre de Santiago de León de Caracas (sustantivo original de nuestra capital, obviado deliberadamente desde hace muchos años). También, si al caso vamos, a Erika Farías puede ocurrírsele eliminar el patronímico de Venezuela por creer que el sufijo “zuela” es un despectivo utilizado por Alonso de Ojeda tras divisar unos palafitos en el lago de Maracaibo, calificando el poblado de pequeña Venecia. Pues bien, no siempre ese sufijo es despectivo, le recomiendo que recurra a Alexis Márquez Rodríguez para que se cerciore de ello y aprenda a administrar su ignorancia. En cuanto a insistir como determinante para descalificarlo que Fajardo haya sido un español mestizo, entonces Bolívar y muchos patriotas estarían en peor situación porque fueron hijos netamente de españoles y no de ibéricos cruzados con indígenas. Lamento mucho que gracias a la camarada Erika, el Cacique Guaicaipuro sea deshonrado por los enemigos a ultranza del Gobierno bolivariano.

Lea el trabajo completo aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

59 + = 69