Los personajes que hicieron fortuna suficiente con el gobierno para pagar la deuda externa de Venezuela

Las Verdades de Miguel – 721

MI COMENTARIO DE LA SEMANA. Estando en su apogeo, el cártel de Medellín ofreció pagar la deuda externa colombiana siempre y cuando sus miembros no fueran imputados por la justicia colombiana. Los capos hicieron fortunas que transformaron la vida de algunos neogranadinos en una vorágine de nunca acabar, que dejó una estela de muerte con el terrorismo y la droga golpeando duramente a Colombia. Hoy, tenemos en Venezuela un caso similar en cuanto a daños se refiere, porque quienes asaltaron los dineros públicos dejaron a la nación sumergida en una de sus más profundas crisis, sepultando consigo la moralidad de todo un pueblo. Se me ocurre que le vendría bien al país una oferta análoga a la propuesta por el narcotráfico en Colombia. Tenemos a los miembros de la nueva burguesía criolla diseminados por el mundo. Se trata de quienes repatriando sus fortunas atesoradas gracias a todo tipo de chanchullos y escamoteos al erario público, con su gesto sacarían al país de la crisis. Son más de dos centenares de venezolanos que se hicieron multimillonarios durante los últimos 20 años. Así desfilan algunos de los apellidos de esta nueva casta, entre otros: Ramírez, Cordero, Salazar Carreño, Alvarado, Rangel Gómez, Bassi, Levy, Urdaneta, Molinos, Torres, Vicentini, Osorni, Trebau, Isturiz, Briceño, Lares Sultan, España, Andrade, Zambrano, Wallis, Neri Bonilla, Convit, Antelo, Negrón, Sifontes, Vargas, Meléndez, Gil, Dorado, Pizzorni, Saavedra, Pardo, Ceballos, Isea, Castillo Bozzo, Lauria, Capriles, Beracha, Salomón, Morales, Betancourt, Sansó, Bernal, D’Agostino, Mirabal, Mauhad, Moscato, Durán, Perdomo, Trujillo, DiMase, Carvallo, Herrera Velutini, Bravo, Diaz, Jiménez Aray, Braschi, Romero, González, Santoro, Vollmer, Lagoa, Kauffman, Cárdenas, Rumbos Betancourt, Neri Bonilla, Oberto, Benshimol, Chacón Escamillo, Ibeahim, Antonini, Cid Montes, Sánchez, Reiter, Oliveros, Aguilera, Egáñez, Baumeister, Mazza, Brewer, Chambra, Reyes, Barrientos y Pantin. Profundizada la situación nos preocupa que Venezuela se haya acostumbrado a las irregularidades que han permitido el enriquecimiento ilícito.

Lea el trabajo completo aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *