El cartel de Don Romero Peña en El Tigre | Venezuela

Jesús Contreras E.

Al comisionado del terror, el del cartel de Don Romero Peña, quien se desempeña como director del Centro de Coordinación policial El Tigre, le encanta salir en los medios de comunicación declarando de supuestos enfrentamientos, cuando la realidad es que este anciano, Romero Peña, cuando amanece con la úlcera revuelta, comienza a presionar a toda la red de asesinos que tiene bajo su mando para tratar de mantenerse en el cargo: Domingo Medori, Alexander Basanta y Víctor Aponte, quien además es informante de organismos de inteligencia.

Y es que Don Romero le habla a sus policías de rectitud, de sanciones a los desviados y cómo se explica Don Romero, el cobro en dólares que recibes por la protección de toda la gente que acabó con la industria petrolera en las zonas de Bare Once y Melones, donde para nadie es un secreto que recibes pagos de Morocoima, recibes pagos de El Gordo Jesús, recibes pagos de Darwin El Colombiano, El Chipi, El Famoso, los hermanos Zambrano, El Gran Régulo de El Tigrito y por si fuera poco, el papá de los helados del cobre, el que llaman El Cabezón.

Esta organización delictiva cuenta con la protección y escolta de Don Peña para trasladar estos materiales a su destino o de no ser así ¿Por qué no están presos? y mal calculado recibe un aproximado de 20.000 verdes mensuales, ¡Claro Romero! ¿Cómo vas a querer irte de la zona 5? Si de allí tienes todo para ti, es verdad lo que dice el dicho, a nadie le amarga lo dulce, pero ahora Don Romero se aferra a seguir ordenando ejecuciones extrajudiciales, para según él estar en el rating número 1 de Anzoátegui, a nivel de Caracas.

Así es una golilla sacar jóvenes inocentes de sus casas, que en delitos flagrantes, a los que matan solo por tener un registro policial. Señores ya esto da es pena y para que todos sepan, el interés del cartel de Don Romero es seguir matando gente y los bolsillos llenos de dólares con sus amigos los reyes del cartel de la chatarra.

Así cualquiera es chavista. Romero jugando con Dios y con el diablo. Cada vez que invoca muerte, el karma más lo persigue a él y a los suyos. De la justicia de Dios no podrá salir o escapar ni el brujo Víctor May con sus hechizos estafadores. Romero no podrá cambiar su destino. Todo el mundo sabe que May con la brujería lo asesora. Romero Peña debe recordar que su hijo ex-policía no es ninguna santa paloma. Ahí queda eso para Romero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *