Abelardo De La Espriella, el abogado de Alex Saab y Álvaro Pulido, se reunió en Panamá con el ex-presidente Ricardo Martinelli

Abelardo De La Espriella, abogado de los capos colombianos, nacionalizados venezolanos, Alex Saab y Álvaro Pulido, realizó una escala en Panamá en uno de sus recientes viajes, en donde entre copas, tuvo un cordial y extenso encuentro con el millonario ex-presidente panameño Ricardo Martinelli y con su abogado Sidney Sitton Ureta.

El colombiano De la Espriella viajó a Panamá en su avión privado. “Don Abelardo”, como algunos prefieren llamarlo, se manifiesta ideológicamente a favor de la derecha colombiana, siendo abogado personal del ex-presidente Álvaro Uribe Velez y del ex vice-presidente Germán Vargas Lleras, entre otras figuras políticas de Colombia. Es también amigo personal del presidente Iván Duque.

Pero De La Espriella también es el abogado de los capos narcotraficantes Alex Saab y Álvaro Pulido Vargas (antes Germán Rubio), acusados de ser testaferros de Nicolás Maduro y de su esposa Cilia Flores, señalados además de ser protegidos de la ex-senadora Piedad Córdoba y del senador Gustavo Petro,

Saab y Pulido también son relacionados con elementos disidentes de las FARC, guerrilleros del ELN y con el financiamiento de grupos del fundamentalismo islámico. Ambos empresarios se dedicarían en Venezuela a la explotación y contrabando de oro, coltán, diamantes, transporte de petróleo, suministro de alimentos y más recientemente se conoció su vínculo con una trama dedicada al transporte de dinero en efectivo del Cartel de Sinaloa desde México a Venezuela, utilizando contenedores de alimentos, por lo cual ahora son tildados de capos narcotraficantes.

La visita de “Don Abelardo” De La Espriella a Panamá coincide con la omisión de un reportaje que hiciera recientemente el medio La Estrella de Panamá acerca de la inclusión de Saab, Pulido, así como de varios familiares y sociedades anónimas panameñas de ambos en la lista de sanciones de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, por participar en tramas de corrupción en Venezuela. Los empresarios guardarían relación con casi dos docenas de sociedades anónimas en Panamá que se habrían utilizado para lavar dinero en el sistema financiero del país centroamericano, usado internacionalmente como paraíso fiscal y para el blanqueo de fondos de la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *