El Ring de Prensa América @AmericaPrensa, 24 de septiembre de 2019 | Venezuela

En las narices del Rey Felipe VI, Pedro Sánchez y el CNI, Plus Ultra llevaría oro, incienso y mirra ¿O será también dinero, psicotrópicos y apoyo a fundamentalistas islámicos?

Entre las pocas líneas aéreas que todavía operan en Venezuela no puede pasar desapercibida para los venezolanos Plus Ultra Líneas Aéreas, de la que se cree sus propietarios tras bastidores son los capos Alex Saab y Álvaro Pulido (antes Germán Rubio) junto al empresario Camilo Ibrahim. Una aerolínea que se sospecha pudiera ser usada como fachada para contrabandear oro, diamantes, dinero efectivo y por qué no, psicotrópicos.

Camilo Ibrahim

La línea aérea utiliza la bandera de España aunque algunos piensan que pudiera tratarse de una tapadera y encubrimiento. De esta manera y burlándose en la cara de las autoridades y del gobierno español, un grupo de empresarios venezolanos tienen las puertas abiertas para lavar millones de dólares.

Ahora los tentáculos aéreos de este cartel conectan a Caracas con Madrid, Islas Canarias y Suramérica. El gobierno español tiene la tarea pendiente de indagar si así ese clan tiene otra fuente para financiar a grupos del extremismo islámico.

La llegada a Venezuela de la aerolínea fue anunciada con bombos y platillos, como una empresa española dispuesta a invertir en el gobierno de Nicolás Maduro, aunque detrás se habla de los vínculos de quienes se cree son sus verdaderos dueños, Saab y Pulido, con el Cartel de Sinaloa, las disidencias de las FARC, el ELN, Hamas, Hezbolá y grupos fundamentalistas palestinos.

Camilo Ibrahim Issa a la cabeza de este grupo, como representante, cuenta con buenas referencias y relaciones en España, por ser franquiciatario en Venezuela y el Caribe de la cadena española Zara. Pero también figuran otros individuos opacos, como lo son Rodolfo José Reyes Rojas y Raif El Arigie Harbie. Ambos a través de empresa la española Snip Aviation SL controlan en el papel el 51% de las acciones y tienen como apoderado a Roberto Roselli.

Sin embargo, a nadie dentro del Estado y Gobierno de España le generó sospechas que una línea aérea española decidiera hacer grandes inversiones en Venezuela, el país o uno de los primeros países con la mayor contracción económica e inflación del mundo.

Otro dato es que Plus Ultra se constituyó sobre Air Madrid, una empresa que quebró.

Al estilo de la Cosa Nostra

La relación entre Reyes, El Arigie e Ibrahim es de vieja data. Se remonta a la época en la que eran operadores cambiarios a través de Bencorp Casa de Bolsa, junto a Luis Alberto Benshimol. Este último señalado en los Panama Papers al lado de Leonardo González Dellán, ex-presidente del Banco Industrial de Venezuela. Reyes incluso estuvo preso por su vinculación con delitos cambiarios, durante el gobierno de Hugo Chávez.

Rodolfo Reyes fue asesor financiero de Camilo Ibrahim cuando éste compró en el año 2007 la operación de ZARA en Venezuela. Ibrahim fue mencionado en el 2017 por Luisa Ortega Díaz – la ex-fiscal general acusada de recibir sobornos – como socio de Alex Saab y Álvaro Pulido en mundialmente famoso negocio de los CLAP. Aunque Reyes y El Arigie no figuran en este último negocio, todos aparecen asociados en varias empresas registradas en Panamá. Así lo evidenció una investigación realizada por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, aunque el presidente de dicha comisión, Freddy Superlano, dejó de comentar el tema, hablándose también de sobornos por el engavetamiento del caso.

Ruta aérea

Los mismos socios de la línea aérea Plus Ultra figuran como accionistas de la empresa que representa a ZARA en Venezuela. Sus nombres también se relacionan con la especulación de decenas de millones de dólares preferenciales asignados por la desaparecida CADIVI y posteriormente por el SICAD.

Este mismo grupo registró en Venezuela una filial de la empresa española Pentech para obtener contratos con el gobierno venezolano y PDVSA. En vista de los escándalos internacionales, las sanciones del Departamento del Tesoro y las inclusiones en la lista OFAC, mudaron todas sus operaciones comerciales y financieras a Panamá, donde sostienen un enjambre de empresas dedicadas a darle menos opacidad a las millonarias ganancias obtenidas con el gobierno de Nicolás Maduro.

Oro al final del arco iris

Con las sospechas a cuestas de servir de vector para mafias de contrabando de oro, diamantes, dinero en efectivo, coltán y psicotrópicos, Plus Ultra ha incorporado nuevos aviones a su flota, para expandirse hasta Centroamérica, a pesar que comercialmente hablando sus cifras de operación aérea en Latinoamérica no serían las mejores.

¿Será Plus Ultra una fachada montada para otros fines? La aerolínea habría recibido los permisos para operar en Venezuela en tiempo record. Uno de los beneficios en sus actividades opacas es la relación de quienes se piensa son sus reales propietarios con Tareck El Aissami. Plus Ultra ha contratado a ex- gerentes de Santa Bárbara y Avior Airlines.

Algunos piensan que en España o hay complicidades o hay mucha ingenuidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *