Asamblea Nacional de Venezuela citó a Carmelo y Horacio De Grazia, dueños de Bocas Grill en Miami, al investigarlos por supuesto lavado de dinero

El presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional de Venezuela y miembro de la oposición, Freddy Superlano, informó en noviembre de 2018 que por segunda ocasión habían sido citados Alfredo Portales, Carmelo y Horacio De Grazia por supuesto lavado de dinero en los Estados Unidos, en Miami – Florida, entre otros casos que la comisión a su cargo investigaba.

La investigación fue recogida en la página número 17 del informe de Transparencia Venezuela, capítulo de Transparencia Internacional en el país petrolero, correspondiente a las actividades de la Asamblea Nacional venezolana en 2018. Allí se señala:

«La Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional citó en dos ocasiones a los ciudadanos: Alfredo Portales, Carmelo y Horacio De Grazia por supuesto lavado de dinero al sur de Florida en la ciudad de Miami».

El informe completo puede ser leído aquí. El mismo mes se informó que el legislativo venezolano había acordado crear una comisión especial para hacer seguimiento a los juicios por casos de corrupción y desfalco a la nación que se han desarrollado fuera de las fronteras de Venezuela, y para pedir la repatriación del dinero que ha sido confiscado como parte de los procesos.

Hasta ahora no se conocen los resultados de la indagatoria del parlamento venezolano contra Alfredo Portales, Carmelo y Horacio De Grazia.

En agosto pasado la web ultimahora24.com denunció que en los Estados Unidos funciona una red de restaurantes propiedad de «enchufados» venezolanos o personas que han realizado negocios en Venezuela, gracias a conexiones políticas en su país.

Según la información, los propietarios de los restaurantes Bocas House, Bocas Grill, La Fontana y Francisca; Carmelo, Horacio y Levin De Grazia guardan relación con el banquero alemán Matthias Krull, quien en 2018 se declaró culpable de lavado de dinero en una corte de Miami como parte de una trama que blanqueó unos 1.200 millones de dólares desfalcados a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Referencias recientes indican que los propietarios de la red de restaurantes son sobrinos de Américo De Grazia, un diputado del antichavismo en Venezuela, quien fue alcalde de Upata, una ciudad ubicada en el interior de la provincia de Bolívar, al sur del país petrolero. Según personas con conocimiento de la situación, De Grazia tuvo un desempeño opaco como alcalde y se le ha relacionado con temidos sindicatos y grupos de mineros ilegales que operan en el Arco Minero del Orinoco, la mayor zona minera de Venezuela, en la que hacen presencia sanguinarias mafias dedicadas a la extracción de oro y otros minerales de gran valor.

Américo De Grazia

No obstante, hasta la fecha Américo De Grazia no se ha manifestado acerca de la investigación en contra de sus sobrinos en la Comisión de Contraloría del parlamento del que De Grazia forma parte como diputado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 8 =