Polo Ciudadano se pronuncia contra política de recortes impuesta por el presidente de Panamá “contra los más pobres”

La organización popular panameña Polo Ciudadano se ha pronunciado en contra de la dura política de austeridad fiscal impuesta contra los más pobres por el gobierno del presidente y miembro del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Laurentino Cortizo,

“Desde el Polo Ciudadano lo habíamos advertido desde las elecciones, el gobierno de Laurentino Cortizo, del PRD, está comprometido con una política fiscal antipopular que favorece a los grandes poderes económicos del país. Esa política neoliberal del PRD está amarrada doblemente: por un lado, con su compromiso con el programa denominado Agenda País de la Cámara de Comercio e Industrias; por otro, con los compromisos con las agencias de crédito internacional, como el FMI y el Banco Mundial”, ha dicho la organización.

Al cumplir el primer mes, ya el gobierno de Cortizo hizo una doble jugada neoliberal que atenta contra el pueblo y los programas sociales: empeñó al país por más de B/. 2,000.00 millones de dólares, que se suman a la abultada deuda acumulada; y acaba de lanzar la llamada “Austeridad con Eficiencia”, que implica un recorte del presupuesto gubernamental de B/. 1,483.7 millones durante el año 2019.

Con la excusa de un supuesto “déficit” dejado por el gobierno anterior, el gabinete del PRD, dirigido por el neoliberal ministro de economía, Héctor Alexander, alumno predilecto del nefasto Nicolás Arditto “Niki” Barletta, ha ordenado recortes abultados en los ministerios que atienden el sector social del gobierno y, por el contrario, no ordenó recortes al pago de la deuda a la banca.

En Salud pública, le recortaron a la Caja de Seguro Social B/. 279.7 millones, y al MINSA B/ 127.9 millones. Estos drásticos recortes caen en un momento en que hay quejas generalizadas sobre los malos servicios de salud pública, como la mora quirúrgica, el desabastecimiento de insumos y de medicamentos. Cuando la promesa en campaña del PRD era que iba a resolver la crisis dejada por Varela en la salud.

El otro recorte drástico ha sido en Educación pública: al MEDUCA le tumbaron de un golpe B/. 85 millones de balboas, 50 millones en servicios personales y el resto en inversión. Lo que significa que las protestas diarias de padres de familia y docentes por escuelas en pésimo estado continuarán. La educación superior también sufrió el tijeretazo: a la Universidad de Panamá le cortaron B/. 14.1 millones, de los cuales 8 millones se quitaron a funcionamiento, que se suman a los B/. 30 millones recortados en el último presupuesto; a la Universidad Tecnológica le quitaron B/. 15,6 millones.

No bastándoles con esto, ya la ministra de Educación y el director del IFARHU anuncian recortes y cambios a la ley que creó la Beca Universal. Otro tanto sucede en Desarrollo Social, donde se anuncian revisiones a los programas de transferencias para “focalizarlos”, lo que en buen panameño significa recortar financieramente y limitar el número de beneficiarios.

“El gobierno del PRD ha decidido que la cuenta la paguen los más pobres, porque todos estos recortes implican peores servicios públicos”, ha expresado el Polo Ciudadano.

Frente a esas medidas antipopulares, el Polo Ciudadano exige una Reforma Fiscal en la que las grandes empresas, sobre todo extranjeras, que ahora están exoneradas, paguen impuestos, así como las personas de altos ingresos que pagan proporcionalmente menos impuesto sobre la renta que los asalariados.

“Llamamos a los galenos y trabajadores de la salud, a los docentes y demás trabajadores de la educación a manifestarnos frente a estas medidas asfixiantes impuestas por el nuevo gobierno PRD”, han dicho, mientras han lanzado la consigna: “¡No a la austeridad contra los pobres! ¡Que la austeridad la paguen los millonarios!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + = 23