Otro escándalo sexual pone en jaque a la Iglesia católica panameña

Otro escándalo sexual estremece a la Iglesia católica panameña, que en los últimos meses ha tenido en su haber múltiples controversias por la vinculación de varios de sus miembros con crímenes y sucesos truculentos, que han llevado a muchos a exigir una condena enérgica del Vaticano y en especial del Papa Francisco, sin que todavía sean escuchadas sus súplicas.

En esta ocasión los señalados son sacerdotes de la Iglesia Don Bosco, una popular parroquia de Ciudad de Panamá, localizada en la zona de Calidonia, en pleno corazón de la ciudad.

El nuevo escándalo surgió a partir de un vídeo grabado y difundido a la prensa por un joven refugiado venezolano, a quienes los sacerdotes solicitaban favores sexuales y abusaban, ofreciéndole a cambio alojamiento, comida y dinero para su manutención y la de su familia.

La Arquidiócesis de Panamá informó que había suspendido de sus funciones a los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Riera y Karl Madrid, pues sus conductas era “inapropiadas y escandalosas”. Topin aparece como figura principal en el vídeo grabado por el venezolano, pues éste se encargaba de recogerlo y llevarlo a un push o motel para abusar de él.

Rogelio Topin

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *