Así arrestaron a dos venezolanos con $5 millones en oro de contrabando en aeropuerto de Florida

Dos venezolanos han sido acusados de contrabandear $5 millones en oro en barras ocultas en la nariz de un avión privado que aterrizó en el Aeropuerto Ejecutivo de Fort Lauderdale, en los Estados Unidos.

Según el diario estadounidense El Nuevo Herald, el pasajero Jean Carlos Sánchez Rojas y el piloto Víctor Fossi Grieco fueron arrestados en el aeropuerto tras llegar de Caracas, Venezuela, según una denuncia penal. Agentes de Aduanas y Protección Fronteriza observaron varios remaches sueltos en la nariz del avión e investigaron más a fondo. El oro estaba oculto debajo de un panel de metal dentro de la nariz, dijeron.

Los arrestos pudieran ayudar en una investigación federal más amplia sobre el oro venezolano que llega a Miami de contrabando y que se cree enriquece al abrumado régimen de Nicolás Maduro.

Tras ser detenidos, Sánchez Rojas, de 41 años, dijo a los agentes federales que obtuvo el oro de “varias fuentes” en Venezuela y planeaba venderlo en Estados Unidos, según la denuncia penal. Agregó que trabajaba para una “organización que anteriormente ha contrabandeado oro a Estados Unidos” y esperaba que le pagaran por el traslado. Fossi Grieco, de 51 años, dijo que en Venezuela conoció personas que recogieron el oro y lo colocaron en la nariz del avión dos días antes de volar a Fort Lauderdale. Dijo que debía cobrar una comisión por la entrega del oro, sumaba 230 libras, según los agentes federales.

Venezuela es rica en oro, pero como la industria del metal está controlada por el gobierno de Maduro y pandillas de delincuentes, pocas compañías estadounidenses lo compran. Eso significa que los vendedores tienen que encontrar otras maneras de entrar al lucrativo mercado de oro en Estados Unidos, como falsificar documentos que indiquen que el oro se extrajo legalmente en países vecinos. Miami se ha convertido en un centro de contrabando de llamado “oro de sangre” que compran refinerías en Estados Unidos y termina en dispositivos electrónicos y joyas que se venden a un público que no sospecha nada. Ese comercio ilegal fue revelado en una serie del Miami Herald llamada Oro sucio, dinero limpio.

Anteriormente este verano, el Miami Herald, el Nuevo Herald y un equipo de aliados internacionales publicaron una serie de seguimiento que reveló cómo el régimen de Maduro se mantiene en pie, entre otras cosas, con las ganancias de la minería ilegal de oro, que destruye los bosques, expone a la población al envenenamiento con mercurio y tiene fuertes lazos con grupos armados guerrilleros y el tráfico de cocaína.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha sancionado a la empresa estatal aurífera venezolana. El Herald y sus aliados noticiosos revelaron que varias compañías de la lista Fortune 500 compran oro extraído ilegalmente en Venezuela y otros países sudamericanos. Las compañías negaron estar al tanto de que su cadena de suministro de oro está contaminada. El oro es difícil de rastrear porque es fácil fundirlo y “legalizarlo” con documentos falsos

A su llegada a Fort Lauderdale, Sánchez Rojas y Fossi Grieco no declararon el oro a las autoridades de la Aduana, indica la denuncia penal.

“Es posible que no hubo ninguna infracción a la ley”, dijo Joseph Rosenbaum, abogado de Sánchez Rojas. “Estamos estudiando la situación y planeamos analizarlo todo. Todavía es muy temprano”.

Un abogado de Fossi Grieco no contestó de inmediato solicitudes de declaración. Los dos hombres están detenidos en el Condado Broward y fueron acusados en el tribunal federal del Distrito Sur de la Florida. Sánchez Rojas y su esposa también llevaban $24,000 en efectivo, que sí declararon. El cargo de contrabando acarrea una pena máxima de 20 años de prisión.

Lea el trabajo completo aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 25 = 26