Por esto objetan la designación del ex-rector panameño Gustavo García Paredes como asesor en Ciudad de Panamá

Gustavo García Paredes  fue rector de la Universidad Nacional de Panamá en distintos periodos, durante 22 años, desde 1994 hasta 2016, siendo blanco de diferentes acusaciones de corrupción, entre las que se incluye una presunta lesión al patrimonio de ese centro de estudios superiores por $8.5 millones tras el alquiler de 21 hectáreas de terreno, cerca del Aeropuerto Internacional de Tocumen, al Consorcio Pacífico Atlántico, un caso investigado por la fiscalía anticorrupción de Panamá.

Otro de los casos indagados por la fiscalía en los que García ha estado comprometido han sido el de la Fundación Universidad de Panamá por 490 mil dólares, el de centros de alta tecnología (Cidete) por 3.5 millones de dólares, el de unas capacitaciones por 57 mil dólares y un contrato de arrendamiento por 1.2 millones en los que se presume lesión patrimonial.

Pero todo eso no ha sido razón suficiente para que el alcalde José Luis Fábrega dejase de designar a Gustavo García Paredes como asesor de la Alcaldía de Panamá, ante la protesta de muchos ciudadanos, para quienes la designación no es más que un dislate que no beneficiará de ninguna forma a Ciudad de Panamá.

García es también otro de los criticados por internautas, por pese a su edad, recibir nombramientos del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), negando la posibilidad a figuras más jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *