Sus negocios en Venezuela no es lo único que inquieta de Alex Saab a los Estados Unidos

Los ex-presidentes colombianos Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, el actual presidente de Colombia Iván Duque y su par Nicolás Maduro, la ex-senadora Piedad Córdoba y el senador colombiano Gustavo Petro y los expresidentes de Francia Nicolás Sarkozy y François Hollande, parecen haberse cruzado en algún punto con el empresario colombiano Álex Saab, convertido en un donante que ha respaldado la liberación y reconocimiento de la nación Palestina, jugando también un papel importante en la pacificación «temporal» de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), algunos de cuyos representantes se integraron en un partido político, mientras que otros todavía empuñan las armas o conforman células para el tráfico de droga. Varios han elegido a Venezuela como un lugar en donde permanecer seguros.

Antiguos líderes de las Farc

Aunque el empresario barranquillero a logrado mucho con el chavismo en Venezuela, en la lista mencionada al principio quizás no deba mencionarse también al ex-presidente Hugo Chávez, por su condición de fallecido.

Alex Saab se maneja al más alto nivel con la familia presidencial en Venezuela, donde fue soterrado el turbio pasado de su socio Álvaro Pulido, que llevó a Pulido a cambiar de nombre en Colombia, luego de antes llamarse Germán Rubio.

Se cree que Saab atesora información sensible acerca de acuerdos en los que estarían incluidos países como Cuba, Venezuela, Colombia, Francia y Noruega. Algunos de esos acuerdos tendrían relación con las FARC, mientras en otros casos se trataría de hechos en los que han tenido protagonismo figuras colombianas, como Uribe, Santos y Duque, así como Piedad Córdoba, Gustavo Petro y el empresario Carlos Gutiérrez Robayo.

Alex Saab, Gustavo Petro y Carlos Gutíerrez Robayo (concuñado de Petro)

En la bitácora de Saab también habría información acerca de pactos posteriores a la liberación de la ex-candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt por parte de la FARC, avalados por el gobierno francés, así como el motivo de la presencia de una empresa denominada TRENACO, en negocios acordados al más alto nivel entre Colombia y Venezuela. Aunque probablemente allí mismo haya mucha más información.

Son todas éstas razones de peso para que Alex Saab y su socio Álvaro Pulido (antes Germán Rubio) sean un trofeo codiciado por el gobierno estadounidense, quien los incluyó en su lista de sancionados de la OFAC.

Piedad Córdoba y Nicolás Maduro
Nicolás Maduro y Piedad Córdoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

81 + = 89