Banquero venezolano Víctor Vargas viajó de urgencia a República Dominicana luego de intervenciones en Curazao y Panamá

Juan Carlos Zapata
ALnavío

Al banquero Víctor Vargas se le sigue complicando la situación del grupo financiero que controla. A los problemas de Curazao, Panamá, Antigua y Venezuela, se suma República Dominicana. Vargas, uno de los banqueros más prominentes de Venezuela, acaba de viajar a República Dominicana donde se mueven algunos elementos de última hora en Bancamérica.

Víctor Vargas viaja a República Dominicana donde tiene casa y banco. La entidad, Bancamérica, está siendo observada de cerca por el gobierno de Santo Domingo. Lo más reciente es la renuncia de Marcos Juan Troncoso Mejía, quien se venía desempeñando como miembro externo independiente del Consejo de Administración del Banco Múltiple de las Américas, S.A. (Bancamérica) y Secretario y Presidente del Comité de Auditoría. Vargas ha volado en vuelo privado, comercial. No lo ha hecho en ninguno de los aviones de su propiedad.

El banco de República Dominicana ya cuenta con un veedor interno. Un supervisor que ejecuta supervisiones fuera de rutina, José Ricardo López Faña. Es que todo comenzó el 5 de septiembre de Curazao, donde la autoridad decidió la intervención del Banco del Orinoco. De inmediato, hizo lo propio Panamá con Allbank y más tarde la autoridad de Antigua envió una correspondencia interna al banquero, en la que lo instaba a tomar medidas extraordinarias. En paralelo, en Venezuela, la Superintendencia de Bancos, Sudeban, anunció la intervención del banco padre del grupo, el Banco Occidental de Descuento, y en menos de 24 horas se desdijo de la decisión. Movimiento por demás extraño. Pero que tiene que ver con los nexos del banquero Vargas con el chavismo. Se le está brindando una oportunidad de que arregle la situación a nivel internacional.

Todos los pasos que se han dado, tanto en Panamá, Antigua y Venezuela, tienen que ver con una misma situación. El riesgo de contagio hacia todo el grupo por la situación del Banco del Orinoco en Curazao que comprende un volumen de compromisos con los clientes que asciende a casi 800 millones de dólares… Entre otras, el nombre del liquidador. Vargas dijo en rueda de prensa que él y su grupo querían ser los responsables de la liquidación. Pero la autoridad tiene la última palabra.

En el caso de Juan Troncoso Mejía, hay otros aspectos. En la comunicación que dirige a Víctor Vargas Irausquín el 13 de septiembre, se hace referencia a 25 millones de dólares en depósitos de Bancamérica en BOI Bank, que han sido objeto de observación por parte de la Superintendencia de Bancos de Dominicana. La autoridad presiona para el desmontaje de ese depósito. Igual, el renunciante repara en otros elementos a los que considera “inaceptables” por violatorios de la autoridad del Consejo de Administración. La carta está en manos del diario ALnavío.

Lea el trabajo completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *