La nueva apuesta rusa de Alex Saab y Álvaro Pulido

Rusia apoya al gobierno de Nicolás Maduro a la vez que busca multiplicar sus negocios en Venezuela. El pasado 25 de julio el gobierno de los Estados Unidos, a través de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, anunció nuevas sanciones contra miembros de la familia presidencial venezolana y contra los empresarios Alex Saab y Álvaro Pulido (antes Germán Rubio). Pero esto no ha sido obstáculo para Saab y Pulido en su plan de relacionarse con la empresa petrolera rusa Rosneft y asegurarse contratos derivados de sus gestiones.

Rosneft PJSC, la gigante petrolera estatal rusa, recibirá beneficios fiscales para producir y exportar gas de los campos de Patao y Mejillones frente a la costa este de la nación suramericana, en una zona limítrofe actualmente en disputa con Guyana, según un acuerdo firmado pocas semanas atrás.

El gas venezolano podría brindar a Rusia nuevos mercados tanto en Asia como en Europa y por vueltas irónicas del destino, Saab y Pulido (antes Rubio) se prepararían para sacar una importante tajada en el negocio.

Los rusos, con su pragmatismo, se enfocan en recuperar el capital invertido en Venezuela, mientras que Alex Saab y Álvaro Pulido llevarían a efecto gestiones legales y financieras para garantizar su perpetua presencia en la concesión para la explotación de los campos de gas.

La oficina de los empresarios de origen colombiano en la Avenida Francisco de Miranda de Caracas, Edificio Galipán, Pisó 4, sería desde ya un hervidero. Los grandes tiempos para ellos estarían por regresar.

Los rublos, el caviar beluga, el vodka y las matrioshkas, abundan, decoran y al parecer seguirán decorando los ambientes laborales y las respectivas mansiones en el Caracas Country Club.

Álvaro Pulido: Identidad adquirida en Colombia por Germán Rubio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *