Tal Cual: Iván Hernández Dala, el general que blinda a Maduro en dos frentes | Venezuela

Sofía Nederr
Tal Cual

La conducta del direcctor del Dgcim, el general Hernández Dala, quien egresó el Ejército en 1988 y ha sido señalado como violador de derechos humanos, lo han llevado a ser sancionado por los gobiernos de Estados Unidos, y de Canadá, así como la Unión Europea. La medida más reciente fue emitida por la administración Trump luego del fallecimiento del capitán Rafael Acosta Arévalo en medio de denuncias sobre tortura

Los cuestionamientos y las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos han sido la marca de la gestión del mayor general Iván Rafael Hernández Dala como jefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). La nube negra sobre el oficial del Ejército recrudeció con la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, detenido el 21 de junio por presuntamente participar en una conspiración, y en medio de señalamientos sobre tortura durante la semana en que estuvo recluido.

Pero además Hernández Dala ejerce, de forma simultánea, el mando de la Guardia de Honor Presidencial (GHP) con lo cual el gobernante Nicolás Maduro se blinda con el militar en dos frentes clave para su permanencia en el poder.

“La razón por la que Maduro mantiene al general Hernández Dala en esos dos cargos  es porque no confía en nadie, paga y se da el vuelto. De esta manera, obliga a que no pueda investigar a funcionarios militares que están en su mismo entorno”, señala un general activo, que solicitó el anonimato a TalCual.

El oficial  añade que aunque el fiscal constituyente, Tarek William Saab, acusó al teniente Ascanio Antonio Tarascio (GN) y el sargento segundo Estiben José Zarate (GN), como presuntos responsables de la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, y se les acusó por homicidio preintencional con causal; resulta vital que se establezcan las responsabilidades sobre la autoría intelectual de los hechos de tortura.

Agrega que la investigación podría arrojar evidencias que involucren a los mandos militares.

“Hernández Dala es responsable directo al no cumplir su obligación constitucional de velar por los derechos humanos y condición de salud del procesado, en este caso el oficial superior Rafael Acosta Arévalo”, dijo el general activo que insistió en el anonimato.

Subraya que una indagación imparcial sobre este y otros casos deben conducir a organismos como la Corte Penal Internacional. Añade que no pueden perderse de vista las afirmaciones de Maduro, quien ha dicho en diversas oportunidades que serán implacables con los conspiradores.

Por su parte, el abogado Alonso Medina Roa, defensor del capitán Acosta Arévalo, dijo que insistirán en una investigación internacional que incluya a la cadena de mando de la Fuerza Armada Nacional (FAN). Aseveró que “días previos el capitán de corbeta se había practicado un examen médico que indica que no tenía ninguna dolencia, ni problema físico. Ellos no contaban con que ese informe existía”.

La urgencia de una investigación internacional de las torturas en la sede de la Dgcim también fue señalada por el diputado José Luis Pirela (fracción 16 de julio), el martes 2 de julio. El parlamentario expresó: “Solicitamos una investigación internacional contra el general Iván Hernández Dala, quien es director y responsable de la Dgcim. ¿Cómo es posible que en un despacho donde este señor es jefe, se tortura a un preso que de paso es militar?”.

Lea el reportaje completo aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 34 = 42