PanAm Post: Guatemala gana en esfuerzo fiscal a los países europeos

Daniel Fernández
PanAm Post

Ya hemos comentado que el Estado de Guatemala es más grande de lo que parece en un primer momento. Aquí expusimos que, una vez tenemos en cuenta la economía informal, el Estado de Guatemala se duplica en tamaño. También veíamos que Guatemala no es precisamente un Estado pequeño en lo que a cantidad de regulaciones y decisiones burocráticas se refiere.

En este artículo vamos a explorar una dimensión del tamaño del Estado poco estudiada: el esfuerzo fiscal.

Poniendo en contexto la presión fiscal: el esfuerzo fiscal

La presión fiscal es el índice más utilizado para comparar el tamaño de diferentes Estados. La presión fiscal no es más que el ingreso del Estado en concepto de impuestos sobre el ingreso total de la economía

La medida es muy fácil de calcular y es fácilmente comparable entre países.

Ahora bien, comparar la presión fiscal entre países no es asunto exento de problemas. Por ejemplo, sabemos que países muy pobres no pueden incrementar la carga fiscal porque gran parte de la renta de sus ciudadanos es en especie (no monetaria). Los países pobres también tienen problemas incrementando la carga fiscal cuando gran parte de la población se halla cerca del nivel de subsistencia (si alguien está en el nivel de subsistencia y debe entregar parte de su renta, literalmente podría morir de hambre).

Estos problemas, y algunos otros, hacen que la presión fiscal solo sea comparable entre países con un nivel de desarrollo similar. Por tanto, comparar el porcentaje de ingreso o gasto público sobre el PIB de países en desarrollo con países desarrollados nos da una visión algo distorsionada del verdadero esfuerzo que tienen que hacer los ciudadanos para pagar impuestos.

El esfuerzo fiscal pretende poner en contexto la presión fiscal. El esfuerzo fiscal tiene en cuenta la renta per cápita de cada país a la hora de elaborar la nueva métrica. En concreto, se utiliza la presión fiscal y se modifica teniendo en cuenta la renta per cápita de la siguiente manera:

De esta manera, se obtiene un indicador fiscal comparable entre países.

El esfuerzo fiscal también es conocido como el índice de Frank en honor al economista que propuso la medida.

Esfuerzo fiscal de Guatemala: ¿alto o bajo?

Empecemos por lo que ya sabemos. La presión fiscal es muy baja en Guatemala, de las más bajas del mundo. Aquí podemos ver la comparación con países de Latinoamérica y el Caribe.

Fuente: FMI. Ingresos gobierno general más contribuciones SS. Datos año 2016

 

Como vemos, Guatemala es el país con menor presión fiscal de la región. De los 89 países analizados en este artículo, Guatemala es el cuarto con menor presión fiscal, sólo por detrás de la República Democrática del Congo, Indonesia, y Papúa Nueva Guinea.

Sin embargo, cuando calculamos el esfuerzo fiscal la situación cambia radicalmente. Guatemala es un país que realiza un esfuerzo fiscal muy superior a la media de los países de la OCDE. El esfuerzo fiscal de los guatemaltecos es incluso superior a la media de Latinoamérica, si bien es cierto que en la región centroamericana solo Panamá hace un esfuerzo fiscal inferior a Guatemala.

En otras palabras, la fiscalidad en Guatemala es mayor de lo que podríamos pensar. Cuando nos comparamos con otros países hemos de usar métricas comparables. En este caso, utilizar la presión fiscal como porcentaje del PIB puede llevar a equívocos. El esfuerzo fiscal es una medida mucho menos sesgada la presión fiscal para hacer comparaciones entre países.

Lea el trabajo completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *