El Ring de Prensa América @AmericaPrensa, 11 de julio de 2019 | Venezuela

@AmericaPrensa

* “Charlatán” o “gurú”, se trata de la historia del personaje que Maduro piensa poner de mediador ante Guaidó, contada por La Patillla.

Venezuela’s President Nicolas Maduro greets the Indian spiritual leader Sri Sri Ravi Shankar during their meeting at the Miraflores Palace in Caracas, Venezuela July 8, 2019. Miraflores Palace/Handout via REUTERS

El régimen de Nicolás Maduro, o mejor dicho, la empresa “de magia” de Maduro, es un lugar donde las presuntas soluciones a sus crisis aparecen como un conejo en un sombrero, de la mano de personajes que de alguna u otra forma vienen desde los recónditos lugares del mundo, con objetivos francamente turbios.

Los días se han vuelto oscuros para el chavismo: Como los tiros les vienen saliendo por la culata estos últimos meses en su duelo político contra el presidente encargado de la República, Juan Guaidó, Nicolás optó por sacar de la chistera a un gurú hindú que le tiene más miedo al jabón que al dinero, uno que se gana las lucas predicando que respirar cura el cáncer.

¿Quién es Sri Sri Ravi Shankar? El nuevo socio de Maduro

De acuerdo con su biografía, es un líder humanitario y embajador de paz. Sus seguidores lo llaman Sri Sri Ravi Shankar («Sri Sri» es un título honorífico hinduista).

En 1981 fundó la organización humanitaria El Arte de Vivir (No olvidar este nombre), que ofrece presuntos “cursos de respiración y desarrollo personal” para eliminar el estrés, el cual se ha difundido internacionalmente.

En 1997 fundó la Asociación Internacional para los Valores Humanos con sede en Ginebra(Suiza). Desde el año 2002, dicha organización figura con rango de consultor especial en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. En 2011 la UNESCO lo nombró como uno de los oradores más destacados del siglo. En 2010 fue nombrado por la revista Forbescomo la quinta persona más influyente de la India. Y en 2011 apoyó el movimiento anticorrupción de la India.

Muy bonito todo, pero todo Gurú tiene su lado oscuro en la millonaria industria de la “espiritualidad”.

Según un estudio de Dipankar Gupta, sociólogo indio e intelectual público, se cree que “una de las razones por las cuales estos gurús tienen tanta influencia es que llenan un vacío que deja el Estado”.

Muchos proveen seguridad social, educación y salud a la gente que de otra manera virtualmente no tiene acceso a esos servicios“, manifestó en una entrevista para BBC en 2011.

En el mismo artículo, Ravi Shankar declaró que “La espiritualidad no tiene precio, sin embargo se hacen ciertos cargos para costear los gastos del programa y no hay nada malo en eso”.

Pese a ello, la cantidad de plata recaudada supera por mucho el costo de los gastos, por lo que Sri Sri Ravi Shankar señaló: “La fastuosidad es contraria a la espiritualidad, pero la comodidad, no. La austeridad no tiene que implicar sufrimiento. Uno no tiene que vivir en una choza con goteras, con frío y sólo una cobija. Eso no es señal de espiritualidad. Cuando hace calor no tienes que estar bajo el sol para ser espiritual… ¡puedes tener aire acondicionado, sin problema!.

Para un Gurú el dinero no viene nada mal, pero tampoco lo ha salvado de los problemas.

En 2012, el Fisco argentino investigó las cuentas de la fundación “El Arte de Vivir”, sí, esa misma encabezada por Sri Sri Ravi Shankar, según lo reseñado por EFE.

La Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP) pidió a la Justicia Penal Tributaria que determinara el origen y destino de los 20 millones de pesos (4,3 millones de dólares) que la organización facturó como “donaciones“.

El ente envió un “reporte de operación sospechosa” a la Unidad de Información Financiera(UIF), que investiga los casos de lavado de dinero.

La denuncia se emitió en medio de los meetings espirituales, pero salió a la luz posterior a dichas conferencias y meditaciones.

La relación entre Ravi Shankar y Rashtriya Swayamsevak Sangh

De acuerdo con lo reseñado por lapoliticaonline.com en 2016, pese a que Ravi Shankar es un icono universal de la meditación, en India algunos sectores lo vinculan con una organización paramilitar que además de estar acusada de aniquilar miles de musulmanes, es señalada como la autora del asesinato de Mahatma Gandhi en 1948.

El sociólogo argentino Gabriel Puricelli recopiló fragmentos del libro “El extraño ascenso de la India”, cuyo autor es Edward Luce, periodista inglés, comentarista y columnista del Financial Times.

En esa investigación se asocia a Sri Sri Ravi Shankar con la Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS), una organización fundamentalista que promueve la superioridad de la religión hindú y está acusada de matar a 2 mil musulmanes en 2002. El brazo político de esta organización es Bharatiya Janata Party (BJP), el partido que gobernó India desde 1998 hasta 2004.

Sri Sri Ravi Shankar con el Fiscal General designado por la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Tarek William Saab

En la actualidad, Shankar fue convocado por el líder de la dictadura chavista para salvarles la vida ante el gobierno encargado, liderado por Juan Guaidó, en una nueva, y polémica, jornada de negociaciones, la cual se llevará a cabo en Barbados.

“Enseñó a meditar” a las Farc en Cuba

El mediador y gurú indio Sri Sri Ravi Shankar, que visitó recientemente a Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, también participó en el proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc con sus “encuentros de conciliación”, cuando enseñó a meditar a los negociadores de la guerrilla en La Habana.

EFE/ERNESTO MASTRASCUSA

Según EFE, en 2015, Ravi Shankar se reunió con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y posteriormente viajó a Cuba para mantener un encuentro de tres días con comandantes de la guerrilla de las Farc, a los que urgió entonces a seguir “el principio gandhiano de la ‘No violencia’”.

“Inicialmente los líderes guerrilleros estaban un poco reticentes a reunirse conmigo, pero después de meditar a mi lado varios días entendieron mi punto de vista”, afirmó el llamado gurú en una rueda de prensa organizada por la Macrorrueda para la Reconciliación en Cali.

EFE/ERNESTO MASTRASCUSA

Shankar también relató que al menos quince personas, todas integrantes de la delegación de las Farc en Cuba, participaron en las jornadas de meditación y señaló al jefe negociador, alias “Iván Márquez” como el guerrillero que más se involucró en las sesiones de relajación espiritual.

Asimismo, el Ravi Shankar sugirió que poco después de iniciar esta “terapia” con los líderes guerrilleros, las FARC declararon el alto al fuego.

El representante de “El arte de vivir” detalló que las sesiones de meditación tenían una duración de dos o tres horas y se prolongaron durante varios meses.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *