PanAm Post: Así el BOD de Víctor Vargas estafó a venezolanos por millones de dólares

Sabrina Martín
PanAm Post

El Banco Occidental de Descuento (BOD), presidido por el magnate Víctor Vargas —mejor conocido como el banquero de Hugo Chávez—, está envuelto en un escándalo de estafas millonarias donde la entidad bancaria decidió captar clientes, venderles dólares y posteriormente impedirles o complicarles el retiro de su dinero.

Entre las cientos de víctimas de la estafa millonaria, hay venezolanos que ante la crisis en el país suramericano decidieron invertir todos sus ahorros, confiando en una entidad bancaria que parecía seria; y están quienes decidieron aceptar pagos de terceros con depósitos en dólares retenidos por el banco.

Para entender el entorno del BOD, hay que recordar que la entidad financiera tiene filiales en diferentes países. Están el AllBank en Panamá, el BOI Bank en Antigua y Barbuda, el Banco del Orinoco en Curazao y Bancamérica en República Dominicana.

AllBank fue intervenido el pasado 12 de septiembre por las autoridades financieras de Panamá; el Banco del Orinoco en Curazao enfrenta un proceso de liquidación judicial luego de que el Banco Central de ese país hallara «serias irregularidades». Por su parte, la Comisión de Regulación de los Servicios Financieros de Antigua y Barbuda dictó una serie de medidas administrativas de excepción contra el BOI Bank; mientras que Bancamérica pasa actualmente por una etapa difícil luego de que renunciara el secretario y presidente del Comité de Auditoría.

La sentencia del tribunal en el caso del Banco del Orinoco que se dio el pasado 5 de septiembre estaría vinculada a la mencionada estafa a clientes de dicha entidad financiera; sin embargo el banco decidió cerrar y decretar su liquidación.

«La medida de la corte se dio dos semanas antes de que el banco decidiera cerrar, ellos alegaron que no tenían cómo pagarnos por las sanciones», dijo a PanAm Post un testigo víctima de la millonaria estafa al que el banco le debe al menos dos millones de dólares.

«Nosotros iniciamos la demanda en Curazao y cuando fuimos a la corte, el tribunal falló a nuestro favor y dio dos semanas al banco para que pague la deuda; sin embargo el banco decidió cerrar y ahora hay que esperar a ver si van a cumplir con el pago», sentenció.

El periodista venezolano Casto Ocando publicó en su portal web Primer Informe, una circular emitida por el Banco Central de Curazao y San Maarten con fecha del pasado 27 de septiembre en la que la entidad financiera se dirigió a los empleados y clientes del Bando del Orinoco para decirles en pocas palabras que «no hay fondos».

«Desafortunadamente, el Banco –hasta el momento- no ha podido localizar ningún bien sustancial del BDO. Esto significa que en la actualidad no hay suficientes fondos para satisfacer a los acreedores del BDO, o para pagar cualquier salario y/o beneficios para los empleados. En consecuencia, el Banco en la actualidad no tiene la capacidad para pagar ningún salario para este mes», se lee en la misiva.

El periodista señaló a través de sus redes sociales que, además, la Fiscalía de Curazao «estudia abrir una investigación criminal y presentar cargos por presunto fraude contra directiva del Banco del Orinoco NV, entre ellos Víctor Vargas, Luis Alfonso Borbón, Santos Alonso y Joel Santos».

El modus operandi de la estafa

Para describir el modo de operar del Baco Occidental de Descuento (BOD), PanAm Post se basó en testimonios directos de víctimas, denuncias a través de las redes sociales y reportes de prensa. Además contactó a los administradores de la página de Facebook «Estafados BOD» y en Twitter @estafadosbod.

El Banco Occidental de Descuento en Venezuela inició hace 8 años la captación de clientes para venderles dólares a un precio preferencial, bien sea con el objetivo de ahorrar o de hacer algunas transacciones comerciales.

Las denuncias, realizadas a través de las redes sociales, apuntan que al menos 20 mil clientes venezolanos fueron estafados por la entidad bancaria. La suma de los fondos bloqueados cifra los mil millones de dólares.

En 2018 un grupo de empresarios denunció en Caracas que el BOD mantenía secuestrados sus ahorros y que, cuando intentaban retirarlos, los empleados del banco les informaban que estaban bloqueados porque habían sido invertidos por la entidad financiera.

De acuerdo con un reporte de TV Noticias, uno de los abogados defensores del caso, José Luis Alcalá, señaló que “el banco tiene muchas dificultades, porque utilizaron el dinero de los inversionistas para comprar bonos de la deuda pública nacional, bonos que se desplomaron en el mercado y no se han podido recuperar», asegura que «tuvieron pérdidas”.

La idea era que los clientes compraran dólares en bolívares y sus divisas serían depositadas en cuentas de sus bancos filiales. Unos tendrían su dinero en Curazao, otros en Panamá, en Antigua o en República Dominicana.

A unos clientes les ofrecieron certificados de depósitos, y a otros les dieron números de cuenta; la oferta parecía realmente tentadora pues podían contar con una tasa de interés entre el 4.0 % y 5.5 % anualizada bajo la condición de que el dinero se mantuviera allí por un plazo de 6 meses renovable. El que no deseara extender el plazo debía informarlo por escrito unos 10  días antes del vencimiento.

Usualmente estos clientes, en el caso del Banco del Orinoco por ejemplo, esperaban los 6 meses para solicitar que los fondos se transfirieran a otras cuentas; sin embargo empezaron a notar que la entidad financiera les empezó a poner excusas evitando que cada ahorrista hiciera sus respectivas transferencias o retiros.

Allí presuntamente habría iniciado la estrategia del BOD, en muchos casos cuando los clientes enviaban la notificación, el banco la ignoraba y luego decía que se había cumplido el tiempo para de alguna manera desbloquear los fondos; en otros casos los clientes empezaron a notar «fallas técnicas».

Lea el trabajo completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *